La jornada de jueves ha cerrado de manera mixta aunque con una mayoría de mercados financieros al alza. Pero estas alzas han sido prudentes teniendo en cuenta el cierre muy positivo de los mercados norteamericanos, con la excepción del Dow que subió de forma moderada y cerró con un avance del 0,69%.

Otro elemento a tener en cuenta es que los cierres en positivo no fueron en máximos de la sesión, más bien estuvieron cerca de los mínimos de la sesión lo que nos indica que los inversores siguen siendo cautos y en esta ocasión la música celestial del QE3 no adormilo los sentidos de los inversores, en esta ocasión han preferido mantenerse a la expectativa de futuros acontecimientos.

No sólo la FED y la promesa de la compra en Junio de $400.000M de posiciones largas y la venta de cortas interesaron a los inversores asiáticos, también estuvieron atentos a la entrada en recesión del Reino Unido y España. En definitiva, asisten atentos los inversores a la entrada en recesión de Europa y a la posible caída de la UE y el sueño europeo.

Por mercados financieros el Nikkei avanzó una jornada más un 0,86%, el Hang Seng un 0,79%, el ASX de nuevo en funcionamiento no fue capaz de acumular las ganancias de la jornada festiva y avanzó un 0,34% y el Kospi un 0,10 % a pesar de la mejora en el crecimiento del PIB este trimestre.

En el lado negativo bajadas poco significativas como la del Sensex -0,1% y el Shanghái Composite que mantiene una negociación plana cerró con un descenso del -0,09%, aunque sigue por encima de los 2.400 puntos.

Como primer asunto que quisiera tratar es la opinión sobre Australia de Societe General, que considera que el país está en la cuerda floja debido a los altísimos precios de la vivienda, el sobreendeudamiento de los particulares y el alto déficit por cuenta corriente. Esta suma de factores más la gran dependencia de China que hasta ahora había compensado el déficit por cuenta corriente pone al país en una delicada situación.

Desde estas líneas se viene avisando de los problemas a los que se puede enfrentar Australia y es posible que nadie haya tenido en cuenta mi opinión (como es normal), espero que el aviso de SG sirva para que las autoridades australianas comiencen a tomar medidas de inmediato para evitar la caída de la economía australiana.

Cambiando de país, China ha recibido en el día de hoy una ayuda por parte de la Agencia Moody’s que mantiene su calificación de Aa3 sobre los bonos en moneda extranjera y además establece una perspectiva positiva sobre los mismos.

Moody’s considera que el bajo endeudamiento del gobierno central y el alto crecimiento de la economía china, permite reducir el impacto de la deuda de los gobiernos locales. Además asegura la eficacia de las medidas de estímulo tomadas por el gobierno chino para minimizar el impacto de la actual crisis de la deuda soberana europea. Sta argumentación hace creer a Moody’s que la posibilidad de riesgo soberano en China es muy baja y que el producto es seguro.

Si bien estoy de acuerdo que el gobierno chino está tomando múltiples medidas para contrarrestar los efectos de la actual crisis, también creo  que la disminución del crecimiento por debajo del 7% comenzará a exponer a mayores riesgo tanto las cuentas públicas, aumentando el déficit del estado, y la caída del sector inmobiliario y de las exportaciones que aún no están siendo sustituidos por el consumo interno base del crecimiento sostenible de un país.

En definitiva, China necesita hacer cambios profundos en el estímulo al consumidor si desea mantener niveles altos de crecimiento y evitar el colapso producido por la caída de la construcción y por la disminución de las exportaciones provocado por la crisis económica en los países desarrollados.

Por último comentar el dato del PIB de corea que aumentó un 2,8% en el primer trimestre dato inferior al crecimiento del año pasado que fue del 3,6%. Pero si tomamos el dato desestacionalizado el crecimiento fue del 0,9%, un dato mejor que el del cuarto trimestre del año pasado que tan sólo fue del 0,3%.

Si bien el dato del PIB de Corea muestra la falta de fortaleza de la economía coreana, también es cierto que hay ciertos datos positivos, como es el aumento de las exportaciones del 3,4%, que reverte la caída del 2,3% del cuarto trimestre del 2011.

Quizás el mayor problema es la excesiva dependencia del capital público más que de la competitividad de las empresas.

La previsión de crecimiento para este año de Corea según la OCDE será en la cifra revisada (3,8%) del 3,5% que coincide con las perspectivas del Banco Central de Corea.

En estos momentos los mercados financieros norteamericanos se mantienen planos, aunque en terreno positivo. El Dow 0,29%, S&P 0,04%, Nasdaq 0,22%.

Mañana  previsiblemente asistiremos a una jornada de recogida de beneficios aprovechando las ganancias de la semana y a la espera de nuevos acontecimientos la semana que viene.
 
Top