La rebaja de japón por parte de Fitch a A+, con perspectiva negativa, si bien no hace más que actualizar el estado de la economía japonesa golpeada por la crisis soberana europea. 

El análisis de Fitch, reitera el ya sabido exceso de endeudamiento soberano de Japón como elemento desestabilizador de la economía nipona y que influye negativamente al tener un PIB nominal débil, una deflación que persiste en el tiempo y unas medidas fiscales sobre el impuesto de consumo que no terminan de tomarse.

En concreto Fitch hace hincapié en la necesidad de aumentar el impuesto al consumo desde el actual 5% al 10% para poder conseguir una consolidación de las cuentas del estado y reducir su exposición al riesgo soberano.

En cualquier caso, la nota de Fitch concluye que no es previsible un aumento del riesgo en Japón porque prevé que crecerá con fortaleza y logrará consolidar sus cuentas públicas.

COMUNICADO DE FITCH
Fitch Ratings ha rebajado a largo plazo en moneda extranjera y local de Japón Moneda Issuer Default Rating (IDR) a 'A +' desde 'AA' y 'AA-', respectivamente. Las Perspectivas de ambos IDR son negativos. El techo país se rebajó a 'AA +' desde 'AAA'. El IDR de Corto Plazo en Moneda Extranjera se afirma en 'F1 +'.

"Las rebajas y las perspectivas negativas reflejan los crecientes riesgos para el perfil de la deuda soberana de Japón como resultado de los coeficientes de deuda elevados y crecientes", dijo Andrew Colquhoun, director de Asia-Pacífico Soberanos de Fitch. "El plan del país de consolidación fiscal se ve tranquilo, incluso en relación a otros fiscalmente desafiadas países de altos ingresos, y la ejecución está sujeta a riesgos políticos."

Bruto de Japón de la deuda del gobierno general se proyecta que llegará a 239% del PIB a finales de 2012, con mucho, el más alto para cualquier soberano de Fitch-nominal. Este ratio de deuda también han aumentado 61pp desde la crisis financiera mundial. Esto se compara con una mediana de 39 pp para las economías de la OCDE y 8PP para 'A' soberanos del área de distribución. Japón es menos de una de las demás cuando se tiene en cuenta la gran pila de soberanos activos financieros (por valor de alrededor del 80% del PIB en los cálculos de Fitch), pero el endeudamiento neto sigue creciendo con fuerza.

Fiscal de Japón prevé la estrategia de gestión en el gobierno se niega ratio deuda / PIB sólo del FY21. Fitch considera que esto es un ritmo lento de consolidación, dada la magnitud de la deuda de Japón. Por otra parte, la estrategia de consolidación de Japón está sujeta a riesgos políticos. El gobierno de clave de la recaudación de ingresos plan es caminar por el impuesto al consumo al 10% en FY15 a partir del 5% actual. La medida se concentraría en (lanzamiento está previsto para FY14) y sigue siendo muy políticamente controvertido.

Sin embargo, el soberano japonés mantiene la flexibilidad de financiamiento excepcional y puede financiarse a bajos rendimientos nominales, un factor de Fitch reconoce como un apoyo a las calificaciones. Flexibilidad en la financiación se ve reforzada por el papel del sector público más amplio de canalizar el ahorro a la soberana: cerca de la mitad de la deuda pública se lleva a cabo en el sector público más amplio. Esta fuerza de la financiación se basa en el profundo pozo de ahorro del sector privado japonés, investido con "sesgo nacional" fuerte. El yen japonés es una moneda de reserva mundial y exhibe las características de refugio seguro.

Sin embargo, Fitch considera que este comportamiento de los ahorros del sector privado puede contribuir al equilibrio en sí persistente deflación de la economía. La economía ha experimentado una deflación recurrente desde el año 2001 y el crecimiento del PIB real se queda de altos ingresos compañeros. PIB nominal de JPY468.6trn en 2011 fue de 0,2% menos que en 1991. El débil crecimiento del PIB nominal amenaza con socavar la solvencia fiscal a largo plazo.

Fuerte ahorro privado contribuyen a la persistencia de superávit en cuenta corriente del país, sumándose a un acopio de reservas oficiales de divisas USD1.3trn vale la pena a fines del 2011. Sin embargo, los analistas de Fitch creen que  es adecuado para igualar la FC de Japón y LC IDR en la idea de que la presión sobre la posición de la financiación del soberano, si surge, implicaría cambios en el ahorro y el comportamiento de las inversiones japonesas que probablemente afectan el perfil crediticio del FC también.

Calificaciones soberanas de Japón se apoyan en las fortalezas fundamentales estructurales, incluyendo una de las más avanzadas del mundo economías de ingresos altos y fuertes instituciones públicas. Sin embargo, su perfil demográfico es una debilidad estructural. Población en edad laboral ha estado en declive desde mediados de la década de 1990. Las autoridades estiman que el envejecimiento es la adición de aproximadamente 0,2% del PIB por año para el proyecto de ley de seguridad social, lo que indica que Japón necesita para avanzar fiscal sólo para compensar la presión del envejecimiento de la población.

La rebaja del techo país está en consonancia con la metodología de Fitch y los criterios publicados. Fitch reconoce la fortaleza de las finanzas externas de Japón, tanto a nivel soberano y toda la economía, y el papel esencial de Japón en la economía mundial. Las condiciones de la transferencia y el riesgo de convertibilidad sería probable que se produzcan en Japón siguen siendo remotas, en opinión de Fitch.

A falta de nuevas medidas de política fiscal destinadas a estabilizar las finanzas públicas en medio de los constantes aumentos de ratios de deuda pública podría conducir a una baja adicional. Un choque a las condiciones de financiación soberana de Japón, como una fuerte subida y sostenido en los rendimientos sería muy negativo para las calificaciones, aunque Fitch considera que esto no es probable. Por el contrario, los avances en la estabilización fiscal más allá de las expectativas de Fitch podía ver las Perspectivas volver a estable. Un crecimiento mucho más vigoroso económico que Fitch espera que durante un período prolongado sería constructivo para la sostenibilidad de la deuda pública y se podía ver las Perspectivas volver a estable.
 
Top