La conjura de los necios

Después de conocer los resultados de las elecciones en Grecia el domingo y hoy lunes la noticia de que el informe de la auditoria a la banca española se pospone hasta septiembre,me ha resultado fácil llegar a  la conclusión de que los políticos europeos no saben como responder a la actual crisis y que lo único que se les ocurre es reducir gastos sociales, aumentar los impuestos y empeorar las condiciones laborales de los trabajadores.

Ante esta conclusión de más que evidente me he dado cuenta que hay una intención más subrepticia de los políticos y es la destrucción de los derechos de los trabajadores con el fin de retroceder al siglo XIX y reinventar el capitalismo desde sus inicios eliminando cualquier alternativa al actual sistema capitalista independientemente del sistema político predominante.

Si se observan las indicaciones del FMI o del BCE, siempre mantiene una constante y es "flexibilización del empleo". Esta flexibilidad sobre las condiciones laborales busca por medio del miedo no sólo una reducción drástica de los salarios en busca de una mejora de los costes, sino también la eliminación de los avances sociales del siglo XX de tal manera que reaparezcan nuevamente los "siervos de la gleba" de la Edad Media. 

Estos nuevos trabajadores "Low cost", o nuevos "siervos de la gleba" priorizan la supervivencia, frente a los derechos. Es tan simple como que con unos salarios mínimos que a duras penas llegan a cubrir los costes básicos, se crea una dependencia de supervivencia  hacia los empleadores que provén de lo estrictamente necesario al trabajador, evitando que haya un exceso que le haga buscar una mejora en sus condiciones de vida.

Estas palabras suenan a otros tiempos que creía superados, pero desde mi punto de vistas vuelven a tener relevancia en un momento donde el miedo al empeoramiento de la actual crisis económica esta permitiendo a los políticos aplicar medidas que ni tan siquiera mayores defensores de la libertad de mercado se hubieran imaginado que se podrían aplicar.

Esta "conjura de los" políticos europeos y más en concreto de los países intervenidos o punto de intervenir, como el caso de España esta comandada por "necios" que con tal de mantener sus privilegios están dispuestos a sacrificar a sus respectivos pueblos.

La realidad es que con una política de empleo basada en la reducción drástica de los salarios para la mejora de los costes no permite el necesario impulso del consumo interno, motor fundamental para el crecimiento de cualquier economía. Además evita la búsqueda de reducción de costes por otros caminos mas lógicos como son la investigación y el desarrollo o la búsqueda de nuevos mercados, etc.

La actual sociedad al igual que la antigua Grecia se enfrenta a un gran reto. Permitir el retroceso de las libertades y los derechos comandado por políticos y grandes capitales o buscar un avance hacia una economía más sostenible y socialmente más avanzada.

La antigua Grecia opto por el cambio y desbanco a la aristocracia promoviendo el nacimiento de la Democracia. Europa y los piases avanzados tendrán el valor y la capacidad de buscar un nuevo modelo social y preferirán un retroceso en el tiempo volviendo a tiempos mas turbulentos.

La respuesta a estas dudas sólo las conoceremos con el paso del tiempo, pero tanto para una opción u otra la simiente ya esta sembrada.


 
Top