El paro aumenta en España en términos anuales en 148.411 personas, lo que supone un aumento del desempleo del +3,22%.


Los datos desestacionalizados también han sido negativos con un aumento de parados en 996 personas respecto al mes anterior. Recordemos que el mes anterior, mayo, el desempleo mejoró en 265 personas.

Esta tendencia a mostrar los datos de desempleo con una clara intención de provocar confusión entre los ciudadanos parece ser un hábito absolutamente implantado en el actual gobierno. Si bien esta realidad deformada es lo suficientemente grave, la intención del gobierno no sólo busca centrar el foco de atención sobre un dato irrelevante como es el número de personas inscritas en las oficinas del Servicio de Empleo, sino que posiblemente debido a la osadía que caracteriza al actual gobierno, usa esta cifra para a poyar su ineficaz política de empleo y su inexistente política económica.

Otro hecho llamativo del informe de desempleo es que está incompleto, vamos que le faltan páginas, al menos al informe que he descargado desde el propio Ministerio de (Des) Empleo, en concreto faltan 11 páginas, “la 4,6,12,16,18,42,44,58,60 y 62”. Porque lo sé, simplemente porque se han olvidado modificar el orden correlativo. Estos me recuerda  a los tiempos en que se arrancaban páginas a los libros por contenidos inadecuados y quedaba un pequeño trozo de papel que delataba que las páginas habían sido arrancadas del libro.

Pero volvamos a los datos del informe, el Titular de la nota de prensa fue el siguiente “El paro registrado ha bajado en 127.248 personas, el mayor descenso en toda la serie histórica”. Este titular como siempre está destinado a provocar confusión y con el objetivo de trasladar a la población la ilusión de que el desempleo está disminuyendo en España, cuando es absolutamente falso, en realidad el dato de la rebaja de 127.278 personas menos desempleadas queda perfectamente aclarado en el primer párrafo de la página 7 del informe donde explica que en realidad lo que ha sucedido ese el número de personas que han dejado de esta en las listas de las oficinas de empleo. Para ahorraros el trabajo de buscarlo cito el párrafo literalmente “El número de desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, al finalizar el mes de junio, ha bajado en 127.248 personas en relación con el mes anterior”

Como me imagino que sabrá todo el mundo, muchas personas dejan de acudir a las oficinas de “Empleo” cuando terminan sus prestaciones, o por otras muchas razones, incluidas el aburrimiento de fichar “pa na”.

Otra hazaña sobre la que se hace hincapié es la reducción del desempleo por sexos, contabilizando la mejora entre los hombres respecto al mes de mayo en un 3,03% y entre las mujeres un 2,19%. El dato muy bonito si lo vemos respecto al mes de mayo, pero el problema es si lo vemos en términos interanuales y en ese caso los datos no son tan idílicos ya que desempleo entre los hombres aumento en un 2,12% y entre las mujeres más del doble, un 4,29%.

También han sido nefastas las cifras relativas a la calidad del empleo representadas tanto por el número de contratos realizados, como por el tipo de los mismos.

Sin lugar a dudas, el verano es una época de contratación temporal por excelencia, pero el deterioro de la calidad del empleo es muy llamativa. La disminución respecto a junio de 2012 ha sido casi del 50%, en concreto del 48,05% y como consecuencia de ello el peso de la contratación indefinida sobre el conjunto de contratos, ha disminuido desde el 7,47% de mayo, a un 6,84% en junio, lo que supone una reducción del 0,63%.

Otro elemento llamativo es que este deterioro de la contratación indefinida anteriormente centrado en el modelo de jornada completa, en este mes los mayores estragos lo han sufrido los contratos indefinidos a jornada parcial, con un deterioro interanual del 57,69%, mientras que los contratos indefinidos a jornada completa se han reducido “tan sólo” un 36,65%.

De esta quema tampoco se salvan los contratos estrella del gobierno, los contratos temporales y que como es habitual en la interpretación de los datos  aparecen con un aumento en el modelo a jornada completa del 26% y a parcial del 33,47%.

Llegados a este punto, tengo el convencimiento absoluto de quien interpreta los datos sólo puede ser el vidente Sandro Rey, porque no se acercan a la realidad ni tan siquiera un poco. La realidad  es que los contratos temporales en su conjunto (jornada completa/parcial) han aumentado tan sólo un 0,21% respecto al mes anterior, pero en términos anuales han disminuido un 2.32%, tal y como evidencian los propios datos del informe.

Por último, prestaciones y protección del desempleo, apartado al que por cierto tan sólo han dedicado 6 líneas del comunicado de tres páginas enviado a la prensa.



Es este apartado quisiera resaltare tres aspectos y por cierto, ninguno positivo. El primero se refiere al aumento del 0,5% de peticiones de prestación respecto a junio de 2012 y que suponen 970.660 peticiones, de las cuales han sido aceptadas 957.498, por lo que 13.162 personas se han quedado este mes sin empleo y además sin prestación, lo que supone enviarlas directamente a la exclusión social primer logro del mes.

El segundo punto, es la nueva disminución de la cobertura de protección en un 5,9%, pasando desde en malísimo dato de mayo de 65,33%, al aún peor de junio del 61,49%. Esta disminución que en porcentaje puede pasar desapercibida, en personas es más que relevante y supone que 49.111 personas han perdido sus prestaciones y como he mantenido en el párrafo anterior han pasado a engrosar el grupo de personas excluidas socialmente. Segundo logro social del actual gobierno.

Tercer punto, consecuencia de los dos anteriores, disminución del gasto en prestaciones tanto en términos interanuales, un 3,8%, como respecto al mes anterior un 2,30%. Gracias a esta gran gestión, han conseguido ahorrar 58 millones de euros y a cambio de esta cantidad ridícula que se la gastan los políticos en cuatro estupideces y dos favores a sus colegas, han dejado a 62.273 personas sin ningún recurso para poder sobrevivir. Tercer logro social del actual gobierno.

En conclusión, más mentiras, más deformaciones de los datos y  unos datos que demuestran que no sólo estamos mal en este mes que es el del empleo por excelencia, sino que podemos ir mucho peor y alcanzar el 34% de paro antes incluso de lo que preveíamos.

Por último insistir en una cosa fundamental, independientemente de lo que se diga en este artículo, contrasta los datos y saca tus propias conclusiones, porque una persona informada y crítica, es una persona más libre.

Para aquellos que quieran descargar el informe completo sobre los datos de desempleo de junio de 2013 pueden pinchar aquí.

Para los que quieran contrastar el informe con la nota de prensa enviada por el Ministerio de Empleo a los medios de Comunicación pueden descargar dicha nota de prensa pinchando aquí.
 
Top