Ante el actual clima de desconfianza y desconcierto de los mercados financieros internacionales, la pregunta es ¿hacia dónde se dirige la economía?

En la respuesta a esta la quisiéramos conocer todos para poder estar preparados frente a lo que se avecina. Pero si bien la respuesta a la pregunta no la conoce nadie si que podemos hacer conjeturas sobre los próximos acontecimientos.

Parece probable como hemos mantenido desde estas líneas que la crisis soberana europea está modificando el curso de la historia, más aún está entrando en una fase que al igual que le ha sucedido a Grecia que ha dejado de ser un problema para convertirse  en una situación, la crisis de la deuda soberana está evolucionando hacia una situación y propiciando el comienzo de la crisis del Tratado de la Unión.

Como está ocurriendo en la crisis de la deuda soberana europea, los políticos al no tomar decisiones efectivas y dejar los acuerdos en palabras, pierden un tiempo precioso que posteriormente hará que las que se deberían haber tomado antes ya no sean efectivas y el margen de maniobra se estreche hasta casi dejar de existir.

En estos momentos se está desarrollando el capítulo final de la crisis de la deuda soberana europea y pronto veremos la crisis de las instituciones europeas y el euro. Esta crisis será el elemento final de la tragicomedia a la que estamos asistiendo en la economía mundial.

Pero se estará a tiempo de evitar la caída de la zona euro y del mismo euro. Creo que sí, siempre y cuando se comiencen a tomar medidas desde este momento, en caso contrario aparecerá un nuevo escenario mundial, diferente al que conocemos ahora, pero como todo cambio ni será fácil y lo más probable es que resulte convulso.

Mercados financieros asiáticos
Los mercados financieros asiáticos no se han evadir de las consecuencias de la crisis de la deuda soberana europea y han tenido una bajada media del 1,4%, con el mercado financiero chino cayendo con fuerza por encima del 2,2% y el Nikkei se ha dejado un 0,9%.

La crisis de la deuda soberana comienza a afectar a la economía real, reflejo de ello es la rebaja de la expectativas de crecimiento en Japón. El gobernador del BOJ advierte que la crisis europea se reflejara a través de los bancos, pero en mayor medida en la apreciación del yen, siendo los efectos negativos no exclusivos de la economía japonesa, sino  que afectará a todas las economías emergentes.

La pasividad que he atribuido a los políticos europeos también es aplicable a los políticos de los países emergentes. Evidentemente no es porque sean responsables de la situación actual, sino porque pueden ser quienes puedan ayudar a corregirlo evitando el contagio a sus economías.

Puede ser el tiempo de buscar una estrategia común para ayudar a la economía europea para que salga de la actual crisis y evitar la recesión.

Mercado financieros europeos
El mercado europeo en la sesión de hoy se ha movido del rojo al verde con intención de cerrar en positivo, parece que los mercados financieros europeos están en disposición de dar una oportunidad a los gobiernos técnicos de Italia y Grecia.

Hoy en Italia el nuevo Primer Ministro Monti, ha formado gobierno y es de suponer que contara  en un primer momento con suficiente apoyo, pero esta aparente fortaleza no es más que apariencia en el corto plazo sigo manteniendo que no será capaz de tomar el control de la situación en Italia y que no se le permitirá tomar las medidas que en estos momentos necesita Italia para dar confianza a los mercados.

Italia ha destacado en el plano político por defender los intereses de cada uno de los partidos en detrimento de buscar soluciones comunes. Esto resulta evidente la ver los movimientos del partido de Berlusconi buscando no perder influencia y la postura oportunista de la Liga Norte. Ante este panorama ¿quién puede confiar en los partidos políticos italianos? No será mi caso.

En cuanto a Grecia, su futuro cada vez es más claro, después de recibir el sexto tramo de €8.000M se instrumentara el modo en que quede fuera de los mecanismos de la Unión Europea, aunque en un primer momento manteniendo como moneda el euro. En una segunda parte y cuando este más estable el país comenzará a funcionar nuevamente con su moneda nacional.

Respecto al futuro de Europa, cada vez parece más claro que la Europa del Euro si sobrevive la conformaran un grupo de Elite, quedando el resto de los países fuera de este círculo.

Por lo que respecta al BCE parece una contradicción que este proporcionado liquidez a la banca privada mientras que sus mantenedores, los estados de la Unión Europea pagan intereses imposibles de sostener, es necesario que el BCE  se convierta al menos de manera puntual de prestamista de último recurso para los estados si se busca una cierta estabilidad de la deuda soberana, además de apalancar la capacidad del EFSF, por cierto que si se sigue esperando a ponerlo en marcha, al final posiblemente ya no haga falta.

Por último hoy presentaré una serie de cuadro en un artículo independiente sobre la evolución de la deuda soberana de los principales países europeos en relación a bono alemán a 10 años.

Hoy la prima de riesgo de España está a 469.25pbs, con una posibilidad de default del 33,32% y la de Italia a 575.00 pbs, con una posibilidad de default del 39,05%, como podemos ver en ambos casos la presión ha disminuido algo desde los máximo que vimos ayer.

Mercados financieros norteamericanos
En la jornada de ayer los mercados financieros norteamericanos fueron capaces de abstraerse de la crisis de la deuda soberana europea y ferrarse al dato de las ventas minoristas que fue mejor de lo esperado con un incremento del 0,5% frente al 0,3% de incremento que esperaba el mercado.

Pero en la jornada de hoy los mercados financieros norteamericanos han intentado mantenerse al margen de Europa y al comienzo de sesión las compras han prevalecido ayudando a los mercados financieros europeos a un cierre en positivo, a medida que se va desarrollando la sesión las ventas toman cada vez más fuerza, pesando los datos macroeconómicos negativos más que los positivos y sobre todo el -0,10% del IPC.
En la jornada de ayer el VIX bajó un 0,29% quedando en el 31,22%.

 
Top