Bandera de España


Resulta sorprendente la extraordinaria diferencia de lenguaje de los mercados y los políticos. Mientras que el Presidente del gobierno de España se niega ha hablar de rescate a la banca nacional, Moody's reacciona como ya hizo Fitch y rebaja la calificación de la deuda soberana española de A3 a Baa3, a un paso del bono basura y con una posible nueva bajada en los próximos tres meses

Continuando con el doble lenguaje, mientras que el Presidente de España habla de línea de crédito, Moody's considera que los €100.000M suponen una dependencia extrema del dinero de las instituciones, ya que la búsqueda de este dinero entre los inversores privados es cada día mas difícil para cubrir las necesidades de financiación del gobierno español.
Moody, plantea una realidad ya mencionada desde este blog y es  el carry trade realizado por las entidades bancarias españolas sobre la deuda soberana de España que ha permitido cubrir las necesidades de financiación de España, pero como muy bien recalca Moody, ese dinero no proviene del crédito privado, sino que procede del Banco Central Europeo, en definitiva, dinero generado desde las instituciones europeas al igual que el dinero que se ha pedido al EFSF.

La primera conclusión a sacar es que España y la banca española depende de las ayudas institucionales y para que esto cambie será necesario aplicar una política de estimulo del crecimiento.

Como consecuencia de esta rebaja también se ha visto afectado el FROB, institución a través de la cual se va a gestionar el rescate europeo de la banca, este ha pasado de A· a Baa3, también a un escalón del bono basura.

Con esta rebaja del FROB y la de esta mañana del ICO, Moody deja de manera meridiana que el camino de la economía española se deteriora por momentos. Esto se observa al predecir Moody que la deuda soberana alcanzará este año el 90% del PIB, por cierto, previsión mas alta que la realizço Fitch que calculaba este aumento entre el 80%/85%, y en aumento los próximo años. Fitch aventuraba que en el año 2015 rondaría el 100%.

Mala perspectiva para la economía española que va en camino a sufrir un impago selectivo en  el corto plazo.

Nota de prensa

 Moody 's Investors hoy ha rebajado la calificación de España de los bonos a Baa3 de A3, y también lo ha puesto en revisión para una baja adicional posible. Moody 's espera concluir la revisión en un plazo máximo de tres meses.

La decisión de rebajar el Reino de la calificación de España refleja los siguientes factores clave:

1. El gobierno español tiene la intención de pedir prestado hasta 100 euros millones de dólares del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o de su sucesor, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM), para recapitalizar su sistema bancario. Esto aumentará aún más la carga de la deuda del país, que ha aumentado de forma espectacular desde el inicio de la crisis financiera.

2. El gobierno español tiene un acceso muy limitado de los mercados financieros, como lo demuestra tanto su dependencia de la EFSF o ESM para los fondos de recapitalización y su dependencia cada vez mayor en sus bancos nacionales como los principales compradores de sus nuevas emisiones de bonos, que a su vez, la obtención de fondos de la BCE.

3. La continua debilidad de la economía española hace que el gobierno de la fuerza financiera y el debilitamiento de su mayor vulnerabilidad a una interrupción súbita en la financiación de un problema mucho más serio de lo que sería el caso si hay una expectativa razonable de crecimiento económico vigoroso en los próximos años.

Moody 's ha rebajado hoy también la calificación de Fondo de España de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a Baa3 de A3 y se coloca la calificación en revisión para posible baja adicional, de acuerdo con la acción de calificación soberana. La deuda del FROB está plena e incondicionalmente garantizada por el gobierno de España. Por otra parte, se confirman las calificación de corto plazo del gobierno español ha presentado hoy también se ha rebajado a (P) Prime-3 a partir de (P) Prime-2. Del mismo modo, a corto plazo FROB la calificación se redujo a P-3 a P-2.

La revisión para una posible rebaja se centrará en los resultados de las auditorías externa en curso del sistema bancario español, la condicionalidad y los detalles del contrato de préstamo EFSF / ESM, y la estrategia de ejecución específico desarrollado para la recapitalización del sistema bancario. Moody 's también tendrá en cuenta todas las nuevas iniciativas en la zona del euro. Además, la calificación de España -, así como las calificaciones de otros países de la zona del euro - podría verse afectada negativamente si el riesgo de una salida griega de la zona del euro se elevara aún más.

CLASIFICACIÓN FUNDAMENTO

El primer piloto clave que subyace a tres de primera Moody 's rebaja en la calificación de España de los bonos es la decisión del gobierno de buscar hasta 100 euros millones de dólares de financiación externa de la EFSF o ESM. Una solicitud formal será presentada en breve, pero los ministros de finanzas de la zona euro anunció el 10 de junio su voluntad de acceder a esa petición. La suma de 100 millones de euros es el doble del tamaño de la anterior estimación de Moody caso base, y en línea con la estimación de la agencia de calificación de casos adversos.

Si bien los detalles del paquete de ayuda aún no se han anunciado, es claro que la responsabilidad de apoyar a los bancos españoles recae en el gobierno español. Los fondos EFSF se prestó al gobierno que las utilizará para recapitalizar los bancos españoles. Este préstamo va a empeorar sustancialmente la posición del gobierno de la deuda: Moody 's espera ahora que el ratio de deuda pública de España a la altura de alrededor del 90% del PIB este año y que siga aumentando hasta mediados de la década. La estabilización de la relación será un desafío clave para las autoridades españolas, que requiere años de consolidación fiscal. Como consecuencia de ello, la posición fiscal y la deuda del gobierno ya no se corresponde con una calificación en el rango A o incluso en la parte superior de la gama de Baa.

El segundo piloto de la acción de calificación de hoy es el gobierno español es el acceso al financiamiento de mercado muy limitada, como lo demuestra tanto su dependencia de la EFSF o ESM para los fondos de recapitalización y su dependencia cada vez mayor en los bancos nacionales como los principales compradores de sus nuevas emisiones de bonos, quien a su vez requiere la financiación del BCE a comprar estos bonos. En opinión de Moody, esta es una situación insostenible. Ante la falta de avances positivos que el sentimiento de los inversores a costa, como la reanudación del crecimiento o de un rápido progreso en el logro de los objetivos de consolidación fiscal, ninguna de las cuales es probable que en el entorno actual, el gobierno es probable que se convierta cada vez más limitados en lo que respecta a los términos en las que es capaz de refinanciar los vencimientos de deuda. Si no se controla, Moody 's cree que el riesgo de que el gobierno de perder el acceso a los mercados de deuda privada en condiciones asequibles y la necesidad de buscar el apoyo directo de la EFSF / ESM seguirá aumentando.

Dada la experiencia con la participación del sector privado (PSI) en Grecia y las intenciones expresadas por funcionarios de la zona del euro en torno al desarrollo de la ESM, Moody 's cree que las deudas de los soberanos de la zona euro que son totalmente dependientes de las fuentes oficiales para financiar sus necesidades de financiamiento representan grado especulativo de riesgo. Apoyo que, si es necesario durante un período prolongado, es probable que estar condicionada a compartir las pérdidas con inversores privados, o in extremis retirados por completo.

La acción de Moody para colocar al gobierno la calificación de un punto por encima de grado especulativo refleja la opinión de la agencia de calificación de que España se ha movido mucho más cerca de tener que buscar el apoyo directo de la EFSF / ESM, y por lo tanto mucho más cerca de ser colocado dentro del grado especulativo.

La decisión de Moody para salir de la calificación del gobierno en el grado de inversión refleja la fortaleza subyacente de la economía española y la clara voluntad del gobierno para revertir la trayectoria de la deuda a través de un programa de consolidación fiscal fuerte. Moody 's también reconoce varios factores que diferencian el programa actual de los paquetes de apoyo extendido a Irlanda, Portugal y Grecia. En particular, el tamaño del paquete de apoyo es significativamente menor que en los demás casos. El importe máximo de 100  millones de euros equivale a alrededor del 10% del PIB de España, en comparación con más del 54% del PIB en el caso de Irlanda, 114% del PIB en Grecia y el 46% del PIB en Portugal. Moody es por lo tanto, también considera el tema de la subordinación de los tenedores de bonos a la principal acreedor EFSF / ESM a ser menos de un factor negativo. Mayores acreedores representan el 37% y el 40% de la deuda pública en Irlanda y Portugal, mientras que la cuota respectiva en España es del 11% (en el caso de la cantidad máxima se ha elaborado).

Objetivo de la revisión CALIFICACIÓN

Moody 's ha colocado hoy en día también Baa3 de España calificación de los bonos del gobierno en revisión para una baja adicional posible a fin de evaluar las consecuencias de varios factores sobre la capacidad del gobierno español de continuar financiando sus necesidades de financiamiento en los mercados de deuda privada. Estos factores son los siguientes:

- La aclaración de las preguntas que quedan abiertas en cuanto al tamaño y las condiciones del paquete de apoyo bancario.

- El tamaño máximo de la responsabilidad del gobierno tras los resultados de las evaluaciones y auditorías independientes de todos los bancos españoles, que se espera el 31 de julio.

- Cualquier otra iniciativa a nivel de la zona del euro, en particular los relativos a los pasos hacia una unión fiscal y bancario.

- El impacto del paquete de apoyo bancario en la capacidad de España para restaurar la confianza del mercado en el sector bancario y por extensión en el mercado de bonos del gobierno.
 
Top