FMI

El FMI ha publicado en el día de hoy un informe en el que mantiene que el crecimiento de China se mantendrá entorno al 8%. Este informe dirigido por David Lipton Primer Subdirector Gerente del FMI se basa en la creencia en que la política del gobierno chino esta moviendo el peso de su economía hacia el consumo interno, elemento fundamental para el crecimiento sostenible de cualquier economía.

Por otro lado, también resalta la futura transformación del sector financiero, la política de mejoras laborales y el esfuerzo de reducir el superávit por cuenta corriente para poder obtener un valor real del yuan. 

Según el FMI en estos momentos el RMB, como se llama intencionalmente al yuan esta ligeramente subevaluado.
   

Por último el informe hace hincapié en que hoy la economía tiene un marcado carácter global y que cualquier transformación positiva en uno de los motores del crecimiento, mundial puede afectar positivamente al resto de economías mundiales. Esta conclusión global lleva a FMI a mantener que los problemas mundiales pasan por medidas colectivas para su solución.

Documento del FMI

Con la demanda mundial en desaceleración y mayores riesgos, especialmente de Europa, con un peso en la economía mundial, la tasa de crecimiento de China se moderará en 2012 a alrededor del 8 por ciento desde 9,2 por ciento el año pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo en su salud anual verificación de la segunda mayor economía del mundo.

Sin embargo, Primer Subdirector Gerente, David Lipton, quien se unió a las discusiones para el Fondo dirigido por Markus Rodlauer, dijo que la inflación estaba bajo control y Pekín tenía espacio para apoyar la actividad en caso de una recesión mundial más grave. El crecimiento de China en 2010 fue superior al 10 por ciento.

Dio la bienvenida a una decisión adoptada por el Banco Popular de China para reducir las tasas de interés en 0,25 por ciento, lo que "confirma el compromiso de las autoridades para el logro de sus objetivos macroeconómicos en la desaceleración del crecimiento y el aumento de riesgos a la baja, especialmente de Europa."

Desplazamiento hacia el consumo

La prioridad a medio plazo es orientar la economía de China hacia un modelo de crecimiento más basado en el consumidor que también tiene como objetivo abordar las crecientes desigualdades mediante la promoción de un crecimiento más inclusivo. Lipton hizo estas declaraciones tras una reunión con el viceprimer ministro chino Wang Qishan, y un debate en profundidad con el Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, el ministro de Hacienda, Xie Xuren, y otros funcionarios chinos de alto nivel.

"Esta transformación sustancial incrementar los niveles de vida en China y contribuir de manera significativa al crecimiento mundial fuerte y equilibrado", dijo Lipton a periodistas en Pekín.

El esfuerzo continuo respaldado por el FMI de China para promover el crecimiento de mayor calidad, mientras que al mismo tiempo, afinar las políticas macroeconómicas para ayudar a asegurar que el crecimiento no disminuye demasiado. Oportuna y de gran estímulo económico de China en 2009-10 había conseguido el apoyo al crecimiento interno, protegiendo a la población de China de lo peor de la crisis, y ayudar a la recuperación global al proporcionar un empuje necesario para la demanda mundial, dijo.

"China vuelve a tener espacio para una respuesta contundente si es necesario", añadió Lipton. Sin embargo, cualquier estímulo debe ser siempre a través de medidas presupuestarias y orientados a apoyar el objetivo de mediano plazo reequilibrio.

Necesario introducir nuevas reformas

En este contexto, Lipton abogó por un paquete de reformas "para lograr un crecimiento de calidad que se basa menos en la inversión, más en el consumo y el medio ambiente."

Este paquete incluirá medidas para aumentar los ingresos del hogar, la liberalización del sistema financiero, fortalecer la seguridad social, al tiempo que reduce las cotizaciones sociales, apreciar aún más el tipo de cambio, y aumentar el costo de diversos insumos para la producción. Lipton señaló que estas prioridades también se ofrece en 12 de China plan quinquenal ", pero la aplicación oportuna será la clave."

El proceso de reforma, dijo, es necesario ir más rápido para evitar una mayor acumulación de riesgos y asegurar una transición suave hacia un crecimiento impulsado por el consumo. "De lo contrario, los desequilibrios internos pueden relajarse en una forma desordenada y provocan una disminución abrupta en la inversión".

Desbordamiento de análisis

Lipton puso de relieve el análisis de los expertos del FMI sobre las repercusiones más amplias de una abrupta caída en la inversión en China.

"Nuestro análisis, como parte del informe de efectos colaterales, indica que esto tendría un impacto negativo significativo en China, los precios de los productos básicos, y la economía global",

En términos más generales, el informe de efectos colaterales pone de relieve cómo estrechamente interconectados del mundo se ha convertido, así como los riesgos y las tensiones en cada uno de los cinco principales economías sistémico-China, la zona del euro, Japón, el Reino Unido y Estados Unidos-y la necesidad de de un enfoque colectivo para resolverlas.

Renminbi sigue estando subvaluado, pero sólo moderadamente

Lipton dijo que en los últimos años, China ha hecho progresos significativos en la reducción de los desequilibrios externos con otras partes del mundo.

El superávit por cuenta corriente se ha reducido drásticamente del 10 por ciento del PIB en 2007 a ​​menos del 3 por ciento del PIB el año pasado. "Esto sugiere que la subvaluación de la moneda se ha reducido", dijo Lipton.

El renminbi chino ya no era "sustancialmente subvaluado", sino "moderadamente subvaluada", según el análisis preliminar realizado por los economistas del FMI.

Asia, levantando

A pesar de la desaceleración mundial, Asia ha seguido disfrutando de una fuerte demanda interna, que se refleja en la baja tasa de desempleo y el crecimiento continuo de crédito en la región.

El crecimiento del FMI previsiones regional será del 6 por ciento este año, más o menos la misma tasa que en 2011, y alrededor del 6 ½ por ciento en 2013. Pero sigue habiendo una considerable variación regional. Mientras que economías emergentes de Asia seguirá siendo la región de más rápido crecimiento en el mundo, encabezadas por China e India, los países industrializados de Asia se prevé que crezca sólo un 2,2 por ciento.
 
Top