La economía italiana se contrae

El FMI de acuerdo con lo dispuesto en el artículo IV revisa la economía de sus países miembros de forma regular y ahora le ha tocado el turno a Italia.

La puesta en escena del informe sobre Italia no varía en exceso de la de otros países que están pasando en estos momentos por serios problemas y que su situación podría empeorar con el agravamiento de la crisis soberana europea.

El panorama de la economía italiana descrito por el informe del FMI no se podría considerar como alentador. El FMI muestra el deterior del consumo interno, el descenso en picado de las exportaciones por la reducción de la desmanda mundial.

Este mal panorama resulta aún más deprimente si observamos los efectos de los recortes en la economía italiana. Desde que se aplicaron en 2011 recortes por valor del 5% del PIB, Italia consiguió reducir en 6 décimas el déficit público, pero al mismo tiempo entró en recesión, en el tercer trimestre cayó un -0,2%, -0,7% en el cuarto trimestre del 2011 y un -0,8% en el primer trimestre del 2012. A todo esto habría que sumar otra consecuencia de los recortes y sus efectos sobre la recaudación de las arcas públicas que han visto disminuir sus ingresos en 1% en el primer trimestre de 2012 respecto a mismo periodo del 2011.

Otro efecto de la actual crisis es el de la debilidad de la banca italiana que ha visto reducidas sus calificaciones crediticias, obligandoles a aumentar sus provisiones de capital para compensar el deterior del mercado de crédito y los efectos de contagio de la crisis soberana.

En el plano positivo, el FMI destaca la reforma del mercado laboral y la flexibilización del empleo, la política de ajustes presupuestarios en la búsqueda de un déficit público sostenible y los esfuerzo por proporcionar la liquidez necesaria a las instituciones financieras italianas.

Desde mi punto de vista, lo que el FMI considera pasos positivos son en realidad negativos ya que aumentan la desprotección del trabajador y permite a los empresarios una reducción de salarios en la búsqueda de mejorar los costes. Esto supone para la economía italiana un deterior en picado del consumo interno y una precariedad que desmotiva el ahorro.

Sobre la constante inyección de capital a la banca no produce beneficio alguno sobre la economía real ya que ese dinero no llega ni a las empresas ni a los consumidores y tan sólo sirve para llenar las arcas de los bancos de exceso de liquidez con la dudosa justificación de cumplir con los objetivos de Basilea III.

En mi opinión, este estudio que en cuanto a los datos que proporciona es muy interesante, mientras que en las formulas que propone el informe,  vuelve a los tópicos del FMI con su keynesianismo financiero y olvidando tanto la economía real, como los sucesivos fracasos de este tipo de políticas. 

Para aquellos que quieran conocer el informe completo (en inglés), pueden descargarlo pinchando aquí.

Nota de prensa

El 9 de julio de 2012, el Consejo Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la Consulta del Artículo IV con Italia. 1

Fondo

La economía italiana entró en recesión a finales de 2011. El PIB se contrajo por tercer trimestre consecutivo, un 0,8 por ciento trimestre a trimestre en el 1er trimestre de 2012, dirigido por fuertes caídas en el consumo y la inversión. Las exportaciones también cayeron, junto con la desaceleración de la demanda mundial, pero las exportaciones netas contribuyeron positivamente al crecimiento debido a la compresión de las importaciones en punto. Disponible de los hogares el ingreso real siguió disminuyendo en 2011, y la tasa de desempleo alcanzó el 10,1 por ciento en mayo de 2012, con un desempleo juvenil del 36 por ciento. El déficit en cuenta corriente se redujo de 3 ½ por ciento del PIB en 2010 a alrededor de 2 ¾ por ciento del PIB en el año al 1er trimestre de 2012. La inflación aumentó al 2,9 por ciento en 2011 y, además, a un 3,6 por ciento año con año en junio a causa de los componentes no esenciales.

La economía se espera que continúe la contratación a lo largo del año debido a las estrechas condiciones financieras, la desaceleración mundial, y la necesaria consolidación fiscal. En ausencia de shocks, la recuperación se apoderará hasta principios de 2013, dirigido por un modesto repunte en las exportaciones, pero se quedará el resto de la región. La inflación disminuiría sólo gradualmente, ya que el impacto de la debilidad de la demanda se compensa en parte por el aumento de los impuestos indirectos. Los riesgos para las perspectivas son, sin embargo a la baja, derivadas principalmente de la intensificación de la crisis de la zona del euro. En el mediano plazo, la productividad baja y tendencia a una sociedad que envejece es probable que limitan las perspectivas de crecimiento de Italia. La pérdida constante de competitividad en la última década, si se mantuvo sin resolver, seguirá siendo un lastre para el crecimiento.

El déficit fiscal global continuaron mejorando desde el 4,5 por ciento del PIB en 2010 al 3,9 por ciento del PIB en 2011, en línea con la meta de las autoridades. En respuesta a las presiones financieras en el segundo semestre de 2011, las autoridades promulgaron tres paquetes de consolidación fiscal, con lo que el ajuste total de 2012-14 a alrededor del 5 por ciento del PIB. Como parte de la consolidación, el sistema de pensiones se reforzó aún más. En abril, el Parlamento aprobó una norma de equilibrio presupuestario estructural en la constitución que se fija para entrar en vigor en 2014 y promulgó la creación de un consejo fiscal. Además, en abril, el gobierno se embarcó en una nueva revisión de los gastos para identificar los recortes de gastos que reemplazarían la necesidad de aumentar los tipos del IVA en octubre.

La crisis financiera ha puesto a los bancos bajo presión. Las calificaciones crediticias de varios bancos se redujeron a finales de 2011 y nuevamente en 2012, y permanecer en una perspectiva negativa. Con un acceso limitado a los mercados mayoristas y los mayores costos de financiamiento, los bancos italianos se han basado en gran medida de apoyo del Eurosistema. Los bancos han hecho progresos en el fortalecimiento de sus posiciones de capital y el aumento de capital privado para cumplir sus objetivos de EBA. Monto bruto de préstamos deteriorados se han incrementado a 11 por ciento en 2011, pasando de menos del 6 por ciento antes de la crisis, y la exposición de los bancos para que el soberano también ha aumentado. Los mayores costos de financiación y el endurecimiento de las normas de crédito, especialmente para las pequeñas empresas, han empujado al alza las tasas de los préstamos corporativos.

El gobierno se ha embarcado en una amplia gama de reformas estructurales para impulsar la productividad y el crecimiento potencial. Importantes avances que se están realizando en las reformas del mercado de productos. Parlamento en marzo pasado un paquete de liberalización completa que cubre los sectores clave y fortalecer la aplicación de las normas de competencia. Las reformas de simplificación administrativa, lo que debería reducir el costo de hacer negocios, también fueron aprobados. El Parlamento también ha aprobado un proyecto de reforma del mercado de trabajo destinado a hacer que el mercado laboral más inclusivo y flexible. El proyecto de ley promueve los contratos indefinidos y de aprendizaje para los jóvenes trabajadores, hace que el seguro de desempleo más universal, y facilita la contratación mediante la reducción del coste del despido. También se ha hecho en el fortalecimiento del marco jurídico anticorrupción.

Evaluación de la Junta Ejecutiva

Directores Ejecutivos felicitaron a las autoridades italianas para poner en marcha una ambiciosa agenda política para asegurar la sostenibilidad fiscal y promover el crecimiento. La situación económica y financiera, sin embargo sigue siendo un reto, con riesgos a la baja para las perspectivas. Directores hicieron hincapié en la importancia de mantener fuertes políticas y el impulso de las reformas. Para reactivar el crecimiento, se debe dar prioridad al aumento de la productividad y la participación laboral, la búsqueda del crecimiento de usar la consolidación fiscal, y la promoción de un sistema bancario más dinámico y flexible. La implementación sostenida de este programa debe ser apoyado por un progreso continuo en el ámbito europeo en el fortalecimiento de la unión monetaria.

Los directores reconocieron los importantes pasos dados hacia la desregulación del sector de los servicios y hacer que el mercado laboral más flexible e inclusivo. Acogieron con beneplácito la aprobación de la ley de reforma laboral que promueve el mercado de contratos indefinidos y hace que el seguro de desempleo más universal. Otras medidas serán necesarias para cerrar la brecha entre los trabajadores permanentes y temporales, aumentar la participación laboral femenina, y ajustar mejor los salarios a la productividad a través de una mayor descentralización de fijación de salarios. En el ámbito de los mercados de productos, se debe dar prioridad a la aceleración de las reformas en los sectores de energía y servicios. Asimismo, los directores alentaron a las autoridades a tomar medidas para mejorar el clima de inversión y reducir el costo de hacer negocios. Acogieron con satisfacción los esfuerzos para mejorar la eficiencia del sistema judicial.

Directores felicitaron a las autoridades para iniciar un ajuste fiscal importante. Acogieron con beneplácito la mayor atención a la selección un equilibrio estructural para garantizar la flexibilidad en la política fiscal. Los directores alentaron a las autoridades a reequilibrar el ajuste hacia los recortes de gastos e impuestos más bajos. El paquete anunciado recientemente de recortes de gastos es un paso en la dirección correcta. Los directores aguardan con interés la pronta seguimiento de la revisión del gasto en curso para ayudar a reducir el nivel general de gasto público y mejorar su calidad. Ellos vieron el alcance para el corte de la masa salarial del sector público, la reducción de los gastos tributarios, y la intensificación de los esfuerzos contra la evasión fiscal. Esto crearía un espacio para el crecimiento, el apoyo a medidas para reducir la cuña fiscal sobre el trabajo y fomentar la inversión.

Los directores recalcaron que el bloqueo en prudentes políticas de mediano plazo para reducir el alto nivel de deuda pública podrían mejorar aún más la confianza. Acogieron con satisfacción los importantes avances en la reforma de las pensiones, la introducción de un nuevo marco constitucional regla estructural de equilibrio presupuestario, y la creación del Consejo Fiscal. Los directores consideraron que el reciente plan para vender activos públicos para reducir la deuda pública como un primer paso positivo e hizo hincapié en 
la necesidad de proseguir la privatización más amplia.

Los directores reconocieron las fortalezas del sistema bancario italiano, pero coincidieron en que los bancos deben mantener un capital adecuado y las reservas de liquidez que siguen siendo resistentes a la recesión. Señalaron que la reducción de los préstamos deteriorados se liberarían recursos para nuevos préstamos y fortalecer los balances bancarios. En este contexto, que vieron posibilidades de mejorar la eficiencia de los procedimientos de quiebra y fuera de la cancha entrenamientos para apoyar la reestructuración de las empresas.

Italia: Indicadores económicos seleccionados 1 


2009
2010
2011
2012
2013

Economía real (variación porcentual)





El PIB real
-5,5
1.8
0.4
-1,9
-0,3
La demanda interna final
-3,2
1.0
-0,4
-3,0
-0,7
Las exportaciones de bienes y servicios
-17,5
11,6
5.6
0.6
1.9
Las importaciones de bienes y servicios
-13,4
12,7
0.4
-6,3
1.2
Los precios al consumidor
0.8
1.6
2.9
3.0
2.1
Tasa de desempleo (en porcentaje)
7.8
8.4
8.4
10,3
11,1






Dinero y crédito (final del período, variación porcentual)





Crédito al sector privado 2 /
-0,5
3.6
2.3
...
...
Contribución nacional a la zona del euro M3 3 /
5.5
2.4
-4,4
...
...






Finanzas Públicas





Saldo del gobierno general 4 /
-5,4
-4,5
-3,9
-2,6
-1,5
Saldo estructural total (porcentaje del PIB potencial)
-3,6
-3,3
-3,4
-0,7
0.5
La deuda pública 4 /
116,1
118,7
120,1
125,8
126,4






Las tasas de interés (al final del período)





6 meses de tasa interbancaria
1.0
2.3
2.3
...
...
10 años de gobierno de rendimiento de los bonos
4.1
4.8
5.0
...
...






Balanza de pagos (porcentaje del PIB)





Balanza comercial (bienes y servicios)
0.1
-1,3
-1,1
-0,2
-0,1
Cuenta corriente
-2,1
-3,6
-3,1
-2,2
-2,0






Tipo de cambio





Régimen cambiario
Miembro de la UEM
Euros por dólar de los EE.UU.
0.7
0.8
0.7
...
...
Tasa nominal efectiva (1999Q1 = 100)
104,6
101,3
101,6
...
...
Tipo de cambio real efectivo (1999Q1 = 100, basado en el IPC)
103,3
99,4
99,4
...
...




Fuentes: Autoridades nacionales y estimaciones del personal técnico del FMI.
1 / Estimaciones y proyecciones del personal, a menos que se indique lo contrario, sobre la base de medidas de consolidación fiscal incluidas en abril de 2012 el gobierno del Documento di Economia e Finanza.
2 / Doce meses de crecimiento del crédito, ajustado por las titulizaciones y operaciones con exclusión de entidades de contrapartida central.
3 / No incluye el efectivo en circulación en poder del sector privado no bancario.
4 / Porcentaje del PIB.
 
Top