eje inferior V de impacto desfavorable por la parte superior de Impacto V axis.H eje, a la izquierda de urgencia de alta, a la derecha de urgencia bajo.
En la jornada de jueves, los mercados financieros asiáticos han cerrado de forma mixta, con unas pérdidas medias del -0,6%. Este cierre ha sido bastante bueno teniendo en cuenta los cierres de los mercados financieros europeos y norteamericanos. También actuó como freno las expectativas de un repunte en la subasta del Tesoro español, estas expectativas se han cumplido al menos en l que se refiere a los intereses que han llegado al 5,85%, superiores a la anterior subasta, pero no se han cumplido en cuanto a la demanda, esta ha subido, llegando  a un ratio de 2.42, superior al anterior y además colocando €2.540M, cifra del rango superior del objetivo de colocación.

Por mercados financieros, el Nikkei lideró las bajadas con pérdidas del -0,82%, el Kospi -0,23% y con un cierre plano el Shanghái Composite con mínimas pérdidas del -0,1%.

En el lado positivo, el Hang Seng con un avance del 1,03%, el Sensex 0,64% y el ASX un 0,32%.

En esta jornada los valores que se han tenido mayores bajadas han sido aquellos vinculados a la exportación y más en concreto los que tienen mayores intereses en Europa. Esto es así por el temor que sigue produciendo la economía Europea y la previsión de que pueda entra en una nueva fase de crisis afectando directamente al consumo y por ello a las exportaciones desde los países asiáticos.

Si bien suelo comenzar el comentario de actualidad por China, hoy en cambio comenzaré con la India y con el dato del déficit comercial que alcanzó los $184.900M, cifra superior a la del año pasado que fue de $118.600M. Si bien las exportaciones se mantienen en línea con lo previsto creciendo un 21%, las importaciones crecieron en un 32.1%. Estos datos son producto por un lado del debilitamiento de la rupia frente al dólar. En segundo lugar, por la ineficacia de la busca de mercados alternativos que compensen los mercados tradicionales de exportación de la India como son Estados Unidos y Europa. En el primer caso con un crecimiento sobre fundamentales poco convincentes y en el caso de Europa con un mercado que se aboca hacia una nueva crisis.

En tercer lugar, la lentitud en la toma de decisiones, tanto por parte del gobierno de la India, como por el RBI,  aunque este último intente quitarse responsabilidad arguyendo el control de la inflación para retrasar la bajada de tipos. Resulta curioso que si bien el mes pasado cayó la inflación subyácete hasta el 4,7%, las previsiones es que vulva a repuntar al 5% y esto sin tener presente la constante presión de los alimentos y la energía.

Tampoco parece haber pesado en este momento el déficit fiscal por cuenta corriente que alcanzará el 4% del PIB, pero si se ha tenido en cuenta la promesa del gobierno de la India de reducir el  gasto público. La sensación que me suelen dejar estos cambios de política es que sólo intentan tapar la incompetencia de los gestores públicos.

En el lado positivo, hoy hemos conocido que el gobierno de la India va a modificar la GAAR para la evasión fiscal intentando disipar las dudas de los inversores extranjeros sobre el cambio de normas destinado a una sobre presión fiscal en sus inversiones y suavizando las exigencias de la ley. Esta disminución de la agresividad fiscal hacia los inversores extranjeros propiciara que mantengan posiciones en la India, pero tampoco descarto que una parte de los inversores opten por  salir para evitar futuros cambios de la norma e inseguridades en sus inversiones.

Creo que el globo sonda enviado por el gobierno indio sobre el control del fraude fiscal le va a provocar consecuencias negativas en el número de inversiones extranjeras en la India.

También me ha llamado la atención la noticia sobre las presiones del gobierno australiano sobre el RBA para la bajada de los tipos de interés. Sin ir más lejos en el análisis de ayer volvíamos a comentar la necesidad de buscar medidas de estímulo económico que sirvan de cortafuegos para aminorar el impacto de la disminución del crecimiento en China y su repercusión sobre el sector del mineral en Australia. Estas medidas pasan por la disminución de los tipos de interés para mejorar el acceso al crédito y la inversión en búsqueda de una mayor competitividad de otros sectores de la economía australiana  que en estos momentos están pasando por un mal momento.

No hace falta ser economista para saber que un país no puede apoyarse sobre un único sector para crecer, sino que debe buscar un crecimiento más sostenible.

La presión del gobierno posiblemente haga que el RBA cambie de política, como ha sucedido en Japón, aunque esta medida tiene que unirse a otras que debe tomar el gobierno, pues la medida de la bajada de tipos por si sola no será suficiente.

Estas medidas van desde las subvenciones a la exportación, a la estimulación del consumo interno, base de crecimiento para cualquier país desarrollado.

Ya que he mencionado a Japón anteriormente, destacar la mejora substancial de las exportaciones y la disminución del déficit comercial. Sin lugar a duda las medidas tomadas por el gobierno japonés y por el BOJ, están haciendo su efecto ha hecho que por ejemplo las exportaciones crezcan un  5,9% y el déficit comercial disminuya de ¥223.200M, a ¥82.600M.

Hay que destacar que si bien la política sobre el yen ha permitido a los sectores de la exportación ser más competitivos, estos se han visto disminuir sus ventas a Europa, agobiada por la crisis y a China que se reducen en un 5,9%, mientras que en el conjunto de Asia mantiene un saldo positivo del 0,5%.

Esta reducción del déficit comercial japonés, permite prever que teniendo presente que el petróleo es el mayor factor negativo en su déficit, no sería impensable que en el corto plazo el gobierno de Japón opte por reabrir las 53 plantas nucleares que posee el país con el fin de mejorar su balanza comercial.

Por último, hacer mención del nuevo avance de las autoridades chinas para las inversiones extranjeras denominadas en yuanes. Esta mañana se ha conocido que las autoridades chinas están dando licencias en el entorno del RQFII de ETF denominas en yuanes. Este producto aunque complejo, puede ser más atractivo para los inversores extranjeros y animarles a cubrir la nueva cuota establecida en el RQFII.

Dos notas más sobre China, la primera acerca de los rumores sobre una nueva disminución en el depósito de reservas. Si bien aplaudo el aumento de liquidez en el mercado, sin necesidad de cambiar la política crediticia del gobierno chino, pero también dejo sobre la mesa que este tipo de medidas hasta el momento no han tenido más que una mínima repercusión en los mercados reales, que no han visto trasladado ese aumento de liquidez al mercado del crédito, sino más bien se ha trasladado a invertir en productos de interés de las entidades financieras.

Como se ha podido comprobar en Europa, el simple aumento de la liquidez a disposición de las entidades financieras no tiene un traslado a la economía real, sino que sirve para que las propias entidades practiquen masivamente el “carry trade”. Desde mi punto de vista este tipo de medidas son inútiles si no se unen otras tomadas por el gobierno.

Por último hacer mención del dato que he dado antes sobre la disminución de las exportaciones de Japón a China del 5,9%, este es un dato indicativo del enfriamiento de la economía china y que muestra como continua debilitándose su crecimiento.

Estoy convencido que este dato volverá a estar sobre la mesa y se podrá habar de nuevo sobre él en el corto plazo.
 
Top