Agencia de Calificación Crediticia Moodys
Agencia de Calificación Crediticia Moodys
No hace mucho tiempo cualquier acción de las agencias de rating sobre la banca española ocupaba titulares en las portadas de los medios de comunicación y ponía en jaque las mentes de los sesudos economistas de este país, ahora o bien aparecen en un apartado residual o simplemente no se hace ningún comentario sobre las mismas.

Esta aparente situación de calma que promueven de manera consciente los medios de comunicación españoles en realidad no afecta en absoluto ni al trabajo de las agencias de rating, ni a sus clientes, inversores internacionales que tienen muy en cuenta dichos informes para tomar sus decisiones de inversión.
Desde el viernes hasta hoy martes la agencia Moodys ha confirmado la calificación de bono especulativo de Bankinter en Ba1, con perspectiva negativa, la de la Caja Rural de Navarra confirmando su calificación de Baa3, al mismo nivel del soberano y a un escalón del bono basura, con perspectiva negativa; a la Caja Rural de Granada la ha puesto en revisión negativa desde Ba2 (bono basura), pudiendo bajar entre uno y dos escalones su calificación crediticia. Por último también se ha visto afectada en este comienzo discreto de degradación del sistema bancario española Caja Labora, que ve en peligro su calificación de Ba1 (bono basura) ya que Moodys la ha puesto en revisión al igual que ha Caja Rural Granada.

Bankinter
Bankinter
Pasemos al análisis de entidad por entidad y comenzaré por Bankinter. La base para mantener la calificación de Ba1 sobre la entidad es que el ratio de morosidad de Bankinter es del 4,5%, inferior a la meda española del 10,5%, e incluso el aumento de la cartera vencida en 2012 tan sólo es del 1,1%, inferior a la media del sistema, el problema subyace es que al incluir los créditos refinanciados dentro de la cartera de dudosos el porcentaje de créditos problemáticos se eleva al 7,7%.

Este bajo porcentaje de morosidad del 7,7%, respecto a la media del sector en España cercana al 26% es lo que hace que se reafirme su calificación en Ba1, pero la perspectiva negativa de la entidad va unida inexorablemente al deterioro del soberano y al empeoramiento de las condiciones macroeconómicas de España que aboquen a una mayor contracción del PIB del -1,4% (hoy el Banco de España ha mantenido que el PIB se contraerá -1,8%) y que hunda aún más el ya débil sector inmobiliario disparando de nuevo la mora.


Caja Laboral
Caja Laboral
En el caso de Caja Laboral, se repiten las implicaciones negativas a nivel macroeconómico y respecto al soberano. En cuanto a la morosidad, tenemos cifras algo peores que la de Bankinter, en el caso de la Laboral, la morosidad en 2012 fue del 7,8%, ligeramente superior a la media del sistema del 7,7%.

Básicamente el riesgo de Caja Laboral está en la pérdida de fuerza del consumo interno y un deterior más profundo de la economía, siendo debido a que el 74% de su cartera son préstamos a personas físicas y una buena parte del resto a empresas fuera del sector inmobiliario.

Caja Rural de Granada
Caja Rural de Granada
La Caja Rural de Granada ha sido puesta en revisión de calificación debido a su importante deterioro, con un ratio de morosidad del 9,9% al cierre de 2012.

Es curioso que en este caso la agencia de la cifra de activos embargados o negociados con los deudores y que asciende a 260 millones de euros y lo hace para sumarlos al ratio de morosidad  dado en el párrafo anterior. Por lo tanto el ratio de morosidad de Caja Rural Granada está en el 16,4%. Si a todo esto sumamos los créditos refinanciados, la cifra final de morosidad de esta caja alcanza el 23,1%, ligeramente por debajo de la media considerada por Moodys del 26%.

Como en lo anteriores casos, las condiciones macroeconómicas y del soberano de España determinaran nuevas bajadas en la calificación.

Caja Rural de Navarra
Caja Rural de Navarra
Por último
 
Top