Es probable que el lector encuentre un tanto melodramático el título de este artículo pero realmente lo único que expresa es mi opinión sobre el futuro de Europa y de lo que representa en el avance social, tecnológico y humano en general.

La historia tiende a repetirse y al igual que el nacimiento de la Democracia en Grecia supuso la oposición entre la clase dominante los aristócratas y por otro lado los sujetos productivos, artesanos y campesinos, de la unión  de ambos surge la Democracia y la base de nuestra actual forma de gobierno.
Podemos decir NO

Nuevamente con la Revolución francesa nace como la rebelión de la burguesía y del pueblo llano frente a la aristocracia clase dominante e ineficaz.

Lo curioso es que en ambos casos se unen los sectores productivos y creadores de riqueza en la economía real frente a las oligarquías que persistían gracias a los privilegios adquiridos y que se habían convertido en un autentico lastre para la sociedad.

Y hoy volvemos a estar frente a una disyuntiva similar a la que se enfrentaron los griegos y los franceses, el enfrentamiento entre   los ciudadanos y el tejido empresarial productivo frente a los nuevos aristócratas, los grandes Fondos Financieros y los Fondos Capital riesgo, representados por los mercados y a su brazo político representado por los partidos políticos y Sindicatos,

La pregunta es ¿será capaz de enfrentarse la sociedad de enfrentarse a los auténticos activos tóxicos para la democracia como son los partidos políticos que actúan como lacayos de los Mercados y a su vez destapar la acción disgregadora de los Sindicatos Obreros? O aceptaremos las mentiras del actual Gobierno de España sobre la crisis económica y la necesidad de ajustar las cuentas de Estado.

Pondré sólo un ejemplo de las mentiras del Gobierno de España. Todos recordamos las últimas medidas de ajuste tomadas el pasado viernes 13 de Julio y publicadas en el BOE el sábado 14. Dichas medidas se justificaron en la necesidad de reducir el gasto público  para reducir la deuda y con ello transmitir confianza a los mercados y permitir la reactivación de la economía española. Dichas medidas supusieron un ahorro de 54.500.000.000€ que se unían a los 20.000.000.000€ de los anteriores recortes y dando una cifra final de aproximadamente 74.500.000.000€ (pongo todos los números en las cifras para que nos hagamos una idea de  la ingente cantidad de dinero que suponen los recortes).
RD 21/2012 Gastos de la Banca a cargo de los Presupuestos Generales

Y aquí viene la mentira, el sábado 14 de julio se publica un segundo Real decreto, el 21/2012 donde se asignan 55.000.000.000€ al rescate bancario (adiós a los recortes de Real Decreto20/2012), 18.000.000.000€ a Fondo de Liquidez Autonómico (destinado al pago de la deuda financiera, vencimientos de los valores emitidos, vencimientos de los préstamos concedidos por instituciones europeas y necesidades de financiación del déficit público –pag 50522- RD 21/2012) y 3.000.000.000€ al pago del déficit tarifario eléctrico, todo ello a cargo de los Presupuesto generales del Estado.
RD 21/2012 Fondo de Liquidez Autonómico

La cuenta es sencilla, recortamos 76.000.000.000€ de los Presupuestos Generales del Estado para reducir el déficit público y con la otra mano gastamos a cargo de los Presupuestos generales del Estado 76.000.000.000€ para refinanciar la banca las autonomías y a las eléctricas. Que por favor alguien me explique donde hemos ahorrado y en que hemos reducido el déficit público.

Otro aspecto que no querría dejar de pasar por alto es el papel de los sindicatos Obreros que consideró como elementos disgregadores de la unidad ciudadana y que actúan bajo el mandato de las fuerzas políticas.
Me resulta realmente curioso la forma en que los Sindicatos están llevando las protestas frente a la política económica del gobierno, la estrategia por la que han optado es la de “compartimientos estancos” de tal manera que cada colectivo sólo lucha por lo que les afecta a ellos y obvian los recortes, o pérdidas de derechos de los demás.

Esta estrategia estanca lo que supone en términos reales es la división de los ciudadanos a la hora de reivindicar sus derechos y permite diluir las protestas haciendo de manera individual pequeñas concesiones que consiguen neutralizar la protesta del sector en concreto que intentará mantener esa pequeña victoria por encima de cualquier cosa evitando entrar nuevamente en conflicto y con ello dejando de ser un peligro.
Jamás se ha conocido un movimiento de protesta sectorial que llegara a obtener algún avance en su lucha y menos cuando la lucha se reduce a unas migajas de carácter económico dejando en un segundo plano los derechos fundamentales de los ciudadanos.

El objetivo final de esta estrategia es que la población clame “Vivan la cadenas” como  sucedió con la restauración de Fernando VII en España.

Este artículo busca de alguna manera que todos nos concienciemos de lo que va a suceder en el corto plazo en España y que será el retroceso social y humano a niveles de finales del XIX y principios del siglo XX y que aún estamos a tiempo para decir NO, no a las cadenas, no a la reducción de derecho, no a las mentiras de los partidos políticos, no a la manipulación de los sindicatos obreros y que este NO busque la renovación del sistema Democráticos con nuevas formulas que permitan el desarrollo personal y económico de manera sostenible.

Esta lucha por la regeneración de la democracia hace de España la última frontera para detener la regresión. Como titula el Twitter de @Beatricedante “Todos somos Griegos” hasta ahora, a partir de este momentos debemos de dejar de ser países PIGS y “Todos somos España” en esta lucha contra esta conjura de necios.
 
Top