De Guindos “to much morrow” o el arte de sacar balones fuera, que vamos ganando 

Leyendo el titular del “Economista” donde declaraba De Guindos, ese señor que el “Financial Times” calificaba como un tipo simpático y que hablaba muy bien inglés, que el Banco Europeo de Inversiones debía actuar de manera intensa para apoyar a la PYMES en el acceso al crédito. De manera inmediata vinieron a mi cabeza las siguientes preguntas ¿realmente es necesario utilizar de manera perentoria el crédito del BEI para apoyar a nuestras PYMES? ¿Dónde está el dinero presupuestado del ICO para facilitar créditos a las empresas?

La respuesta a la primera pregunta es si, ya que siempre son bienvenidos fondos externos que permitan romper la sequía de crédito que ahoga a las empresas españolas e impide su normal financiación y por lo tanto se cierra la posibilidad de una recuperación económica en términos de economía real o que también podíamos denominar economía productiva.

Si bien admito que es interesante aumentar los fondos a disposición de las empresas españolas, esto me lleva directamente a la segunda pregunta, ¿dónde está el dinero del ICO? La respuesta a esta pregunta si bien no es sorprendente, pero sí que es indignante. La respuesta es,  en ningún sitio.
Fondos ICO asignados en el 1T de 2013 representan el 6% del total asignado
Fondos ICO asignados en el 1T de 2013 representan el 6% del total asignado

Si bien los fondos asignados al ICO en 2013 son similares a 2012, unos €22.000MM en el primer trimestre de 2013 tan sólo habían sido concedidos €1.345MM, lo que supone un uso de los fondos asignados del 6%. Esta cantidad ya de por si paupérrima, supone además una disminución respecto a 2012 del -70%. 

Este estrangulamiento de los fondos destinados a la financiación de las empresas españolas nos lleva a una nueva pregunta ¿por qué unos fondos públicos que su objetivo es facilitar la financiación a las empresas no fluyen como debieran? La respuesta también es sencilla, estos fondos estatales están gestionados por la banca privada y esta ha establecido unas condiciones draconianas para su concesión. Estas condiciones draconianas del dinero público indican que el objetivo de la banca y del gobierno, no es facilitar el crédito a las empresas con el fin de mejorar su financiación y por lo tanto impulsar la recuperación de la economía real, sino que su objetivo real es crear una línea encubierta de liquidez para el uso de la banca privada y que esta pueda usar fondos adicionales para hacer frente a sus profundos problemas de liquidez y enfrentar más cómodamente los vencimiento de la deuda correspondiente a este año.

A estas alturas, todos deberíamos tener claro que el modelo económico actual es un modelo financiero y no un modelo productivo. Lasa consecuencia de este modelo financiero son la constricción de la economía real, ya que supone un modelo de negocio basado en la inversión a medio/ largo plazo y con una cifra de beneficio moderada. Mientras que el modelo financiero busca inversiones a corto plazo, con un alto apalancamiento y un alto beneficio.

Que significa un modelo económico financiero con altos niveles de apalancamiento, simplemente   una necesidad infinita de liquidez con el fin de continuar con el apalancamiento ad infinitum y por lo tanto usara todos los medios a su alcance para conseguir esa liquidez por lo que dentro de su lógica la desviación de fondos será una formula a utilizar. En este caso, la banca privada obtiene una financiación indirecta a través de los fondos del ICO y con el fin de evitar el uso de dichos fondos por sus destinatarios, lo que hace es simplemente imponer unas condiciones imposibles para acceder a los mismos.  

Una vez planteado mi posición, os propongo un pequeño juego que consiste en comparar el presupuesto del Banco Europeo de Inversiones y los fondos del ICO.

El Banco Europeo de Inversiones tuvo en 2012 un presupuesto de entorno a €26.000MM, de los cuales destinaron €13.000MM a créditos a PYMES. También hay que tener presente que el BEI no sólo concede créditos a PYMES, sino que financia otros proyectos y no sólo en Europa, sino a lo largo de todo el mundo.

EL ICO tiene un presupuesto de €22.000MM, destinado única y exclusivamente a empresas españolas. No os parece un poco raro que de Guindos pida dinero al BEI con unos recursos limitados y en cambio no use el dinero destinado a la financiación de empresas del ICO.

Creo que ahora es más posible entender el título de este artículo “De Guindos “to much morrow” o el arte de sacar balones fuera, que vamos ganando”, ya que lo que intenta el Ministro es comer y sorber al mismo tiempo. Por un lado intenta dar una imagen de apoyo a la economía real por medio de la búsqueda de financiación externa en el BEI y por otro contentar a la banca, permitiendo que continúen utilizando los fondos del ICO destinados a la financiación de las empresas en sus propios asuntos privados.

No quiero terminar este artículo volviendo a reiterar mi posición sobre la necesidad de modificar el modelo económico actual  basado en el sistema financiero, hacia un modelo económico productivo, de economía real. 

Para comenzar a modificar el actual modelo es necesario la creación de un banco público que gestione el dinero público y que evite la modificación de su destino por intereses espurios. Además habría que limitar la emisión de deuda soberana que permite a los bancos usarla como colaterales y con ello crear dinero destinado a aumentar la economía especulativa y el endeudamiento sine die de los estados. Etc,etc…

Espero vuestros comentarios críticos a este artículo para enriquecer el contenido y contrastar puntos de vista.
 
Top