El estado actual de los mercados se asemeja más a una montaña rusa que a una placida noria. El VIX sigue estando en un 36,91% aun cuando ayer se redujo un 4,35%. Estos niveles de volatilidad están estrechamente unidos a la gran incertidumbre que embarga a los inversores.

Las bolsas asiáticas han cerrado con unas pérdidas medias del 2%, o cual permitía avanzar una apertura en Europa con descensos, pero la montaña rusa sigue abierta y si bien los mercados han abierto en rojo, han girado nuevamente, como ocurrió en el día de ayer hacia las ganancias.

En estos momentos los mercados están cansados y necesitan de manera perentoria buenas noticias.  La clave la han fijado en la conversación telefónica que tendrán en el día de hoy Sarkozy y Merkel con el presidente griego con el fin de evitar la congelación del sexto tramo de ayuda a Grecia y permitir la aprobación del segundo rescate.

Resulta evidente, que la conversación entre los tres dirigentes será determinante para la liberación de los €8.000M que decidirán hoy de manera conjunta el BCE, el FMI y la Comisión Europea. Pero aún más importante que la liberación de los fondos serán las declaraciones que hagan por un lado la Troika y por otro Sarkozy y Merkel. En contenido subliminal de los comunicados puede estar la clave para saber si la liberación de los fondos va encaminada a permitir la aplicación de un segundo rescate o simplemente sirva para ganar tiempo y permita elaborar un plan B que permita a la Unión Europea la salida temporal y ordenada de Grecia del sistema Euro.  Habrá que estar pendiente de la lectura que hagan los mercados.

Continuando en Europa destacar la actitud positiva del Fondo soberano chino para invertir en Europa. Esta opción barajada en el día de ayer ha sido clarificada por el primer ministro chino que ha declarado que es necesario evitar la expansión de la crisis europea a otros países.

En principio la posibilidad de inversión de China en Europa podría ser de enorme ayuda para tranquilizar a los mercados por un lado y por otro inyectaría  la tan necesaria liquidez, pero el problema surge de las condiciones que establezca China para esta importante inversión. De momento no se conocen los detalles pero por lo poco que ha transcendido no parece una opción viable de momento.

Otro país que preocupa a los mercados es Italia, si bien en el día de hoy aprobara unas nuevas medidas de ajuste por valor de €54.000M. Aunque está muy bien que se aprueben medidas, está mejor implementarlas de manera real y en este aspecto, el gobierno italiano no está sobrante de credibilidad.

Este factor de duda se vio reflejado en el día de ayer en la subasta de deuda pública italiana. Los bonos a 5 años alcanzaron el 5,60%, el interés más alto desde la entrada en el euro de Italia. A esta alta rentabilidad hay que sumar el decepciónate ratio de cobertura de 1.28, frente al de julio de 1.93.

No puedo dejar de comentar la situación de la banca francesa y el descenso con perpectiva negativa de Credit Agricole que pasa de Aa1 a Aa2 y Societe General de Aa2 a Aa3. En esta rebaja ha sido determinante la enorme exposición de ambas entidades a la deuda soberana griega.

El tercer gran banco francés BNP también afectado por la crisis griega fue puesto en perspectiva negativa (Aa2) aun cuando la entidad ha declarado que su exposición a la deuda griega la considera manejable.

Otro elemento que quizás ayude a dar oxígeno  a la crisis europea es la posible participación de los países del BRIC, Brasil, Rusia, India y China en la compra de activos en Europa. La posición favorable de China ya ha sido expuesta anteriormente en este artículo. A esta posición favorable se ha unido la del presidente de Brasil y ambos llevaran el tema a la reunión que tiene en Washington  este fin de semana. Parece claro que una inyección de dinero de estos países en Europa ayudaría a relajar la actual situación siempre y cuando no estuviera sujeta a unas condiciones excesivamente exigentes. En cualquier caso, esta intervención puede llegar a ser absolutamente necesaria si estos países no quieren que su crecimiento se vea afectado. Habrá que ver cuál es el comunicado final de la reunión.

En el terreno macroeconómico, la producción industrial ha mejorado respecto al dato de julio hasta el 4,20% (YoY) y el 1,0% (MoM), aunque están por debajo de los esperado 4,60 (YoY) y 1,5% (MoM).
En Estados Unidos el índice IBD/TIPP subió hasta 39.9 frente al consenso que esperaba 35.8. Este indicador de confianza es un nos permite esperar buenos datos del resto de índices de confianza.

En el día de hoy habrá que estar pendiente de las ventas minoristas que podrían confirmar el debilitamiento del consumo interno norteamericano. Un mal dato en este aspecto podría reforzar los argumentos para la necesidad de aplicar un nuevo QE3.
 
Top