Repsol YPF


Moody's con la rebaja de Repsol lo único que hace es analizar el impacto de la expropiación de Repsol en YPF y que ha repercutido en el perfil crediticio de la empresa y que la expropiación supone la afectación de un tercio en sus datos consolidados y el 50% de su producción de hidrocarburos.

Esta compleja situación ha hecho que Repso, tome medidas para contrarrestar estas pérdidas reduciendo en dividendo utilizando programas scrip dividend permitiendo intercambiar las acciones preferentes por bonos, y la desinversión en sectores no estratégicos buscando el poder tener la mayor liquidez posible.

Si bien estas medidas permiten a la entidad crediticia mantener una perspectiva positiva sobre Repsol, aunque se mantendrá vigilante debido al entorno complicado en que se mueve la economía española e internacional en general

Nota de prensa de Moody's

Moody 's Investors hoy ha rebajado la calificación de emisor a largo plazo de Repsol, SA ("Repsol") a Baa3 desde Baa2, el senior no garantizada de largo plazo: de Repsol International Finance BV a Baa3 desde Baa2 y su calificación de corto plazo de Prime-3 de la Prime-2. Al mismo tiempo, Moody 's ha rebajado la calificación de las acciones preferentes de Repsol International Capital Limited a Ba2 desde Ba1. La perspectiva de todas las calificaciones es estable.

CLASIFICACIÓN FUNDAMENTO

"La rebaja de la calificación refleja el impacto negativo de la expropiación de la Argentina del 51% de las acciones de Repsol en YPF en el perfil crediticio general de Repsol", dice Francois Lauras, el presidente de Moody Vice - Oficial de Crédito Senior y analista principal de Repsol. "La pérdida de su participación mayoritaria en YPF reduce la escala y diversidad de perfil de negocio de Repsol, y priva al grupo de activos importantes y el flujo de dividendos de YPF", añade el Sr. Lauras.

En el año fiscal 2011, YPF representó aproximadamente un tercio de los consolidados de Repsol reservas probadas y casi la mitad su producción de hidrocarburos (sobre una base proporcional). La expropiación también aumenta la exposición relativa del grupo para el sector del refino europeo, que recientemente ha sido cuestionado sobre todo debido a la sobrecapacidad y las condiciones de debilidad de la demanda, y los problemas económicos que afectan actualmente a sus principales mercados aguas abajo de España y Portugal.

Desde un punto de vista financiero, la acción del gobierno argentino se ha traducido en un deterioro material en la métrica de crédito de Repsol. Esto llega en un momento en que Repsol está presente en el gasto de capital de alta a fin de que sus proyectos de exploración más importantes en el mercado, lo que Moody 's espera que resulte en mayor flujo de efectivo libre negativo (antes de las desinversiones) para el grupo en los próximos dos años. El grupo ya no derivar un ingreso de dividendos estable y sustancial de YPF, que desde 2003 ha tenido un promedio de más de USD 1 mil millones por año. En 2011, los dividendos de YPF representó alrededor del 30% del flujo de caja de Repsol mantiene. Mientras tanto, el nivel y el calendario de cualquier compensación monetaria que Repsol podría obtener del gobierno argentino sigue siendo muy incierto.

Moody 's reconoce el amplio conjunto de acciones correctivas iniciadas por la gestión de Repsol en respuesta a la expropiación de YPF, ya que trata de reducir la deuda y conservar dinero en efectivo. Las medidas incluyen: (i) una reducción en la proporción de pago de dividendos en paralelo con la introducción de un programa scrip dividend, (ii) el intercambio de acciones preferidas en circulación del grupo en bonos obligatoriamente convertibles, y (iii) la venta de la balanza de las acciones propias readquiridas de Sacyr en diciembre de 2011, así como la desinversión de activos no estratégicos, que se espera recaudar alrededor de 2 millardos de EUR durante el período 2012-2016.

Sin embargo, Moody 's advierte que la implementación de estas iniciativas, inevitablemente, conlleva el riesgo de ejecución. Si bien los programas scrip dividend recientemente por corporaciones y bancos españoles han disfrutado de niveles relativamente altos de aceptación, la adopción de scrip dividend Repsol podría caer por debajo de gestión de las expectativas en torno al 50%. Además, la proporción de titulares que la opción de intercambiar sus acciones preferentes en bonos obligatoriamente convertibles es incierto.

En una nota más positiva, recientemente Repsol exitosa trayectoria de fortalecer su base de recursos de hidrocarburos (principalmente a través de descubrimientos de exploración) y el desarrollo de una sólida reserva de proyectos deberá dar un impulso significativo a su perfil de producción y la generación de flujos de caja durante los próximos cinco años . Además, Moody 's se esperaría que la reciente expansión de la capacidad de la refinería de Repsol de conversión en España para ofrecer algún apoyo a sus márgenes en sentido descendente y la rentabilidad en medio de un entorno operativo difícil.

Moody 's considera que la posición de liquidez de Repsol para los próximos 12 meses es satisfactoria (con la madurez considerable de bonos programada siguiente, en julio de 2013). Sin embargo, la agencia de calificación seguirá de cerca el progreso del grupo en la renovación de sus líneas de crédito comprometidas en el contexto del entorno operativo inestable que afecta a los sectores de la banca española y europea, y en la obtención de fondos adicionales a través de mecanismos de financiación nuevos y / o cesiones de activos.

La perspectiva de calificación estable refleja la expectativa de Moody de que la aplicación oportuna de Repsol de las diversas iniciativas a raíz de la expropiación YPF, en paralelo con la ejecución exitosa de sus proyectos de exploración más importantes, ayudará a fortalecer su perfil financiero y la posición de sus indicadores crediticios en línea con la calificación de Baa3, incluyendo el flujo de efectivo retenidos (RCF) / deuda neta (basado en el método de la participación de Gas Natural) por encima del 25%.

¿QUÉ PUEDE CAMBIAR LA CALIFICACIÓN ARRIBA / ABAJO

Moody 's considera que una suba en la calificación es poco probable en el corto plazo. Sin embargo, un impulso positivo para la calificación podría resultar de una reducción permanente y significativo en el endeudamiento de Repsol, junto con un fortalecimiento material de la capacidad del grupo de la generación de flujo de caja operativo, impulsado por la exitosa puesta en marcha de sus proyectos clave de crecimiento ascendente. Esto sería muy probable que se evidencia por una marcada mejoría en los indicadores financieros del grupo, incluyendo RCF / deuda neta (basado en el método de la participación de Gas Natural) aumentando notablemente por encima del 30% sobre una base sostenible.

Por el contrario, la presión de calificación negativa podría surgir si Repsol no pudieron volver a colocar sus indicadores financieros en línea con la calificación de Baa3, como resultado de (i) la imposibilidad de ejecutar las acciones correctivas de manera oportuna, (ii) retrasos significativos y costos adicionales que afectan a sus principales proyectos aguas arriba y / o (iii) un desempeño operativo más débil de lo esperado en los supuestos de los precios actuales de Moody. Resistencia a la presión negativa también podría surgir de cualquier deterioro en el perfil de liquidez del grupo como resultado de la incapacidad de mantener líneas de crédito suscritas banco y / o recaudar fondos adicionales a través de mecanismos de financiación nuevos y / o cesiones de activos.

Metodología principal

La principal metodología utilizada en estas clasificaciones era mundial de petróleo integrada y Gas Industria publicó en noviembre de 2009. Por favor, consulte la página de Política de Crédito en www.moodys.com para obtener una copia de esta metodología.

Con sede central en Madrid, España, Repsol es una petrolera y gasista integrada con las reservas totales consolidados probadas de hidrocarburos de 2,1 millones de barriles de petróleo equivalente (boe) (incluida la contribución de YPF de aproximadamente 1,0 mil millones de boe) en el 2011 de fin de año y una fuerte la presencia de aguas abajo en la Península Ibérica. En 2011, el grupo registró unos ingresos de explotación consolidados de EUR63.7 millones de dólares y la producción de hidrocarburos de 290 millones de boe (incluida la contribución de YPF de 181 millones de boe).
 
Top