Si bien el cierre de las bolsasasiáticas auguraban una sesión tranquila, dominada por el intento de maquillaje habitual de final de mes, pero no está siendo tan calmada como se esperaba.

Los mercados financieros asiáticos y los datos de China y Japón
Las bolsas asiáticas han perdido una media del 1.0%, recortando un 0,4% la bolsa China y el Nikkei cerrando plano.

Los datos macroeconómicos chinos desvelan que ha habido un descenso del superávit por cuenta corriente de $87.8B, lo cual supone un descenso del 31% respecto hace un año. Esta reducción puede ser debida a los necesarios ajustes del gobierno chino para controlar la inflación, lo cual ha debilitado la demanda interna y a su vez la crisis internacional comienza a producir efectos negativos en las exportaciones.

Como dato relevante para el gigante asiático será el dato de mañana del PMI manufacturero. La mayoría de los expertos predicen que esté por encima de 50, entre 50.6 y 52.0, pero recordemos que el dato del PMI HSBC fue 49.9. Esperemos que el dato del PMI no confirme la contracción de la economía China.

Japón después de cinco meses por encima de 50 en el dato del PMI, ha caído hasta 49.3 desde 51.9, lo cual supone una fuerte caída y un aviso importante de contracción de la economía japonesa. Otros datos son el descenso del consumo familiar que cae un 4,1%, la producción industrial que crece la mitad de lo esperado, quedando el crecimiento anual en el 0,3%.

La inflación subyacente crece hasta el 0,2% y como dato sorprendente, la tasa de desempleo mejora desde el 4,7% hasta el 4,3%.

Europa, los datos macroecoeconómicos del día y la crisis griega
Cambiando de continente, pero siguiendo en el escenario de la crisis, las bolsas europeas que parecían abrir con ligeros descensos tras conocer los datos de Alemania donde las ventas al por menos caen un 2,9% frente al crecimiento del mes anterior del 0,3%.

Otro mal dato es la subida de la inflación desde el 2,5%, al 3,0%. Esta subida reduce los posibilidades de reducción de los tipos de interés en el corto plazo por parte del BCE.

En cuanto a la crisis griega, de momento y gracias al oxigeno proporcionado por la votación de ayer del parlamento alemán para el aumento de EFSF, tranquilidad. Esta tranquilidad momentánea, se romperá en cualquier momento. No olvidemos que se sigue sin liberar el sexto tramo de ayuda y no se espera su aprobación hasta después de la segunda semana de octubre, de tal forma que puede suceder lo mismo que ocurrió con el techo de endeudamiento de la administración norteamericana. Al aplicarse la liberación en el último momento, su efecto balsámico sobre los mercados financieros será cero y tal y como están las cosas lo único que no se necesita es seguir creando desconfianza en las instituciones europeas.

Con el posible cierre en negativo de las bolsas europeas asistiremos al peor trimestre desde 2.008 y el quinto mes consecutivo de caída de los mercados financieros .

Estados Unidos y sus datos macroeconómicos
Ayer el dato de desempleo sorprendió en positivo y hubo un descenso hasta las 391.000 peticiones de subsidio, mientras que el consenso esperaba  420.000, a este dato positivo hay que añadir la subida hasta 1,3% del PIB, mientras que el consenso esperaba el 1,2%. Esta subida es debida al aumento del consumo privado en un 0,7%.

En el día de hoy habrá que estar muy atentos al deflactor del consumo privado, pues es un dato que tiene muy en cuenta la FED para la toma de decisiones. Se espera en este dato una subida. Si subiera como se espera, reduciría las posibilidades de aplicación de un nuevo QE3 tal y como esperan muchos inversores.

Otro dato de interés son el índice manufacturero de Chicago y la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan.

Por lo que respecta al VIX, ayer bajo un 5,45% hasta el 38.84%, pero no los expertos consideran que en el corto plazo puede sobrepasar la barrera del 45%. Este análisis nos inidica que la tensión sigue siendo máxima en los mercados financieros.

A todos los que me leen un buen fin de semana.
 
Top