Tal y como hemos mantenido desde estas líneas la semana pasada, Grecia pasaba a ser una situación dejando de ser un problema y el problema pasaba a Italia, la tercera economía de la euro zona.

Todos los analistas esperaban que la dimisión de Berlusconi y la creación de un gobierno de unidad nacional fuera suficiente para tranquilizar a los mercados financieros, pero los mercados que son jueces implacables han aplicado su ley y el descuento de una crisis más profunda en el senos de la Unión Europea ha avanzado posiciones y los inversores han optado por salir de la renta variable antes de que el barco se hunda aún más y a la espera de mejores tiempos en los que los riesgos sean asumibles.

Ha comenzado una nueva fase en la crisis de la deuda soberana europea, fase en la que veremos tomar decisiones que en otros tiempos nos hubieran parecido imposibles de tomar.

Mercados financieros asiáticos
Los mercados financieros han fueron los primeros en celebrar la dimisión de Berlusconi y cerraron con subidas medias superiores al 1%. El Nikkei cerró con una subida del 1,71%, el Hang Seng con un 1,15% y el Sanghai Composite con un 0,84%.

A la buena noticia de Italia, se unió el sorprendente dato del IPC de China que fue del 5,5%. Esta bajada de la inflación aunque aún está por encima del 4% objetivo del gobierno nos muestra que las medidas tomadas por las autoridades chinas están siendo efectivas.

Por otro lado quizás este momento no sea el mejor para que China se desacelere, por ejemplo los datos de producción industrial han pasado al 13,2% en octubre, mientras que en el mes anterior eran del 13,8% y en la misma línea están las ventas minoristas que han disminuido al 17,2% en octubre desde 17,7% de septiembre.

El gobierno chino tendrá que sopesar si en un momento de desaceleración mundial sería conveniente que uno de los países que mantienen un alto nivel de crecimiento disminuya con el fin controlar la inflación. Desde mi punto de  vista no es momento de preocuparse de la inflación sino del crecimiento, pues  inevitablemente y por efecto de la crisis de la deuda soberana europea todas las economías emergentes se verán afectadas en su producción y creo que no  es necesario apoyar a lo que va a llegar, la disminución del creciente. Más aún, estaría más preocupado porque la economía china llegue a niéveles de crecimiento del 6% que pudieran hacer estallar la burbuja china que de la inflación.

Mercados financieros europeos
Como dice el dicho, “la felicidad dura poco en la casa del pobre” y es precisamente lo que ha pasado en Europa. La próxima dimisión de Berlusconi no ha producido un efecto balsámico como se esperaba, sino que ha profundizado a los mercados financieros en las pérdidas y los cierres han estado en la mayoría de plazas por encima del -2% y en el caso de la bolsa italiana las caídas han llegado al 3,71%.

Como ya se ha visto, la deuda soberana italiana ha superado el 7% y su CDS cotiza a 574.01 pbs, una subida del 9,52% y la posibilidad de default es del 39,12%, a esto añadir que el segundo país en la lista de contagio España está en 428.61.

Ante esta situación de Italia como ha reaccionado Europa, de ninguna manera. Aún resuenan en mis oídos como los líderes europeos en su última reunión alababan las medidas que iba a tomar Berlusconi, quien se había comprometido con sus socios, y que incluso permitiría que expertos de la Unión Europea comprobasen  la veracidad de la implementación de sus medidas.

Hoy todo eso ha quedado atrás y las declaraciones de diferentes expertos aseveran que ni tan siquiera aplicando las medidas aprobadas sería suficiente para poder resolver el problema de la necesidad de crédito de Italia, incluso si se utilizara el EFSF, Italia en unos pocos trimestres agotaría su capital y haría desaparecer su capacidad de apalancamiento.

Ante una situación de esta envergadura que medidas puede tomar la Unión Europea. Desde mi punto de vista sólo son posibles tres tipos de medidas. La primera crear un gobierno técnico en el que los intereses partidistas quedaran relegados y prevalecieran los intereses generales.

Este gobierno técnico y de unidad nacional no sería un gobierno interino hasta que se convocaran elecciones, sino un gobierno que permaneciese en el poder hasta que se controlará de manera razonable la deuda soberana italiana.

Otro argumento favorable y no precisamente técnico  para la permanencia de este gobierno, es la capacidad de la sociedad italiana para funcionar correctamente independientemente del gobierno de turno, de hecho apartar por un tiempo a los políticos tradicionales italianos puede ser un alivio para Italia.

La segunda medida es la intervención del BCE para controlar la deuda soberana italiana en los mercados impidiendo que se disparase y la tercera y vinculada a esta segunda es la inmediata implementación de Eurobonos que cortarían de raíz el problema de la deuda soberana europea.

He dicho que la segunda y tercera medida estaban interrelacionadas, pues mientras se habilitan los mecanismos necesarios para la legislación e implementación de los eurobono, sería fundamental la aportación del BCE y de modo complementario los préstamos del FMI que permitieran un cierto desahogo a los mercados de deuda soberana.

Para que los Eurobonos sean una realidad, será necesario convencer a Alemania que no esta dispuesta a aumentar sus gastos financieros, pero que al final se verá frente a una dicotomía. O se aprueban los Eurobonos (a tiempo), o se puede ir olvidando del provechoso euro y del Tratado de Lisboa.

En referencia a Grecia, recomendar que comiencen a negociar su salida provisional de la zona euro antes que el resto de sus socios se olviden de ellos y terminen expulsándola y dejándola a su suerte. Aún está a tiempo de negociar una salida razonable e incluso relativamente beneficiosa.

Mercados financieros norteamericanos
Los mercados financieros norteamericanos no han podido libarse de los números rojos y el Down retrocede más de un -2% al igual que los otros dos principales índices.

En el terreno macroeconómico no ha habido datos de interés y la dirección del mercado financiero norteamericano irá unida a las noticias sobre Italia y a la deuda soberana europea.
 
Top