Fitch Ratings ha afirmado exterior de China Emisor Default Rating (IDR) en 'A +' con perspectiva estable y el IDR en moneda local en 'AA-' con perspectiva negativa. La calificación a corto plazo es 'F1' y el Techo País es 'A +'.

"Fitch espera que más deuda para migrar al balance soberano de China como la economía funciona a través de las consecuencias del aumento de crédito de 2009-2011, principalmente afectando la calificación en moneda local, que se mantiene una perspectiva negativa," dice Andrew Colquhoun, director de Asia- Pacífico Soberanos de Fitch. "El balance de fuertes calificaciones estrictamente definidas, las finanzas soberanos de China en contra de los pasivos contingentes más amplios y las debilidades estructurales como problemas no resueltos en el sistema bancario".

Calificar la solidez fundamental de China es su fuerte en el balance de las finanzas públicas. Soberana posición neta de activos externos de China a fines del 2011 valía 44% del PIB, el segundo más fuerte en la 'A' rango, respaldado por las reservas más alto del mundo las reservas de USD3.2trn. Esto apoya el IDR en moneda extranjera a 'A +' con perspectiva estable. La deuda soberana explícita sigue siendo modesta: la deuda del gobierno central fue un 17,5% del PIB a fines del 2011, mientras que los depósitos fiscales tenían un valor 5,5% del PIB. Depósitos fiscales supere los vencimientos de la deuda soberana que se proyectan a ser alrededor del 2% del PIB en 2012.

El importe total del crédito en la economía de China creció rápidamente en medio alimentado por el crédito de estímulo y sus consecuencias en el período 2009-2011. Activos del sistema bancario se elevó a 238% del PIB a finales de 2011, desde 204% a finales de 2008. Fitch le preocupa que el sistema bancario se enfrentan a deficiencias en aumento de préstamos a medio plazo tras esta oleada de crédito. Esto podría afectar la oferta de crédito a la economía en general, que afecta el crecimiento, o dar lugar a un requerimiento de asistencia financiera a los soberanos del sistema. La rápida expansión de la gran parte no regulado "sistema bancario en la sombra" de las instituciones no bancarias financieros plantea riesgos adicionales para la estabilidad financiera y complica la tarea de las autoridades en la política de la dirección de crédito.

La perspectiva negativa sobre el IDR en moneda local refleja principalmente la expectativa de Fitch de que los pasivos contingentes más migrarán hacia el balance soberano, sea a través de los rescates de las instituciones insolventes, permutas de activos no rentables, garantías u otros mecanismos. Este proceso ya parece haber comenzado cuando los poderosos del gobierno Nacional de Desarrollo y Reforma emitió una declaración de apoyo a la cuasi-corporativa del Ministerio de (MOR) Ferrocarriles 'deudas en octubre de 2011. MoR la deuda era un valor aproximado de 4,7% del PIB a finales de Q3 2011. Más importante para la resolución de la Perspectiva será cómo la deuda del gobierno local (con un valor alrededor del 22% del PIB a finales de 2011) se gestiona. La falta de transparencia, en particular de la deuda pública, que pesa sobre las calificaciones relativas a 'A' compañeros del área de distribución. La decisión de las autoridades a publicar una cifra de la deuda del gobierno local es positivo para la transparencia, aunque el importe a revelar supera anterior rango esperado de Fitch.

China se benefician de calificaciones de un registro de un fuerte crecimiento económico que se remonta a 1991. Sin embargo, las perspectivas para 2012 son más inciertas. El crecimiento de Fitch proyectos del PIB de China en un 8% en 2012 y 2013, por debajo del promedio 2007-2011 de 10,5% anual, mientras la economía funciona con los excesos en el sector inmobiliario y la política se alivió de manera gradual para mantener la contracción en la inflación y la casa los precios.

"El mercado inmobiliario relajarse representa algún riesgo de un aterrizaje brusco llamado, aunque Fitch considera que el alcance de las autoridades para las pendientes flexibilidad de las políticas en contra de un resultado tan negativo", dice Colquhoun.

A más largo plazo, China se enfrenta al reto de reequilibrar hacia un patrón de crecimiento más sostenible impulsado más por el consumo y menos por la inversión, ahora vale un 49% del PIB sin precedentes. El proceso de reequilibrio, mientras que en última instancia, esencial, podría conllevar unas condiciones económicas más volátiles, ya que se desarrolla. Los indicadores de gobernabilidad de China se quedan 'A' compañeros del área de distribución. Estabilidad social y política del país podrá ser recusado si las condiciones económicas se deterioraron, aunque esto no es el caso de Fitch base.

Además la migración de la deuda en el balance soberano, como Fitch prevé, podría llevar a la agencia a degradar el IDR en moneda local. Se reanudó el crecimiento rápido de la soberanía pasivos contingentes, por ejemplo, las deudas de los gobiernos locales, sería negativo para las calificaciones y también podría llevar a una rebaja de la IDR en moneda local. Una corrección desordenada de los desequilibrios de China implica un drástico cambio de apalancamiento y una disminución de la inversión y una mayor actividad económica sería muy negativo para las calificaciones, incluyendo el IDR en moneda extranjera. Por el contrario, la evidencia de un reequilibrio sin problemas hacia una senda de crecimiento más sostenible sería positivo para las calificaciones. Mejora de la transparencia, sería importante para cualquier acción de calificación positiva.
 
Top