Los mercados asiáticos contagiados por el cierre en negativo de Nueva York han cerrado con unos recortes medios del 4,5 % y las bolsas europeas han seguido el camino de las ventas abriendo con unas perdidas medias del 3%.

Estas pérdidas de las mercados europeos pueden incrementarse si los datos macroeconómicos de hoy están muy por debajo de los esperado  y si la interpretación negativa de las medidas de ayer de la FED acrecienta la situación de no retorno que va invadiendo a los mercados del otro lado del Atlántico, podríamos a asistir a una jornada muy complicada.

En el comunicado de ayer de la FMOC, se reconoció la ralentización de la economía norteamericana y el mantenimiento de la actual tasa de desempleo del 9,1% en los próximos trimestres. Como elemento positivo, habla de control y estabilidad de la inflación y mantenimiento en los próximos meses de loa actuales tipos de interés.


Aun cuando se reconoce abiertamente el parón económico, la FED opta por la medida de maquillaje de la “Operación Twist”, consistente en vender $400.000M deuda a corto plazo, 3 años o menos y comprar la misma cantidad en deuda a largo, de 6 a 30 años. Que consigue con esta medida, prácticamente nada. Los analistas considerar que podría repercutir un 0,3%/0,4% en el crecimiento del PIB, beneficiando al mercado hipotecario; poco más.

Resulta evidente, que a pesar de conocer la negativa repercusión en los mercados el no aprobar el QE3, la FED ha decidido reservar esta arma para otro momento. Pero me pregunto ¿cuándo se materialice el QE3 servirá para algo, o simplemente habrá pasado el momento para tomar dicha medida? La respuesta a esta pregunta la sabremos en el futuro.

La excesiva política conservadora propicia el aumento del pánico entre los inversores y hace que estos descuenten una mayor profundidad en la crisis y opten por salirse de la renta variable y acudir a inversiones defensivas como el oro, la deuda alemana, la norteamericana e invertir en francos suizos.

A este panorama bastante negro hay que añadir el interminable problema del recate griego, las continuas advertencias del FMI de la falta de liquidez de los bancos europeos cifrada en €300.000M y el mal dato del PMI HSBC de China por debajo de 50, lo cual advierte de una posible contracción de la economía China.

La contracción de las economías emergentes que en estos momentos son casi las únicas que están creciendo a un buen nivel supondría una globalización de la actual crisis y como consecuencia de ello complicaría las medidas a tomar para revitalizar la economía mundial y volver al camino del crecimiento.

A nivel macroeconómico hoy conoceremos en Europa los PMI adelantados, la confianza del consumidor del mes de septiembre  y los pedidos industriales de julio.

En Estados Unidos las citas macroeconómicas serán las cifras de desempleo y el índice de indicadores adelantados de agosto.

Como no podía ser menos, el VIX subió un 13,57%, llegando cerca de sus niveles más altos, hasta 37,32%.


 
Top