Este primer día de negociación en los mercados financieros asiáticos no se ha caracterizado por un buen comienzo y las pérdidas han sido las ganadoras de la jornada con fuertes descensos en todos los mercados influidos por el mal dato del PMI HSBA de China, el aumento de desconfianza en la estabilización de la deuda soberana europea y los miedos justificados sobre el crecimiento firme de los Estados Unidos. En definitiva, los cantos de sirena del FMI o del gobierno chino sobre el crecimiento por encima del 8% están dejando de ser cantos para convertirse en murmullo inaudibles.

Por mercados el Hang Seng encabezó las pérdidas dejándose en el cierre un -1,84%, el Sensex -1,6%, el Shanghái Composite -0,76%, el Taiex -0,35%, el ASX -0,32% y el Kospi -0,10%.

Es probable que esta semana veamos ataques sobre los soportes de diferentes índices a la espera de movimientos a la baja más profundos que hagan reconocer a los diferentes gobiernos que hemos estrado en una nueva fase de la crisis en forma de escalera  que estamos viviendo. Pero ya no será el reconocimiento de este modelo de crisis, sino que la recuperación por desgracia  tendrá un movimiento similar, subidas y  largos movimientos laterales, por lo que la vuelta a la situación del 2.008 se va hacer larga y frustrante.

El primer acontecimiento a comentar es sobre uno de los dos países que van a marcar la profundidad del siguiente estadio de la crisis, España. Hoy hemos conocido el informe del Banco de España sobre el desempeño de la economía española en el primer trimestre del año 2012. El informe muestra un retroceso en el crecimiento del -0,4% superior al anterior trimestre que fue del -0,3%, quedando en términos interanuales -0,5%.

Las perspectivas tampoco son nada halagüeñas y van desde un optimista retroceso del 1% previsto por la Unión Europea para España, al 1,7% de retroceso previsto por el gobierno español. Curiosamente las previsiones el Banco de España se encuentran el medio esperando un retroceso del 1,3%.

España vuelve a ser un ejemplo de una política equivocada por la Unión Europea. La equivocación es sencilla, si restringes el gasto no sólo reduces el crecimiento, sino que obligas a la economía a retroceder en búsqueda de la mera supervivencia. Esta miopía de la política impuesta por Alemania va a llevar a la desaparición de Euro y a la refundación de Europa donde todos se igualaran por la parte baja.

La única salida de Europa es olvidarse de los bancos, dejando que estos resuelvan los problemas que han generado y centrarse en el crecimiento de las empresas  estimulando el crecimiento y reforzando las políticas sociales. De  otra manera la gran depresión será una etapa feliz comparada con lo que le viene a Europa y al mundo encima.

El segundo acontecimiento viene desde el segundo país que marcará el ritmo de esta nueva fase de la crisis, China. Hoy hemos conocido que el PMI manufacturero de HSBC sigue mostrando que la economía China sigue en un estadio de contracción, si bien ha mejorado respecto a abril que fue de 48.3, ha pasado a 49.1. Este indicador independiente, muestra que las medidas de estimulación de la economía están teniendo un impacto limitado en la economía china, por ejemplo las exportaciones han mejorado del 47.7 al 49.8, pero otros elementos vitales como el empleo permanecen casi inmóviles y tan sólo crecen del 48.5 al 48.7.

Si bien el gobierno chino está tomando medidas para la estimulación de la economía como el aumento del RMB, aún mantiene un excesivo control sobre su fluctuación. La liberación del RMB es vital para la internacionalización de esta divisa y la mejora de los costes financieros en las exportaciones de China, al mismo tiempo que puede permitir el aumento del consumo interno clave del impulso para volver a niveles altos de crecimiento.

Quisiera comentar u dato que me parece significativo en los esfuerzos de la autoridades chinas en la estimulación del crecimiento y que quizás haya pasado un poco por alto y es el aumento en tan sólo $50.000M del fondo soberano chino (CIC), una cuarta parte menos de los fondos que deseaba obtener $100.000M/$200.000M. Esa reducción en los fondos concedidos indica que el gobierno chino dirige sus esfuerzos económicos al mercado interno, por encima de las inversiones en el extranjero, siendo esta política coherente con la estimulación del crecimiento interior de la economía china.

Por último comentar que los mercados financieros norteamericanos están perdiendo por encima del 1% aunque en estos momentos no están en mínimos de la sesión. El Dow -1,10%, S&P -1,14% y el Nasdaq -1,48%.
 
Top