Tras semanas de bajadas constantes, los mercados se han decantado por volver a las alzas y los números verdes avanzan con rapidez. Los mercados asiáticos subieron en la jornada de hoy una media del 4,5%. Este rally continúa con la apertura de las bolsas Europeas con una subida media superior al 2,5%.

Esta subida se basa en los rumores que han circulado sobre el aumento del EFSF, la posibilidad de dotar de liquidez ilimitada a los bancos europeos, la salida controlada de Grecia de la zona euro con los fondos del rescate y la bajada en 0,5% de los tipos de interés.

No soy una persona pesimista por naturaleza, pero sí que me gusta ser realista. En primer lugar, tengo la sensación que actual rally no es más que un movimiento especulativo destinado a reducir las pérdidas de las grandes carteras.

En segundo lugar, si bien se ha barajado la posibilidad del aumento del EFSF, rápidamente el ministro de economía alemán ha salido al paso declarando que no apoyaría tal aumento.

En tercer lugar, aun cuando sea un rumor, los bancos europeos necesitan liquidez tal y como previno Lagarde y esta debería venir por parte del BCE. Esta ayuda los bancos lo que denota es la necesidad de realizar pruebas de stress más eficientes y que no estén destinadas a calmar a los mercados, sino más bien a mostrar la realidad para poder implementar medidas que eviten nuevos problemas.

Cuarto, desde este blog se ha insistido en la necesidad de buscar una salida ordenada de Grecia de la Unión Europea y parece que esta tesis está tomando forma. El mecanismo de ayuda que se puede implementar son los fondos destinados al rescate. Esto permitiría una reducción de la presión actual sobre la deuda soberana de la Eurozona. Recordemos que Grecia solo representa el 2% del PIB total de la zona Euro.

Europa no puede permitirse el lujo  de apoyar al gobierno griego sin que este tome las medidas pertinentes para controlar el déficit y aumentar sus ingresos.  A las pruebas me remito, aun a sabiendas que en octubre se producirá la tan temida suspensión de pagos de Grecia, su gobierno sigue sin adoptar ninguna de las medidas exigidas por la Unión Europea y los técnicos de la Troika continúan retrasando una y otra vez su viaje a Grecia a fin de poder liberar el sexto tramo del primer plan de rescate.

Además es necesario que los miembros de la Unión Europea que si no cumplen con los objetivos pactados, tendrán que sufrir las consecuencias de sus acciones y que no servirá de nada la táctica la insumisión utilizada por Grecia.

En quinto lugar, una vez que se ha conseguido controlar la inflación en Europa, los argumentos del BCE para mantenerlos tipos de interés a actual nivel, carecen de importancia y una bajada de los tipos permitiría una mejora en la liquidez de los mercados y podría hacer innecesario el aumento delos fondo del EFSF.

Pero no todas son malas noticias, el dato de la encuesta GFK de Alemania muestra la confianza del consumidor alemán se mantiene en un buen nivel. Parece evidente que los consumidores alemanes que no tienen problemas de empleo ven el futuro con tranquilidad, aunque del desglose de los datos se puede inferir que en el futuro puede darse una desaceleración de la economía alemana. Resulta del todo imposible que una economía basada en la exportación no se vea afectada finalmente por la crisis mundial.

Otro elemento a observar en el día de hoy era la subasta del Tesoro español para comprobar el estado de salud de un país con posibilidades de contagio por la crisis griega. La subasta ha sido decepcionante, para su colocación ha habido que subir los tipos de interés en las letras a tres meses  hasta el 1,692, frente a la anterior subasta 1,357% y en las de seis meses 2,665% frente al anterior 2,187%. Y esto con el apoyo del BCE que la semana pasada compro deuda por valor de €3.952M.

En Estados Unidos resaltar la subida de ayer de la deuda norteamericana como reacción a las subidas del Down Street. Lo valores cíclicos fueron los que más subieron y posiblemente ocurrirá lo mismo en el día de hoy.

A nivel macroeconómico, conocido el GFK, sólo nos queda conocer el índice Cashe/Shiller  y el índice de confianza del consumidor del Conference Board.

Por último el VIX bajo  39,02%, lo que supone una bajada del 5,4%, aunque sigue estando a niveles muy altos.
 
Top