En la jornada de hoy parece que los mercados financieros mundiales han preferido apostar por la subida y dar un voto de confianza a los cambios de Italia y Grecia, aunque este voto de confianza sólo se basa en un elemento emocional y no en algo racional.

A lo largo de del día hemos conocido que el Senado italiano ha aprobado las medidas propuestas por Berlusconi para enfrentarse a la crisis de Italia y es casi seguro que el Congreso también las aprobará con lo cual quedará el camino expedito para la dimisión de Berlusconi y la formación de un nuevo gobierno dirigido por Monti.

A su vez Grecia intenta enfrentar la negociación con la Unión Europea de la mano de Papademos buscando la liberación del sexto tramo de rescate.

Pero, ¿hasta cuando otorgaran los mercados financieros internacionales su confianza a los políticos europeos?

Mercados financieros asiáticos
Los mercados financieros asiáticos han seguido la estala de la subida de ayer de los merca dos financieros norteamericanos y el alza media ha sido del 1,2%, aunque con dos elementos discordantes. El Nikkei tan sólo subió un 0,2% y el mercado financiero chino cerro plano.

Resulta curioso que dos de los países que jugaran un papel importante en las ayudas a los países con problemas de la Unión Europea, no hayan reaccionado como el resto de mercados. Este dato que puede ser irrelevante, quizás sea una señal de aviso a los navegantes.

Otro elemento a destacar en Asia, es la intención de los Bancos Centrales de Tailandia y Corea de bajar los tipos de interés con el fin de impulsar el consumo, aun cuando esto suponga riesgos inflacionistas.

De este cambio de actitud entre los gobiernos de la zona, parece claro que intentan minimizar las consecuencias de la crisis de la deuda soberana en su producción y crecimiento. No sería extraño que esta misma postura sea adoptada por otros gobiernos de la zona incluido el gobierno chino.

Mercados financieros europeos
En la jornada de hoy las fuertes subidas han sido la tónica generalizada en Europa. Esta subida media ha sido superior al 2,5%.

Parece claro que el conjunto de plazas europeas apuestan por la capacidad de Monti para enfrentar  el problema del déficit de Italia y a su vez permita recuperar la confianza de los inversores.

Si bien el Sr. Monti puede ser la persona adecuada para propiciar un cambio en las finanzas italianas, las plazas europeas parecen olvidar con que el Sr. Monti no contará con el apoyo de la Liga Norte y tal como es la política italiana, podemos asistir a la caída de Monti en u corto periodo de tiempo, lo cual haría que los mercados y prestamistas volvieran a ejercer presión sobre la deuda soberana italiana y no sería descartable que volviéramos a ver diferenciales de 575 pbs o incluso superiores.

Lo único que podría garantizar las medidas  aprobadas hoy en el Senado y que aprobará el Congreso es un auténtico compromiso de todas las fuerzas políticas para apoyar en gobierno de unidad nacional, en otro caso asistiremos a un nuevo fracaso de la política italiana y europea.

La Unión Europea debería prepararse ante esta posible consistencia y comenzar a planificar medidas que redujesen el impacto de Italia sobre el resto de los socios europeos y especialmente sobre España.

Desde mi punto de vista España ha de convertirse en la barrera de contención de la crisis de la deuda soberana europea y debería recibir una inyección de fondos que actuase a modo de vacuna y evitara el efecto dominó de Italia. Esta vacuna no estaría compuesta sólo por la compra de su deuda pública, sino que incluiría liquidez para el sistema financiero español y subvenciones especiales destinadas a incentivar el empleo que es el punto de quiebra d la economía española.

Esta propuesta es preventiva y defensiva, permitiendo reducir un futuro daño. Esperemos que los políticos europeos por una vez se preparen prevean los acontecimientos antes de que sucedan.

En definitiva, creo que Italia sigue siendo un problema y no confió en que implemente medidas correctoras a tiempo y que prevalecerán los intereses particulares a los generales.

En cuanto a Grecia,  habrá que esperar tanto a las propuestas de la Unión Europea sobre su futuro, como a las actuaciones del nuevo primer ministro griego Papademos.

En esto momentos, la presión sobre la deuda soberana italiana y española ha disminuido. Italia 526.50 pbs, con una posibilidad de default del 36,53%, con una mejora del 7,36% y España 420.06 pbs, con una posibilidad de default del 30,50%, lo que supone una mejora del 3,28%.

Mercado financiero norteamericano
Los mercados financieros norteamericanos han seguido la línea marcada por Obama quien ha dado un voto de confianza al Presidente de Italia, Napolitano y están subiendo con fuerza un 2%.

En esto momentos al observar los movimientos de los mercados financieros norteamericanos vemos que el volumen medio es del 85% respecto al histórico, y hemos visto volúmenes bajos con lo cual resulta difícil afirmar que los mercados están apoyando las medidas tomadas por Europa.

Más bien me parece que asistimos a un escenario de impasse hasta que se aclare la situación o bien Europa implemente medidas reales (BCE) o la FED tome cartas en el asunto y aplique el QE3.

En la jornada de ayer el VIX bajó un 9,26% cerrando al nivel del 32,81%.

Y como todas las semanas deseo a todos mis lectores un relajado fin de semana que le permita acumular energías para la semana que viene.
 
Top