Crisis Unión Europea

A medida que va pasando el día descubro informes sobre España y la recapitalización de la banca española. Estos informes que podrían haber sido meras especulaciones, ahora toman un especial valor por la petición del Gobierno español a la Unión Europea de €100.000M.

Frente a otras instituciones, Mody's considera que el caso de la banca española no tiene capacidad de contagio al resto de la banca europea si exceptuamos Italia. En ambos caso el peligro subyace en la excesiva dependencia de ambas bancas del Banco Central Europeo.

Este argumento de Moody's podría ser perfectamente aceptado si la memoria fallase y nos olvidáramos por ejemplo de ING en Holanda o Dexia el banco franco-belga. Y tampoco es conveniente olvidar que el BCE no sólo prestó 260.000 a España, sino que los restantes €840.000M están repartidos por toda Europa.


En este estudió Moody's también plantea una hipotética salida de Grecia de la Unión Europea y en este caso no sólo habla de el impacto directo sobre las calificaciones de paises como Chipre, Portugal, Irlanda, Italia y España, sino que mantiene que la salida de Grecia repercutiría sobre la calificación crediticia de todos los países de la Unión Europea, incluidos los que aún se mantienen con calificaciones altas.

Por último destacaría la visión de Moody's sobre la interpretación de la actual crisis, por una parte los políticos y por otra parte del mercado. En el primer caso ven la crisis como una defunción temporal del mercado y en el segundo caso consideran en centro de la crisis los errores institucionales. Esta diferencia de criterios hace que Moody's concluya que existe una fractura entre inversores e instituciones que propicia la pérdida de confianza y los problemas de liquidez a los que estamos asistiendo.

Análisis de Moody's
Cuando nos rebajó un número de calificaciones soberanas de zona euro en febrero, nos indica las nuevas calificaciones que resistentes a cierto deterioro en las perspectivas macroeconómicas, algunas caídas sobre objetivos fiscales y un aumento temporal en la financiación de los costos. , No obstante,asignó perspectivas de calificación negativa para indicar que los riesgos de la transición de calificación permanecieron fuertemente sesgado a la baja.

Desde entonces se han materializado dos acontecimientos importantes de crédito:

» Principales fuerzas políticas en Grecia aparecen ahora intención de renegociar su memorando de Entendimiento (MOU) con la Troika, que puede pedir la Troika a retener fondos y llevar a una salida de Grecia de la zona del euro; y

» En España, ha aumentado las estimaciones oficiales del coste de la recapitalización del sistema bancario
bruscamente mientras dependencia indirecta de España (y de Italia) en el Banco Central Europeo (BCE)
está creciendo la financiación a través de sus bancos.

Aparente necesidad de España para obtener apoyo de las instituciones de zona euro para financiar su capital de Banco contribuciones tiene implicaciones negativas de crédito para el soberano. Sin embargo, la banca España problema es en gran medida específica para ese país y no necesita ser una importante fuente de contagio para otros países de la zona euro, excepto para Italia que comparte con España un creciente financiación Dependencia del BCE a través de sus bancos.

En contraste, los acontecimientos recientes en Grecia tienen consecuencias negativas no sólo para Grecia; también podrían conducir a una reevaluación fundamental del riesgo de crédito en toda la zona euro periferia y quizás más allá. Fueron Grecia a abandonar el euro, planteando una amenaza para el euro continuó la existencia, tendríamos que revisar todas euro zona soberana calificaciones, las incluidas de las Naciones de la Aaa.

Salida de Grecia del euro implicaría pérdidas considerables para los inversores en valores griegas, tanto directamente como resultado de la redenominación e, indirectamente, como consecuencia de la luxación macroeconómica severa asociada. También implicaría riesgos de contagio muy importantes en toda la zona del euro. En particular, la posición de crédito de Chipre, Portugal, Irlanda, Italia y España se deterioran como el aumentó el riesgo de una salida griega.

Este comentario especial examina el efecto de esos dos conjuntos de la evolución en las calificaciones soberanas. Nuestras opiniones sobre las consecuencias específicas del país para Grecia figuran en nuestro extraordinario relacionado Comentario griego techo país refleja una mayor riesgo de salida de la zona Euro: implicaciones para Griego había domiciliado Ratings, 01 de junio de 2012.

Introducción

La crisis de la deuda de zona euro ha empeorado en las últimas semanas. Ahora está claro por defecto de Grecia al inicio del año marcó un cambio a una meseta de riesgo mayor, no el fin de la incertidumbre. El Banco Central Europea  (BCE) en su papel como proveedor de liquidez temporal no puede resolver las tensiones en los mercados de financiación en el mediano plazo, y no lo ha hecho: la calma temporal inducido por el BCE a largo plazo Refinanciación de la operación (LTRO) ha disipado, mientras la pronunciada tendencia a la renacionalización de bonos del Estado y otros mercados de financiación continúa exponer los países periféricos a la pérdida de acceso a los mercados.

Últimas semanas han visto dos acontecimientos principales de crédito. Ahora aparecen fuerzas en primer lugar, políticas en Grecia intención de renegociar su memorando de entendimiento (MOU) con la Troika, que pueden pedir la Troika a retener fondos y llevar a una salida de Grecia de la zona del euro. En segundo lugar, en España, estimaciones oficiales sobre el coste de la recapitalización del sistema bancario han aumentado bruscamente en está creciendo la misma dependencia indirecta tiempo como España (Italia) BCE financiación a través de sus bancos. El Gobierno español es cada vez más probable a buscar apoyo externo para sus esfuerzos de recapitalización.

Eventos en España podrían ser significativos para nuestra evaluación de los riesgos a los acreedores de los españoles Gobierno y para su clasificación. Salida de Grecia tendría profundas implicaciones para la continuidad de la zona del euro y por lo tanto para calificaciones soberanas en toda la periferia del euro.

Factores subyacentes Crisis siguen estando en gran medida sin resolverse

En su raíz la crisis de deuda soberana es una crisis de confianza en las instituciones de la zona euro y estructura; confianza debe restaurarse si el euro es sobrevivir en su forma actual. No creemos las medidas adoptadas por los encargados hasta la fecha, sin embargo bien intencionado, logrará ese objetivo.

Los responsables políticos enfrentan un dilema, tratando de resolver una crisis existencial mientras que carecen de una visión compartida de la futura dirección política y económica de la zona euro. La solución a largo plazo radica en la reforma de el marco institucional para facilitar la eliminación de los desequilibrios fiscales y macroeconómicos y en mayores niveles de productividad y crecimiento: una manera larga y costosa, con muchos obstáculos políticos y sociales. Tales medidas carecen de apoyo fuera de la Comisión Europea y la política en su lugar se centra en medidas para mejorar las finanzas del Gobierno y de las reformas estructurales para estimular el crecimiento. El vehemencia del debate alrededor de crecimiento versus austeridad a veces puede enmascarar el hecho incómodo que la zona del euro tiene más de allí ambos que es probable que al ser alcanzado por un tiempo y que es poco responsables de las políticas pueden hacer al respecto. El logro de los objetivos de la política, por tanto, llevará tiempo, ofreciendo amplias posibilidades de choques que se produzca como flujos y reflujos de credibilidad política.

Los reflujos y corrientes reflejan, a un nivel más profundo, el desajuste entre las percepciones de los políticos y los inversores de la causa de la crisis. Los políticos parecen ver este problema como una disfunción del mercado temporal exacerbada por la crisis financiera y la recesión posterior y los problemas de deuda aquellos creados. Los inversionistas tienden a ver el problema como una reacción a los desequilibrios crecientes e insostenibles debido a fallas institucionales. El desajuste de los diagnósticos da como resultado una pérdida de confianza que a su vez crea presiones de liquidez y la posibilidad de choques de crédito mutua.

Cuanto más persiste la crisis, menos probable es que se produzcan choques en aislamiento. Por otra parte,
choques sucesivos convertirse en cada vez más costosos tratar, ya que erosiona la credibilidad de la política y la cantidad aumenta el apoyo brindado. En cada punto de la zona del euro principales Estados deben decidir si (i) a hacer más compromisos para una reforma profunda de la estructura institucional de la zona del euro; (ii) acceder a una mayor armonización fiscal indirectamente acordando financiar una parte creciente de periférico deuda de los países; o (iii) a aplazar la cuestión por ingeniería predeterminados por Naciones más endeudadas. Hasta la fecha, la estrategia se ha centrado en la segunda opción, pero esto es sólo una estrategia sostenible si crecimiento y política se puede confiar. En ausencia de ambos, cambió la estrategia para tratar con Grecia eventualmente a la tercera opción. El riesgo para los inversionistas es que ese patrón se repite en otros lugares.

Sin embargo, excepto en el caso de Grecia dejando la zona del euro (y quizás entonces), no lo hacemos Esperamos ver cambios sustanciales en la política en el corto plazo. Los políticos serán apurados hacer progreso real sobre integración fiscal más profundo, a mediano plazo este año, o el avance de la integración económica más allá de pequeña escala 'iniciativas de crecimiento', presentadas como complementaria a las iniciativas fiscales. Strong las declaraciones hechas recientemente sobre la singularidad de Grecia disuadirá a las autoridades de la empresa PSI iniciativas ulteriores este año. Pero tampoco hay probablemente voluntad política para avanzar decididamente hacia un mutualización de los riesgos derivados de hojas de balance de Gobierno y sectores de la banca. La política es improbable que flex más allá de paquetes parciales (por ejemplo, una línea para apoyar los esfuerzos del Gobierno español para apoyar sus bancos) y las compras de las intervenciones del BCE a través de LTRO o directa bonos soberanos en el mercado secundario.

En consecuencia, el euro sigue enfrentando una amenaza profunda de las tensiones internas inherentes a su diseño. Creemos que cualquier salidas desde la Unión podrían catalizar las tensiones. La zona del euro las autoridades tendrían que actuar con unanimidad, velocidad y resolución para dibujar una línea creíble en la arena para evitar contagio socavando la solvencia y finalmente la composición de otros periféricos soberanos... No, tienen hasta la fecha, ha demostrado la capacidad para hacerlo.

Presiones amplias escalen: Amenaza por una salida griega

De importancia para la zona euro en su conjunto, la probabilidad de salir de la Unión monetaria de Grecia ha aumentado sustancialmente recientemente. Tras las elecciones de Grecia el 6 de mayo ha provocado una escalada de preocupación, tanto entre los participantes del mercado y los responsables políticos, sobre la probabilidad de un callejón sin salida entre Grecia y sus partidarios financieros con respecto a la renegociación de los términos del país MEMORANDO DE ENTENDIMIENTO. Representantes de la Troika han indicado que serán retener el próximo desembolso previsto de los fondos si no se respeta el memorando de entendimiento.

Sin esos fondos, Grecia se vería obligada a encontrar una fuente alternativa de financiación, que podría conducir a la introducción de una moneda diferente, controles de capital y redenominación forzada del financiero contratos. Planificación por partes públicas y privadas, tanto de imprevistos es señalización preocupaciones entre muchos que las autoridades de la zona de euro son de alguna manera de articular una solución convincente a la estancamiento actual. Aunque no es nuestro escenario central, creemos que el riesgo de dicha redenominación es sustancial en el corto plazo y en los próximos años.

La salida, al producirse, representaría  un momento definitorio para la moneda única y confirmar que el crisis es existencial para el euro. La zona del euro se verían divisible, y en ausencia de acción rápida y decidida por la zona del euro que las autoridades las presiones sobre los miembros restantes aumentando inexorablemente y potencialmente muy rápidamente. La posibilidad de la disolución del euro, mientras que aún se vería una probabilidad baja, ya no es insignificante.

La salida tendría un impacto inmediato y negativo en la posición de crédito de muchos otro zona euro soberanos. Aunque el impacto exacto que difieren entre países, esperamos que el actual programas por países (Portugal e Irlanda) y Chipre, España e Italia que más inmediatamente y los directamente afectados. Los canales de contagio incluiría los efectos perjudiciales sobre la confianza y posterior aumento en los costos de financiamiento soberanos; subraya el creciente sector bancario; y la resultante malestar macroeconómico socavar el crecimiento regional, haciendo el logro de las medidas de austeridad y reforma estructural cada vez más difícil.

Cualquier otro choque podría manifestarse como un rápido aumento en los rendimientos de deuda de Gobierno y, finalmente, en un parada repentina que deja el Gobierno no se ha podido refinanciar deuda de maduración. Además, presiones sobre sistemas bancarios de periferia país podrían derivarse del vuelo de depósito o corridas bancarias incluso deberían depositantes perder la confianza en sus sistemas bancarios nacionales, peor aún empiezan a cuestionar la probabilidad de su país permaneciendo dentro del euro. Aunque actualmente no hay tales presiones sobre los depósitos son evidentes para un grado significativo fuera de Grecia, flujos de capital desde la periferia hacia el núcleo indican el aumento potencial para una importante pérdida de confianza de los inversores y incluso un depósito ejecutar en uno de los periféricos Estados. Esperamos depositante preocupaciones en otros países periféricos para aumentar significativamente Grecia a abandonar el euro.

El apoyo a los gobiernos en tales circunstancias pueden tomar diversas formas: directa de financiación
el Fondo Europeo de estabilidad financiera (EFSF) o el mecanismo de estabilidad europea (ESM); EFSF/ESM financiación enruta hacia y a través del sistema bancario; o apoyo indirecto del mercado secundario de BCE las compras de bonos. Todas las opciones que tienen una cosa en común: no sería constituyen liquidez, compatibilidad con solvencia. Cuanto más largo sea el Gobierno permaneció bloqueado fuera de los mercados privados, la mayores la probabilidad de bonistas que se requiere para asumir las pérdidas.

Intensifican los riesgos a la baja: España en el foco

Aumento de las tensiones en los mercados financieros europeos indica un claro potencial para más golpes emergen. Irlanda y Portugal han evitado en gran medida la fama recientemente, teniendo en cuenta su desempeño cumplimiento de objetivos de austeridad y la ausencia de nuevas noticias inesperadamente malas que emanan de la economía o el sistema bancario en ambos países. Las presiones siguen siendo muy fuertemente centradas particularmente en España, sino también en Italia.

Ambos países tienen importantes necesidades de refinanciación a corto plazo que pondría en entredicho su emisión de deuda capacidad fueron las condiciones para seguir deteriorándose mucho y plantean desafíos significativos para el núcleo los Estados miembros de la zona euro fueron apoyo necesario desde el BCE o el EFSF/ESM. Ambos permanecer pararrayos por preocupaciones sobre la viabilidad de la moneda única, pues ambos tienen características que van al corazón de las debilidades institucionales de la zona del euro — por ejemplo Italia nivel de deuda considerable y grande déficit fiscal de España. Las diferencias estructurales entre estos dos grandes las economías y sus socios europeos del Norte seguirá crear tensiones dentro de la euro área incluso fueron la crisis a calmarse, pero esas tensiones se amplifica enormemente en las condiciones actuales. 

España enfrenta a presiones particularmente agudas que emanan de la considerable incertidumbre sobre la salud de su sector bancario. El más esperado recapitalización de Bankia plantea serias dudas en cuanto a la calidad de los balances de otros bancos y por lo tanto las finanzas del Gobierno tras recapitalizations futuras. El Gobierno parece cada vez más probable que buscar alguna forma de externo apoyo en sus esfuerzos para recapitalizar los bancos. Aunque el Gobierno mantiene acceso a privado los mercados, la dependencia de cualquier forma de apoyo externo, incluso indirecto apoyo dirigido a los bancos a fin de aliviar la carga de soporte para el sistema bancario, indica aumento de la presión financiera y sugerir que la probabilidad de que el Gobierno deba buscar apoyo más directo del EFSF y/o ESM en algún momento en los próximos años está aumentando. Dada la experiencia con PSI en Grecia y las intenciones expresadas por funcionarios del área de euro alrededor del desarrollo del ESM, Moody's considera las deudas de soberanos de zona euro que dependen del apoyo financiero del fuentes oficiales representan riesgos de grado de noninvestment porque futuro soporte – especialmente si es probable que se necesite para un sostenido período: probablemente se hará depender de pérdida compartir con inversores privados o in extremis retirado por completo. Estos riesgos están presentes independientemente de los términos explícitos en virtud del cual que apoyo es siempre, a menos que el apoyo es ilimitado e incondicional.

Posibles consecuencias de la calificación

Un aumento en la probabilidad de que Grecia salirse del euro sería negativo para la clasificación de Portugal, Irlanda, Chipre, España e Italia, independientemente, las presiones actuales en España podrían requerir acción de calificación para reflejar el incremento de los riesgos a los acreedores. 

En el momento de nuestras últimas acciones de calificación sobre soberanos europeos en febrero, dijimos que esperábamos las calificaciones reposicionadas para exhibir cierto grado de tolerancia a posibles situaciones de desventaja que pueden emergen. Sin embargo, la información sobre el estado del sistema bancario español y el aumenta probabilidad de Grecia, dejando la zona del euro cambios materiales representan actualmente no encapsulado en nuestras clasificaciones. Este último en particular aumenta la importancia de las presiones a partir a sentirse en otros lugares en la periferia, en particular en España e Italia. Una mayor preocupación sobre la continuidad de la zona euro podría tener consecuencias negativas para la capacidad de toda la zona del euro no Aaa soberanos para refinanciar deuda de maduración, exponiendo a bonistas para aumentar la probabilidad de default. 

Debe llegarse a algún tipo de acomodamiento entre Grecia y sus partidarios financieros que Evite el riesgo de salida (incluso una participación más ordenado predeterminado en explotaciones de deuda oficial o privado tan largo como parece ofrecer una garantía de permanecer en el euro), las clasificaciones de zona euro en general celebraría en su actual nivel por lo menos por ahora. Esto no excluye las acciones de calificación selectiva si justifica la luz de otros acontecimientos que afectan a la solvencia de soberanos individuales. Nos examinará las consecuencias de las crecientes presiones sobre el Gobierno español poco y
tendrá ninguna calificación más acción creemos que es necesario para reflejar el aumento del riesgo para los acreedores de la Gobierno español que necesitan buscar apoyo externo.

Sin embargo, fueron sucesos que aumenta la probabilidad de un griego salir en gran medida; es muy probable que el surgimiento de un gobierno antiético a acuerdo sobre el memorando de entendimiento que rigen financiera apoyo a Grecia y la ruptura de las negociaciones, tendríamos que revisar el impacto sobre el acceso para financiar un número de soberanos de la zona de euro. Esperamos que los actuales países de programa (Portugal e Irlanda) y Chipre, España e Italia para ser la más inmediata y directamente afectados.

El alcance de las acciones de calificación en ese momento dependerá de la fuerza y la credibilidad de la esperábamos que las autoridades del área de euro (incluido el BCE) a tomar para contrarrestar la interrupción de acciones probable en el caso de salida de Grecia — en otras palabras, sobre la claridad del compromiso político para evitar más salidas y el tamaño del compromiso financiero para evitar el contagio a otra zona euro emisores soberanos y sistemas bancarios. El menos cometieron y clara la respuesta de los políticos y la más negativa la reacción de los inversores a un creciente riesgo de una salida griega, más que retroceder las perspectivas de Irlanda y Portugal recuperar acceso a los mercados. Nos haría muy es probable que mover que sus valoraciones más abajo en grado especulativo para reflejar los riesgos asociados a los acreedores.

Además, una respuesta política Sin embargo, fueron sucesos que aumenta la probabilidad de un griego salir en gran medida; es muy probable que el surgimiento de un gobierno antiético a acuerdo sobre el memorando de entendimiento que rigen financiera apoyo a Grecia y la ruptura de las negociaciones, tendríamos que revisar el impacto sobre el acceso para financiar un número de soberanos de la zona de euro. Esperamos que los actuales países de programa (Portugal e Irlanda) y Chipre, España e Italia para ser la más inmediata y directamente afectados.

El alcance de las acciones de calificación en ese momento dependerá de la fuerza y la credibilidad de la esperábamos que las autoridades del área de euro (incluido el BCE) a tomar para contrarrestar la interrupción de acciones probable en el caso de salida de Grecia — en otras palabras, sobre la claridad del compromiso político para evitar más salidas y el tamaño del compromiso financiero para evitar el contagio a otra zona euro emisores soberanos y sistemas bancarios. El menos cometieron y clara la respuesta de los políticos y la más negativa la reacción de los inversores a un creciente riesgo de una salida griega, más que retroceder las perspectivas de Irlanda y Portugal recuperar acceso a los mercados. Nos haría muy es probable que mover que sus valoraciones más abajo en grado especulativo para reflejar los riesgos asociados a los acreedores.

Además, una respuesta política sentida por los inversores que tibias aumentaría el riesgo de refinanciación en
España e Italia sustancialmente, mientras Chipre quedaría excluido de los mercados internacionales de financiación. Chipre es el más directamente expuesto a una salida griega desde la zona del euro o un defecto más por Grecia Dado el impacto inmediato sobre el valor de las participaciones restantes chipriota bancos del Gobierno griego la deuda y sus otros riesgos griegos. Serían más problemas en el sector bancario chipriota afectan directamente el soberano, que es efectivamente apuntalamiento del sector. Un aumento en la probabilidad de salir de Grecia resultaría igualmente en Chipre calificación se mueven más en grado especulativo.

En España e Italia, salida de Grecia probablemente provocaría presiones para montar en el punto donde los soberanos serían necesario recurrir al EFSF/ESM apoyo financiero en algún momento en los próximos año. Las pruebas de solvencia que probablemente sería necesarias y la distribución de la carga que podría imponerse si apoyo financiero directo iban a ser necesarios para un período prolongado son incompatibles con la inversión calificaciones de grado; no creo que Grecia es única en este sentido. Por lo tanto nos movería el calificaciones de los soberanos hacia abajo hacia o en grado especulativo en previsión de ser de apoyo buscado (coherente con nuestro enfoque cuando Irlanda y Portugal entraron en programas de apoyo).

También podría considerar una mayor dependencia de apoyo indirecto, tales como préstamos externos dirigidos a bancos a fin de aliviar un soberano angustiado de la carga de soporte para su sistema bancario, que fuertemente indicativo del aumento de la presión financiera. Dependiendo del alcance de la intervención y la grado de presión financiera se pretende aliviar, podríamos considerar tal acción sea equivalente a la dependencia directa del apoyo externo, también justifica acción de baja calificación. 

El momento para posibles acciones de calificación es difícil de predecir, ya que sale de la diapositiva hacia un griego y la respuesta de los responsables políticos europeos podía extraerse bastante. Sin embargo, el resultado de la próximas elecciones en Grecia y el curso de las negociaciones inmediatamente después de la las elecciones, nos dirá mucho acerca de las perspectivas de reconciliación. Necesitamos revisar las calificaciones de esos países debemos concluir, con los resultados de las elecciones y la posterior negociaciones, que un alojamiento con la nueva administración era improbable.

Sólo podría anticiparse a la necesidad de cualquier acción inmediata en relación con las Naciones Unidas de la zona euro Aaa en caso de que la respuesta de las autoridades inducidas o no se ha podido detener la interrupción que nos juzga para ser tan graves como para plantear un corto plazo amenaza a la existencia del euro. Como dijimos en Octubre, disolución del euro sería firmemente crédito negativo para todos los soberanos europeos. Dada la amenaza que supondría una salida griega a la existencia del euro, fueron Grecia a abandonar el euro tendríamos que revisar todas euro zona soberana calificaciones, los de las Naciones de Aaa incluidos.


Conclusión

Debilidad institucional de la zona del euro ha manifestado en el crecimiento de privado significativo y sector público desequilibrios dentro y entre países de la zona euro desde la introducción del euro. Una u otra manera, esperamos que la crisis para resolver esos desequilibrios. Autoridades de la zona euro estrategia continúa a descansar para lograr ese objetivo gradualmente, mediante el crecimiento y austeridad, sin dando pasos significativos hacia el cambio institucional. Esa estrategia es difícil lograr en una tiempo de desapalancamiento del sector público, privado y financiero y en una frágil economía global. Incluso debe un aumento en el crecimiento interno de soporte de comercio mundial, los beneficios tendrían que trasladarse dentro de la zona del euro de países excedentarios a los déficit, ya sea a través del crecimiento en el consumo y inflación en los países excedentarios o a través de transferencias fiscales. Tampoco parece  probable que en el actual clima político.

El riesgo para los acreedores ha sido siempre si, como parece probable, esta estrategia es infructuoso, menor desequilibrios y mayor crecimiento en lugar de ello se logrará a través de una combinación de defecto y salidas desde la zona del euro. La probabilidad de resultados adversos más sube inexorablemente más la crisis persiste. Salida de Grecia de la zona del euro plantea riesgos fundamentales para la supervivencia de la zona euro en su forma actual y a los acreedores soberanos en toda la región. Esperamos que el actual programas por países (Portugal e Irlanda) y Chipre, España e Italia que más inmediatamente y acciones directamente afectadas y clasificación será probablemente debería aumentar aún más el riesgo de salir de Grecia.

Grecia aparte, aumentando las tensiones en los mercados financieros crea un claro potencial para más choques, con el foco especialmente en España e Italia. Las presiones sobre el Gobierno español se están convirtiendo en cada vez más evidente, y la experiencia sugiere fuerte correlación entre la percepción de los inversionistas de la dos gobiernos. Mientras que esas presiones todavía no han alcanzado un punto donde tendríamos que revisar nuestras clasificaciones soberanos europeos a través de la Junta como hicimos anteriormente en el año, tendremos que revisar el consecuencias de las crecientes presiones sobre el Gobierno español y toman cualquier calificación más las acciones que pensamos que son necesarios para reflejar el aumento del riesgo para los acreedores del Gobierno que necesitan buscar apoyo externo.

 
Top