Consejo de Ministros y Créditos Fiscales


En este artículo intentaré explicar del modo más pedagógico que pueda ¿qué son los Créditos Fiscales? y espero que ayude a la mayoría que lo lean a comprenderlos mejor y saber diferenciarlos de los Activos Fiscales diferidos (DTA) que por cierto no creo que le haga mucha gracia al actual gobierno, que los ciudadanos comprendan alcance de la medida que tomaran el viernes en el Consejo de Ministros.

En este grupo me incluyo yo mismo porque cometí el error de verlos en su versión menos agresiva, que se aplicaran sobre la base imponible, pero me he dado cuenta que esa explicación no va a ser la que van a aplicar el gobierno ya que de otra manera los grandes bancos no hubieran cedido en la inclusión dentro de los créditos fiscales de aspectos  que afectan a las Cajas y no tanto a ellos. Por lo que creo que los créditos fiscales se aplicaran directamente a los impuestos a pagar, de tal manera que la banca española ha conseguido llegar al paraíso fiscal sin necesidad de moverse del sitio, 0% de impuestos y completamente legalizado por el actual gobierno.

¿Por qué insisto en este tema de los Créditos fiscal? Porque este viernes, en el Consejo de Ministros, el actual gobierno va a aprobar un nuevo rescate a la banca a costa de los ingresos fiscales del Estado, o lo que es lo mismo, a costa del estado de bienestar de todos los españoles.

Lo primero diferenciar entre DTA y Crédito Fiscal. Los DTA, Activos Fiscales Diferidos, suponen básicamente la posibilidad de desgravar pérdidas que aún no se han producido. 

Las entidades bancarias estiman unas pérdidas para el siguiente ejercicio que pueden desgravar aunque estas no se produzcan ya que en ese caso, se compensarían en otros ejercicios disminuyendo en la cantidad de DTA a desgravar. Esto es así en teoría, pero en realidad es una puerta abierta a posponer indefinidamente esas compensaciones.

¿Qué problema tienen los DTA? En principio parecen un buen coladero para que los bancos pudieran escaquear impuestos mediante futuras pérdidas (diferidas), pero el problema es que Basilea III considera a los DTA como no computables en el capital del banco, de hecho los contabiliza como pérdidas.

¿Qué se le ha ocurrido a la banca española, al FMI y a la Comisión (no cuento al gobierno ya que no pinta nada en la negociación)?

Transformar los DTA, en Créditos fiscales. Los créditos fiscales son de dos tipos, negociables y no negociables, en el caso de España son no negociables, aunque el gobierno parece haber decidido una tercera clase, los no negociable pero que negocio cuando me convenga.

Y consisten los créditos fiscales, en convertir futuras desgravaciones (reales o no) en reducciones de los impuestos finales a pagar.

Cuando hacemos la declaración los ciudadanos, deducimos lo que podemos sobre los ingresos brutos y en un porcentaje, de esta manera funcionan los DTA, pero los créditos fiscales se restan en los impuestos a pagar, una vez realizadas todas las deducciones, incluidas las desgravaciones de los DTA. Este sistema permite a la banca pagar 0% impuestos.

Para poder entenderlo mostraré un ejemplo con cifras reales, el BBVA tiene DTAs por valor de 9.255 millones de euros, si sólo los puede aplicar al Impuesto de Sociedades, que en 2012 fue de 667 millones de euros, tardaría unos cuantos años en liquidar los DTA, pero si se aplicaran al conjunto de impuestos que paga 667 millones de euros por el Impuesto de Sociedades, 253 millones por IVA, 314 millones en cotizaciones sociales y 107 millones por otros impuestos. Entonces eliminaría el pago de los 1.341 millones que pagó en 2012. Como se puede comprobar en el ejemplo, la  transformación supone que la banca dejará de pagar impuestos, tanto directos como indirectos al Estado superando incluso las condiciones de cualquier empresa en un paraíso fiscal, ya que pagarían 0 euros y encima con el apoyo legal del gobierno. 

No hay que dejarse confundir por las informaciones que dicen que aprovechando la confusión entre los DTA y los Créditos Fiscales dicen que el Estado no va avalar el 100% de los DTA. El Estado no va avalar ni el 100% ni el 0% porque los DTA no se avalan, mientras que sí que avalaran al 100% los Créditos Fiscales que concedan. 

Otra ventaja, es que al ya estar concedidos estos créditos, permite considerarlos como parte del capital, cosa que no sucede con los DTA. Como son dinero contante y sonante ya que lo van a deducir los bancos seguro, Basilea III los considera un ingreso y por lo tanto se puede añadir al capital de la entidad como core y mejorar las cifras contables de la banca frente a los requerimientos de Basilea III que tanto parecen preocupar a todo el mundo en el caso de España, mientras que por ejemplo en USA ni están, ni se les espera en corto plazo el cumplimiento de dichos niveles de capitalización.

¿Qué repercusión tiene los créditos fiscales (que como veréis todos intentan no nombrarlos. Como anécdota os contaré que el FMI quito la palabra del su último informe del sistema financiero español una vez ya publicado) sobre los ciudadanos?

La primera, es que todo ese dinero va a dejar de tributar al Estado y teniendo en cuenta la drástica disminución de ingresos, supondrán nuevos recortes para hacer frente tanto al déficit público, como al pago de la deuda pública.

Segunda, los créditos fiscales están avalados por el Estado, por lo tanto, si quebrara cualquier banco y no pudiera hacer frente al pago de los mismos, sería es Estado quien debiera pagar.

Tercero, los créditos fiscales suponen un nuevo rescate encubierto de la banca, a cargo del erario público, por lo tanto de todos los ciudadanos de este país.

Cuarto, es casi seguro, que se le exija a España una contraprestación que sustenten los avales y esto supone la emisión de nueva deuda pública. De tal manera que no sólo hace que aumente el déficit público por la pérdida de impuestos, sino que aumenta también la deuda publica emitida por el Estado.

Quinto, aún quedarían pendientes €10.000MM para completar esta primera fase del rescate a la banca española y que podría cerrarse en 2014 a la espera de que no sea necesario un nuevo rescate. Aunque eso es difícil de predecir.
Explicación sencilla sobre los Créditos Fiscales
Créditos Fiscales, Activos Fiscales diferidos, DTA, crédito exigible frente a la Administración tributaria, Basilea III, España, Agencia Tributaria, Rescate a la banca
This hCard created with the hCard creator.
 
Top