La vuelta a la negociación de los mercados financieros chinos ha provocado un cierre mixto en la jornada del jueves y aunque la mayoría de los mercados se han visto arrastrados por el miedo al recrudecimiento de la crisis de la deuda soberana en Europa, centrada en estos momentos en España, el mercado financieros de China continental y Corea se han mantenido al margen y han cerrado en positivo.

Por mercados, en el lado de las pérdidas el Hang Seng con una fuerte bajada del -0,95%, el Nikkei -0,53%, el Sensex -0,63% y el ASX -0,33%. En el lado de las ganancias el Kospi 0,5% y el Shanghái Composite con un fuerte avance del 1,74% impulsado por el aumento del cupo de inversión de sociedades extranjeras hasta los $80.000M, este aumento de las inversiones extrajeras denominadas en yuanes en €50.000M es parte del esfuerzo de las autoridades chinas de conseguir la internacionalización del yuan por un lado y por otro de la normalización de sus mercados financieros adaptándolos poco a poco a la normativa internacional.

Este aumento de  la cuota  QFII es también el resultado del éxito de la IIEC que ha cubierto hasta el momento el 80% de la cuota, permitiendo la inversión en yuanes a 158 entidades extranjeras.

La importancia de los datos y cambios en la política china, al igual que la española comienzan a verse en las portadas de los periódicos y no sólo en pequeños blogs como el mío en el que ya se mantuvo que el eje de cambio de la economía mundial ahora estaba en China y en España.

Resulta curioso que el día que lo escribí en el Blog “Business Insider “un lector norteamericano, a un comentario mío en este sentido, respondía que a Wall Street no le importaba nada más que lo que sucedía en Estados Unidos. Esta apreciación sobre la economía mundial podría haber sido acertada hace unos meses, peor en este momento habría que preguntarse sobre el peso real de la economía norteamericana en el mundo y su verdadera influencia.

Según mi punto de vista estamos asistiendo a un cambio lento pero inexorable de fuerzas en el mundo y al comienzo de la pérdida de influencia de Estados Unidos en la economía mundial. Sin ir más lejos Timothy Geithner Secretario del Tesoro de Estados Unidos ha mostrado sus esperanzas en que la economía China siga creciendo para impulsar el crecimiento mundial en esa etapa de desaceleración.  Es curioso que un político norteamericano pose sus esperanzas para el impulso del crecimiento mundial  en un país extranjero y no en el propio Estados Unidos. Esta declaración me impulsa a creer que el propio gobierno norteamericano ya contempla la posibilidad de un cambio en las fuerzas económicas internacionales, pero como siempre sólo el tiempo me dará o quitará la razón.

Por último destacar en el jornada el rechazo del senado japonés al candidato al BOJ Ryutaro Kono economista que mantiene una línea económica similar a la del `propio presidente del BOJ. El resultado de este rechazo es que dos de los nueve puesto de la Junta del Banco Central están sin ocupar y que los políticos japoneses esperan que en BOJ se más activo en la política de estímulo de la economía japonesa. Habrá que estar pendientes de la reacción de la institución ante seste toque de atención y si optará por esta política más agresiva promovida por lo políticos japoneses.
 
Top