Los mercados financieros han cerrado en plano, con quedando algunas plazas en números rojos y otras en verdes. Por otro lado, la volatilidad ha volado en el mercado financiero norteamericano que ha pasado de fuertes pérdidas a ganancias superiores al 1%.

Mi pregunta es ¿por qué?, realmente se ha solucionado algo. Es cierto que Grecia tiene un nuevo primer ministro, Papademos y en Italia se baraja el nombre de Monti para liderar el gobierno de unidad nacional. Pero no ha cambiado nada, sólo se ha cambiado el collar al perro, pero el perro sigue siendo el mismo.

Mercados financieros asiáticos
Como era de esperar el cierre de los mercados financieros asiáticos fue en negativo, con una pérdida media del 3,5%. El Nikkei ha bajado -2,9% y el mercado financiero chino se dejó un -1,8%.

En este clima de pérdidas asistimos pasmados a las declaraciones de una fuente oficial china que considera que los actuales problemas europeos son temporales. Esta declaración sólo puede ser debida a un problema de miopía, o por el conocimiento de alguna información por parte de esta fuente sobre la actuación de China en el apoyo a Europa y a su crisis de deuda soberana.

En cualquier caso y en estos momentos lo único que `puede calmar a los mercados financieros internacionales son medidas concretas y reales y no palabras.

Mercados financieros europeos
En estos momentos Europa se mueve entre dos aguas y me explico, por un lado esta los intereses particulares de cada uno de los miembros les impide actuar y tomar medidas efectivas; por otro lado, los mercados no dejaran de castigar a la zona euro hasta que se comiencen a tomar medidas encaminadas a contrarrestar los efectos negativos que está produciendo en la economía real la crisis de la deuda soberana.

A lo largo del día hemos asistido al  teatro de la política y hemos podido ver como en Grecia optaban por un técnico Papademos, ex vicepresidente del BCE, para poder negociar con Europa la liberación del sexto tramo de €8.000M. En este sentido he de decir que en realidad no hay nada que negociar sino se quiere entrar de manera inmediata en una crisis más profunda y larga. En el lado positivo, decir que el señor Papademos puede ser la figura idónea para negociar la salida ordenada y temporal de Grecia de la Unión Europea. Creo que si Grecia negocia bien podría salir con una quita del 80% de los prestamistas internacionales y la absorción del 20% restante por el EFSF, quedándole al gobierno únicamente la deuda nacional.

En cuanto a Italia, mantengo que mientras las negociaciones sigan en manos de los políticos italianos y no en la de los técnicos el conjunto de la Unión Europea y el Tratado de Lisboa están en peligro de deshacerse en pedazos.

Esto se hace patente al escuchar a los miembros de la Liga Norte que supeditan cualquier acuerdo a la convocatoria de elecciones. Como se puede ver, lo particular sigue primando sobre el bienestar general.

En cuanto al resto de Europa; en estos momentos está sumida en  un sopor que no le permite reaccionar. Por un lado se lanzan rumores imposibles de la creación de una Europa de dos velocidades. Pero quien va a ser el que determine a quien le corresponde estar en una lado u otro.

Esta propuesta carece de sentido excepto que se refundara la Unión Europea, y se cambiaran las reglas del juego. Francamente, si bien me parece imprescindible la refundación de la Unión Europea, no parece este el mejor momento para hacerlo.

Por otro lado Alemania mantiene que no puede existir una Europa de dos velocidades y que hay que afrontar de manera común la crisis de la deuda soberana. Bonitas palabras y hay que reconocer que Alemania se ha esforzado para intentar buscar soluciones a la crisis soberana, pero me hago una pregunta inocente, ¿está Alemania dispuesta a asumir la subida de sus gastos financieros con la creación de los Eurobonos? Cuando busco la respuesta lo único que encuentro es que no. Como suele pasar al final Alemania se verá obligada a decidir si quiere mantener el Euro que tanta prosperidad ha generado a su país o aumentar sus costes financieros con el fin de posibilitar los Eurobonos.

En esto momentos Europa no tiene tiempo y debe decidir y tomar decisiones de calado y no vacilar a la hora de aplicarlas, en caso contrario, arrastrara al conjunto de lao países de la Unión Europea y al resto del mundo a una cris larga en el tiempo y con unas consecuencias difíciles de saber. Lo que sí se puede saber es que pase lo que pase el mundo está cambiando y dentro de unos años no se parecerá al que conocemos ahora.

En estos momentos la deuda soberana Italiana está en 568.79 con una posibilidad de default del 38,83% y la de España en 435.93, con una posibilidad de default del 31,46%

Mercados financieros norteamericanos
En estos momentos asistimos a una subida superior al 1% en los mercados financieros norteamericanos, tras las bajadas de la jornada de ayer. Esta subida no es más que un rebote técnico al que le auguro muy poca duración. En cualquier caso creo que el cierre de los mercados financieros norteamericanos estará bastante por debajo de los máximos del día.

En estos momentos casi lo único que tienen presente los inversores son las noticias de la crisis de la deuda soberana, por eso hemos asistido a un aumento del VIX que ayer cerró en el 36,1%, lo que supone una subida del 31,59%. Hoy asistiremos a un fenómeno similar y antes de final de año volveremos a ver valores superiores al 45%.

Es cierto, que a lo largo de la jornada ha disminuido la presión sobre la deuda italiana que ha conseguido bajar al 7,3% en los bonos a 10 años. Esto ha podido animar a algún cazador de gangas a entrar al mercado, pero si no vemos medidas concretas en los próximos días, los números rojos se convertirán en algo cotidiano en las plazas norteamericanas. 
 
Top