Australia IPC Marzo


La jornada del martes en los mercados financieros asiáticos ha resultado más tranquila y aunque el cierre ha sido mixto, en su conjunto se puede considerar que los mercados asiáticos han rebotado, aunque con poca fuerza. El los movimientos laterales se pueden ser la tónica predomínate en los próximos días, aunque las bajadas posiblemente sean más fuertes que las subidas y terminemos la semana en negativo salvo que ocurra algún hecho extraordinario y cambie la tendencia de los mercados que a fecha de hoy sigue siendo bajista.

Por mercados, en el lado positivo el Sensex cerró con un avance del 07%, el Hang Sneg 0,26%, el Taiex 0,24%, el ASX que comenzó en negativo consiguió cerrar en positivo con guanacias del 0,18% y en plano el cierre del Shanghái Composite 0,1%.

En el lado de los perdedores el Nikkei que retrocede un -0,78% y el Kospi que cayó un -0,47%.

El rebote de hoy, si se puede llamar rebote se debe por un lado al cansancio del mercado, con volúmenes bajos y falta de ganas para comprar, o vender. Por otro lado en  esta situaciones de fuertes bajadas siempre aparecen los compradores de gangas que aprovechan la ocasión de comprar valores sobrevendidos buscando el negocio rápido. Pero si redujéramos exclusivamente  a estos dos factores el rebote no sería justo, también ha habido alguna buena noticia que ha animado a los inversores  a comprar como la mejora de las cifras de inflación en Australia.

En el día de hoy hemos conocido el dato de inflación de Australia del 0,1% de subida en el primer trimestre y un 1,6% respecto al dato anual. También la inflación subyacente también parece estar contenida y tan sólo subió un 0,4% en el trimestre y en el dato anual un 2,2%. Estos datos mantienen a la inflación en el rango razonable del 2%/3% que se marcó el RBA y esto permite a la entidad realizar una nueva bajada de los tipos de interés que podría estar el entorno de los 50 puntos básicos.

Sin lugar a duda una bajada a niveles del 3,75%/3,5% podría propiciar un estímulo al crédito y dotaría de mayor liquidez a la economía australiana. Esta mayor liquidez ayudaría a minimizar el impacto de la disminución del crecimiento y ayudaría a sectores hasta ahora olvidados a reactivar sus inversiones y con ello su crecimiento.

Aunque como no podía ser de otra manera, también hay una visión negativa de este retroceso y es que el impacto en la disminución de ventas de mineral a China y la mala situación de la mayoría de los sectores de la economía australiana está comenzando a provocar una disminución de las ventas y con ello un deterior más rápido de lo previsto en todos los ámbitos económicos.

Desde estas líneas ya se ha hablado de la necesidad imperiosa de buscar medidas de estímulo económico para la economía australiana antes de que sea demasiado tarde y su eficacia tenga un efecto mínimo.

Otra buena noticia es la diminución de las reservas de divisas en China que permiten disminuir la presión que los mercados ejercen sobre el RMB, permitiendo acercarse aún más al valor real y con ello a la internacionalización del mismo para poder llegar a ser considerado una divisa.

En esto momentos todos los índice norteamericanos están en positivo y el Down avanza un 0,81%, S&P 0,19%, Nasdaq 0,05%. 
 
Top