La caída del primer ministro italiano Silvio Berlusconi vaticinaba un comienzo de semana un comienzo de semana alcista. Los analistas se decantaban por un avance de Europa en dirección a comenzar a resolver la crisis de la deuda soberana gracias al cambio de dirigentes políticos por tecnócratas con solvencia suficientemente acreditada.

Esta reflexión superficial ha sido recogida por los mercados financieros asiáticos que han cerrado al alza, pero los mercados financieros europeos mejores conocedores de la política local, en un comienzo de sesión optaron por las alzas, a medida que ha ido desarrollándose la jornada en los mercados financieros los primeros números rojos se están transformando en bajadas más intensas.

Nuevamente los análisis han buscado una justificación para que los mercados volvieran a los números verdes, pero los mercados son soberanos y se han limitado a sumar uno más uno y desde luego no daba tres por muchos análisis políticos y financieros que digan los contrario. Al final los hechos son lo que marcan el camino de los mercados y no las palabras.

Mercados financieros asiáticos
Los mercados financieros asiáticos fueron los primeros en creer que los acontecimientos del fin de semana eran una señal del comienzo de medidas encaminadas a resolver el problema de la crisis de la deuda soberana europea.

Los mercados financieros asiáticos cerraron con una subida media del 1,6%. Esa subida la encabezó el Hang Seng con un 2,4%, seguido por el Kospi con un 2,1%, el Shanghái Composite 1,6% y el Nikkei con un 1,1%.

Este ambiente alcista se vio motivado por los datos de la economía japonesa que creció un 1,5% en el tercer trimestre frente al descenso del 0,3% del periodo anterior. Por sectores destacar el crecimiento del consumo privado un 1% frente al anterior 0,2%, la inversión un 1,1% frente a la caída anterior de un -0,5% y por último las exportaciones crecieron con fuerza un 6,2% frente al descenso anterior del 5%.

En conclusión, buenos datos macroeconómicos y  un principio de solución del problema de la deuda soberana europea animaron las compras, pero esta pequeña euforia se verá frustrada en la jornada de mañana en la que es previsible que los números rojos vuelvan a aparecer.

Mercados financieros europeos
Os mercados financieros europeos al contrario de lo que se había esperado, una sesión con subidas, son las pérdidas las que mandan en todos los mercados financieros europeos.

El efecto de las noticias del fin de semana sólo tuvo efecto al comienzo de la sesión en los mercados financieros europeos que fue disminuyendo al conocer el mal dato de la producción industrial (YoY) en Europa y los resultados de la subasta de deuda a cinco años de Italia.

Los resultados de la subasta fueron de un interés del 6,295%, frente al anterior 5,32%. Este resultado es el más alto desde 1997.

Lo que si aumento ligeramente fue la demanda, el ratio de cobertura fue 1.47 veces.

Ante esta situación de Italia y a la experiencia de los inversores con los políticos europeos, las ventas parecen ser la mejor opción para al menos realizar algún beneficio de la última subida.

Parece claro que la desconfianza reina entre los inversores, si bien es cierto que el problema italiano ha tomado una nueva dirección gracias a sustitución de Berlusconi por Monti, los mercados parecen intuir que si bien de momento los políticos italianos parecen apoyar la candidatura de Monti, con la excepción de la Liga Norte, esta situación puede cambiar en cualquier momento y llevar al gobierno de Monti a perder una moción de confianza teniendo que convocar elecciones.

¿Cuándo se dará este cambio de los políticos italianos? Simplemente cuando alguno de los partidos que apoya a Monti tenga posibilidades de ganar las elecciones, en ese momento se unirán a la Liga Norte y el gobierno de Monti será insostenible independientemente de las presión que puedan ejercer sobre Italia sus socios comunitarios.

Ante este panorama tan inestable en Italia, muchos inversores prefieren estar fuera del mercado a la espera de acontecimientos.

Tampoco debemos olvidar a Grecia, aunque este caso creo y debido al predecible final de Grecia fuera de la Unión Europea, los políticos griegos optaran por apoyar a Papademos y evitar el desgaste político que supone la salida temporal de Grecia de la Unión Europea.

En este clima de tensión de los mercados financieros, la canciller alemán Merkel ha pedido un avance decidido hacia la unión política y fiscal de los miembros de la Unión Europea y  pidiendo aludiendo incluso al derecho a intervenir en el caso de que algún país se niega a aceptar el pacto de estabilidad y Crecimiento. Estas palabras que en otro momento podrían haber alentado hacia una mayor cohesión dentro de la Unión Europea, en este momento pueden provocar justo la reacción contraria y llevar algunos partidos políticos hacia un nacionalismo populista. La Canciller Merkel parece olvidar que los fascismos tienen un calado de cultivo extraordinario en crisis económicas de gran magnitud como ocurrió en la misma Alemania en los años treinta a raíz dela crisis del 29.

Europa está en un momento histórico que deberá elegir, entre tomar medidas efectivas e inmediatas independientemente de los intereses particulares o caer en un caos con consecuencias imposibles de prever.

Esta semana en el plano macroeconómico tenemos citas importantes como el índice ZEW en Alemania el martes, el miércoles el IPC de la Eurozona o el viernes el índice de precios de producción en Alemania.

Por último y a modo de reflexión personal. La política europea no tendrá ni la capacidad de acción practica ni moral mientras no se aplique el antiguo principio romano “la mujer del Cesar no sólo tiene que ser honrada, sino que además debe parecerlo”.

Mercados financieros norteamericanos
En un mercado financiero internacional inestable, los mercados financieros norteamericanos no quitan la vista de Europa y sus noticias. A día de hoy parece claro que la economía norteamericana se ve afectada de manera directa por la crisis de la deuda soberana europea.

Los resultados corporativos en general mejor de lo esperado pasan de largo sin afectar al mercado. A esto se une declaraciones de la FED sobre la atonía del mercado de la vivienda y como consecuencia de ello una limitada oferta de crédito y también una demanda limitada.

En este clima de inseguridad el Presidente de la Fed de San Francisco advierte del riesgo de pánico por la crisis de la deuda soberana y considera que hay que tomar no sólo medidas de supervisión sino también de regulación para preservar la estabilidad.

Parece que cada vez es más necesaria la actuación de la FED y del BCE para poder controlar la crisis de la deuda soberana, el tiempo pasa en cada vez existe menor posibilidad de maniobrar si se quiere evitar una crisis que dure años.

Otro elemento que se puede añadir a los ya castigados mercados es el acuerdo de la reducción del déficit público que tiene como fecha tope el 23 de noviembre.

En el plano macroeconómico destacar esta semana el ISM de Nueva York mañana, el miércoles la producción industrial, el jueves el ISM de Filadelfia y el viernes el índice de indicadores.

Por último reseñar que el VIX en la última jornada tuvo un descenso del 8,44% y cerró en 30,04%.
 
Top