China China HSBC


El cierre de la semana de la semana ha sido muy positivo para los mercados financieros asiáticos, la mayoría de los principales índices han subido entorno al 1%.

Por mercados, el Kospi ha sido uno de los que más ha subido cerrando con beneficios del 1,82%, le ha seguido el Nikkei con una subida del 1,47%. Los mercados financieros chinos han sido algo más moderados con una subida del 1% en el caso del Shanghái Composite y del 0,9% del Hang Seng.

El ASX finalizó la semana con una suave subida del 0,59% y el Sensex del 0,60%. Parece que la salida del año del conejo que ha sido negativa para el conjunto de la zona y el comienzo del año del dragón da nuevas esperanzas a los inversores.

Pero aparte de las esperanzas en el nuevo año, en estos días se han dado una serie de circunstancias positivas que han permitido cambiar de momento la dinámica bajista de los mercados financieros asiáticos. Estas han sido la falta de repercusión, por estar ya descontado de la baja da rating de Francia y otros países de la zona euro, esta falta de repercusión se ha visto confirmada por el buen resultado de las subastas de deuda soberana de España y Francia.

También han acompañado los datos macroeconómicos de los Estados Unidos que ha sido mejor de lo esperado.

También es necesario resaltar para que el clima fuera el indicado para animar a los inversores, la rápida respuesta del FMI ante la crítica situación de Grecia, Hungría y el peligro de pérdida de potencia del EFSF con un aumento de $500.000M del fondo de rescate del FMI para países con problemas de endeudamiento. El montante final del fondo será de $1B.

Estos fondos, junto con el EFSF suponen de momento un respiro en la actual crisis de la deuda soberana europea.

Pero no sería una persona razonable si pensara que este clima de euforia es algo permanente y que la tendencia bajista se ha roto y que podemos entrar en un momento alcista. No es bueno pasar de la pena a la alegría con rapidez. Tengo que reconocer que el Shangai Composite ha sido capaz de romper con cierta seguridad los 2.300 puntos y que China eta consiguiendo llegar a acuerdos individuales para el uso del yuan en las transacciones bilaterales, el último acuerdo ha sido con Arabia Saudí. Estos acuerdos son una manera peculiar de internacionalizar el yuan por un camino diferente a la eliminación del control del cambio.

Otra estrategia que está probando el gobierno chino para la inyección de liquidez en sus mercados financieros es permitir a los gobiernos locales acceder a los fondos de pensiones para realizar inversiones en el mercado financiero y el de bonos. Esta medida que si bien permitirá el acceso a la liquidez de los mercados, también tiene un peligro evidente y es que los gobiernos locales han sido muy malos gestores de los fondos públicos y se han endeudado hasta límites cercanos a lo insostenible, por eso, me parece que no es muy buena idea dejarles gestionar los fondos de las pensiones de los trabajadores chinos.

En el lado negativo, el PMI de China se mantiene en terreno de contracción económica con un dato de 48.8 ( si quieres descargar el documento de Markit pincha aqui), un aumento de 0.1. Precisamente este tipo de datos que nos indican que la producción manufacturera sigue pasando por un momento delicado y que aún la economía china está en un cruce de caminos y que si bien yo personalmente creo que empeorara, puede que se dé el milagro y vulva a crecer a niveles de dos dígitos.

Por último y en positivo, destacar el crecimiento de los ingresos fiscales de China al 24,8%, mientras que los gastos aumentaron un 21,2%. Estas buenas cifras permiten mantener un endeudamiento al gobierno central de tan sólo el 1,1% del PIB.

No quiero terminar sin felicitar a los ciudadanos chinos por la entrada del año del Dragón y espero que disfruten de la semana que tiene de fiesta, a los demás desearles como siempre que pasen u buen fin de semana y nos vemos nuevamente el lunes.
 
Top