Mercado Financieros


El cierre de los mercados financieros asiáticos la jornada de hoy ha sido plano con la excepción del Sensex de la India.

Parece que la semana festiva que afecta tanto a Hong Kong como a la China continental está resultando decisiva para que el resto de mercados asiáticos se mantengan pasivos. Si a esto unimos un mal cierre de Estados Unidos no auguraba una jornada de emociones.

El Nikkei cerró con ascenso de tan sólo el 0,15% y el ASX con un descenso del -0,02% sólo el Sensex fue capaz de cerrar con un fuerte avance del 1,7%.

El cierre en positivo del Sensex se debió a la disminución de la reserva bancaria en 0,5% quedando en 5,5%. Esta medida al igual que la que sucedió en China busca la entada de liquidez en los mercados y se espera que dote tanto a los mercados financieros como al crédito de una $6.370M. Pero desde mi punto de vista el alcance de la medida será mínimo y los más probable es que las entidades financieras dediquen la mayor parte de este dinero a cubrir sus propias necesidades tal y como ha ocurrido en Europa.

La mejor medida que hubiera podido tomar el RBI hubiera sido la baja da de los tipos de interés, con el fin de incentivar a el consumo y l crédito a las empresa. En estos momentos las 13 subidas de tipos de interés han terminado haciendo su efecto sobre la inflación ya que se espera que en este trimestre alcance el 7%.

Esta necesidad de baja de tipos de interés de es aún más justificada cuando el mismo RBI ha bajado sus previsiones de crecimiento del 7,6% al 7%, siendo esta la primera bajada pero ya se verá que no va a ser la última.

La falta de crédito, un débil consumo interno y unas empresas agobiadas por lo créditos son el perfecto caldo de cultivo para que las consecuencias de la cris europea se hagan notar con fuerza a lo largo del 2.012.

En la jornada de hoy también hemos conocido que el gobierno japonés ha dado a conocer que espera que el PIB se contraiga un 0,4% frente a su anterior predicción que hablaba de un crecimiento del 0,3%.  La actual previsión para 2.012 también ha variado y ha pasado de una horquilla de 2,4%/2,1% a 2,1%/1,8%.

Esta contracción del crecimiento se une a una disminución en su balanza de pagos, que si bien aún expositiva, si el actual deterior de sus exportaciones continuo junto a una débil demanda interna veremos a parecer en la balanza comercial japonesa números tojos por primera vez en mucho tiempo.

Si Japón quiere reducir las consecuencias de la crisis de la deuda soberana sobre su propia deuda, recordemos que Japón es el país que más deuda neta tiene del mundo, 120% del PIB, deberá estimular el consumo y evitar la salida de sus fábricas al extranjero como ya alguna de ellas esta haciendo debido a la fortaleza del yen y la débil demanda interna. Por cierto, este estímulo de la economía no se consigue aumentando los impuestos tal y como tiene previsto el Primer Ministro japonés.

Respecto a la jornada de mañana es de esperar que los mercados financieros asiáticos abran en negativo presionado por el más que probable cierre en negativo de Estados Unidos y los cierres en negativo de los principales mercados financieros europeos.
 
Top