La necesidad de los mercados en la búsqueda de noticias positivas peso más que las noticias negativas o los datos inciertos y esto produjo una subida de las bolsas en Europa y por contagio influyo en los índices norteamericanos y esta madrugada en las bolsas asiáticas que subieron una media del 0,9%. El Nikkei alcanzó el 1,76%, mientras que la bolsa China apenas subió un 0,21%.

Esta necesidad de elementos positivos ha permitido que Europa abra con alzas moderadas y la presión sobre la deuda soberana europea se relaje. Esta disminución de la presión, ha  permitido a países como España, Italia, Portugal e Irlanda reducir levemente sus TIRes.

Pero ¿qué ha provocado este movimiento en positivos de los Mercados?

El elemento fundamental fue los pocos datos que han transcendido de la conferencia telefónica entre el presidente francés Sarkozy, la Canciller alemana Merkel y el presidente de Gracia y el posterior y escueto comunicado de Grecia a propósito  de dicha conversación.

Lo que ha transcendido es que ambos líderes europeos apoyan a Grecia y desestiman la posibilidad de su salida de la zona Euro. Por otro lado, el comunicado griego incide en que Grecia está en disposición de cumplir con sus compromisos de ajuste fiscal con el fin de reducir su déficit en el 2012 y el 2013.

Estas han sido las palabras que redujeron la tensión en los mercados que interpretaron que el riesgo de default había desaparecido de momento.

Los hechos contradicen hasta cierto punto esta interpretación. Lo primero que quiero mencionar, es que en el día de ayer se iba a probar la liberación del sexto tramo del primer rescate y que dicha decisión se ha pospuesto por segunda vez, trasladándose al lunes 19. Mi pregunta es sencilla, si todo es concordia entre la Unión Europea y Grecia ¿qué necesidad hay de posponer de nuevo la liberación de los fondos? La realidad es que dichos fondos si que serían una señal real de compromiso entre Grecia y la Unión Europea.

Como elemento positivo a nivel declarativo, el Presidente de la Comisión Europea Barroso dijo que propondrá la creación de los Eurobonos, medida que reduciría la crisis de la deuda soberana pues permitiría a los gobiernos financiación a tipos de interés mucho más bajo. Aunque la posibilidad de emisión de Eurobonos está sujeta a dos factores, el primero la necesidad de una política económica coordinada y la segunda, al cumplimiento de los ajustes fiscales de los países miembros de la Unión Europea.

Otro elemento que emerge con fuerza en la crisis europea y que de momento ha quedado en un segundo plano, son los problemas de liquidez de la banca europea. La propia Comisión Europea ha pedido a los gobiernos que aceleren el proceso de capitalización de los bancos con el fin de evitar problemas en el futuro. Recordemos que la semana pasada la propia Comisión Europea criticaba las declaraciones de la Directora Gerente del FMI quien mantenía que la banca europea necesitaba liquidez para evitar problemas de solvencia a seis meses vista.

Otro factor que muestra que ya están apareciendo problemas en la banca europea. Es la búsqueda de créditos denominados en dólares fuera de Europa por parte de clientes corporativos europeos y la necesidad de dólares de la banca europea  para el pago de su financiación. Esta última de momento está siendo cubierta por el BCE.

A todo esto tenemos que añadir la posible negativa de Austria a aprobar la nueva estructura del EFSF y con el fin de evitar un resultado negativo, se ha pospuesto la votación a Octubre.

Desde el otro lado del Atlántico, Obama pide a Europa que coordine sus políticas económicas y que aplique planes que permitan la recuperación económica. Estas apreciaciones de Obama que son del todo correctas, convendría que también se las aplicara el mismo para ayudar al necesario estimulo de la economía norteamericana. En el día de ayer conocimos que las ventas minoristas crecían menos de los previsto un 0,1%, lo cual confirma el constante enfriamiento de la economía de los Estados Unidos, aunque si es cierto que al menos sigue creciendo. Pero para evitar un futuro parón económico, cada día parece más necesaria la aplicación del QE3 que permita el tan deseado relanzamiento económico de la primera economía mundial.

Hoy en el plano macroeconómico hay múltiples datos, pero los más destacados son el IPC en Europa y en Estados Unidos, los índices  Empire y el de la FED de Filadelfia. Este último tiene una especial relevancia pues su caída de agosto manifestó una peor situación de la economía norteamericana de lo que se preveía.

Indicar por último que si bien el VIX disminuyo un 6,26%, sigue estando en niveles muy altos, el 34,6%. Lo cual indica la todavía gran inestabilidad de los mercados. 
 
Top