A raíz de haber leído el artículo de Llamas/Daniel Lacalle “Las diez vergüenzas de Grecia que nunca le contarán Syriza ni Podemos” no he podido evitar realizar un análisis en profundidad de los datos que aparecen y afirmaciones que se hacen en el mismo son más que cuestionables y propias de un articulista de opinión de cualquier medio de comunicación de masas.

Ya desde un primer momento Llamas/Lacalle mantiene tesis que el el gasto público el causante de la austeridad es difícilmente sostenible si utilizamos los datos reales.

La primera distorsión de Llamas/Lacalle es utilizar los datos en diferentes momentos entremezcla dolos de manera intencionada con el fin de provocar confusión. Esta confusión es clara cuando intenta relacionar el aumento del gasto público del 80% en el periodo 1996-2008 y el incremento de la deuda pública de 2011. Esta correlación es absurda no sólo porque no existe un paralelismo exacto entre ambas cosas, sino simplemente porque no tiene una relación temporal.

El gasto público en Grecia en e periodo va desde los 48,369 millones de euros de 1996 a los 122,324 millones de euros de 2008. Este gasto evoluciona en relación al crecimiento del PIB de Grecia que pasa de ser en 1996 de 115,457 millones de euros a 242,096 millones de euros. Tanto el gasto público, como el PIB crecen por encima del 100%.

Segundo, no existe razón alguna para que Syriza o Podemos oculten estos datos ya que no tienen nada que ver son ello puesto que nunca han gobernado, en cambio, si que tiene mucho que ver quienes entraron a gobernar en 2009 y no son nombrados por Llamas/Lacalle, que son los socialistas griegos.

Es curioso que si bien el economista se refiere al gobierno que entra en 2009, no parece querer nombrarlo ya que rompería su tesis de que los culpables son los partidos de izquierda. Aunque si lo pensamos bien, quizás tenga razón Llamas/Lacalle al excluir al Partido Socialista griego de la izquierda política.

Tercero, si bien es correcto afirmar que el gobierno griego manipuló el déficit público de 2009 estimándolo en un -3,7% respecto al PIB, cuando realmente era del -15,6%. Esta diferencia no es del 14%, sino del 11,9%. cifra muy, alta aunque no tan alta como la que establece Llamas/Lacalle.

Este crecimiento del déficit público quizás sea menos espectacular y por lo tanto no sea tan beneficioso para los intereses de Llamas/Lacalle, si comparamos el déficit del 2008 que fue del -9,9%, observando un aumento del 5,7% en términos interanuales.


Cuarto, es absolutamente falso, que la crisis griega fuera culpa del Estado, ya que fue la socialización de la deuda de los bancos a través de los rescates de la Troika y del aumento de la deuda pública para seguir subvencionando a la banca griega la que provocó la crisis humanitaria que Grecia esta sufriendo en estos momentos.

Llamas/Lacalle realiza la anterior afirmación utilizando simplemente un argumento de autoridad basado en si mismo, pero tiene mucho cuidado de evitar entrar en los datos, porque estos desmentirían su afirmación.

Lo primero decir que la quita sólo afectó al 26% de la deuda griega ya que como bien afirma Llamas/Lacalle dicha quita se aplicó de manera selectiva, no afectando a los tenedores de “covered bond”, ni a bancos centrales o gobiernos que lo que hicieron simplemente fue reestructurar la deuda.

Esta quita permitió que Grecia pasara de una deuda en 2011 del 171,3% sobre el PIB al 156,9% de 2012, si bien esta situación fue un mero espejismo ya que en 2013, último dato consolidado que existe, creció por encima del dato de 2011, llegando al 174,9% del PIB.

Quinto, resulta evidente que el objetivo de Llamas/Lacalle es ocultar la quiebra de sistema bancario griego, debida a la especulación e incompetencia en la gestión de su negocio.

Simplemente dar unas pequeñas pinceladas del impacto de la crisis provocada por la banca griega y las medidas de austeridad de la Troika.

Aumento de la deuda pública de un 61,5%, desde el 113,4% del 2009, hasta el 174,9% del 2013, con el único objetivo de avalar a la banca griega.

Rescate de la banca griega inyectando directamente 24,697 millones de euros y avalando por medio de deuda de 73,720 millones de euros, lo que equivale 54,18% del PIB.

Estos datos nos indican que si no hubiera habido rescate de la banca griega, la deuda pública de Grecia rondaría el 120,7%, lo que supondría tan sólo un amento del 7,3% en el periodo 2009-2013, siendo estos en términos anuales de entorno al 1,5%, un crecimiento irrelevante si lo comparamos con la situación actual.

Esta deuda ilegítima, ha hecho que pase de pagar unos intereses en 2007 de 10,684 millones de euros, a llegar a pagar en 2011, su punto álgido, 15,066 millones de euros.

Sexto, todo el objetivo del artículo de Llamas/Lacalle era poder llegar a su último punto en el que afirma que Grecia puede pagar los 300,000 millones de su deuda vendiendo activos públicos y cito literalmente: “ si Atenas redujera el peso del Estado a la mitad (unos 60.000 millones), con la consiguiente privatización de pensiones, sanidad y educación, y vendiera el 50% de sus activos públicos (otros 100.000 millones por lo bajo) su deuda quedaría reducida al 70% del PIB; ello, unido a un compromiso serio de equilibrio presupuestario (déficit cero) y a un ambicioso plan de reformas para liberalizar la economía y bajar impuestos, permitiría reducir aún más su endeudamiento a medio plazo por la vía del crecimiento económico.”

Después de esta ingeniosa medida propuesta por Llamas/Lacalle que destruiría al menos el 50% del tejido económico de Grecia y la llevaría directamente al Tercer Mundo, le propongo una contramedida que consiste en Declarar como Deuda ilegítima los 98.417 millones de euros utilizados para el rescate a la banca, más los 15,000 millones de euros de intereses pagados a cuenta de esta Deuda ilegitima.

Espero que esta medida le parezca coherente a una persona como él que defiende la no intervención del Estado y la autoregulación de los Mercados. En caso contrario parecería una incoherencia pedir la intervención del Estado para salvar a la banca y por otro la no intervención.

Estimado Llamas/Lacalle, o churras o merinas, no ambas.

Si los lectores quieren contrastar los dato aportados en este artículo pueden consultar otros dos artículos publicado en este blog. El primero de ellos analiza la actual situación de Grecia e incluye un estudio Deutsche Bundesbank y titulado “Optimal sovereign default (Situación óptima para el incumplimiento del bono soberano)”sobre la quiebra optima de los bonos soberanos y se titula “ El dilema de Grecia -Camina o Revienta-


En el segundo se aportan en dos documentos los datos de Eurostat consolidados de la economía griega y el coste del rescate financiero y se titula “ El cambio en Grecia como única opción al colapso económico y social”.

FE DE ERRATAS: 

Tras comprobar la confusión de autor del artículo “Las diez vergüenzas de Grecia que nunca le contarán Syriza ni Podemos” erróneamente atribuido a Daniel Lacalle, puesto que el autor es Manuel Llamas, se ha publicado en este blog una Fe de erratas que recomendamos se lea.

Agradeciendo a los lectores los comentarios donde se nos avisa sobre este error.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Top