Siempre es esperanzador que las agencias de calificación crediticia, en este caso Fitch mejoré la perspectiva sobre la economía española de negativa, a estable después de una caída en picado de cinco escalones hasta la actual calificación de BBB.

Criterios de calificación de Fitch sobre España
Criterios de calificación de Fitch sobre España

Este análisis de Fitch datos y e interpretaciones que quizás no se ajusten tanto a la realidad como intentan transmitir la agencia de calificación y necesiten un contraanálisis más exhaustivo.

En esta ocasión comenzaré con los elementos positivos, el primero de ellos como es la mejora de la prima de riesgo que ha supuesto un ahorro en la financiación del estado de entre  el 0,7%/0,8% lo que supone una reducción de entre €7.000MM /€8.000MM.

Esta mejora del pago de los intereses si bien es un desahogo en corto plazo, queda en entredicho cuando le añadimos dos elementos aparecen en el informe, el primero de ellos es el cambio de la previsión del endeudamiento del Estado español, que pasa de estar por debajo del 100% al 103% en el periodo 2015/2016. Esto supone un aumento de la deuda de España en unos €40.000MM y unos intereses de €1.600MM al interés actual por lo que se mantiene el riesgo soberano en un nivel muy alto y que puede convertir este exiguo ahorro en un lastre demoledor para las cuentas públicas.

Un segundo elemento a tener en cuenta es la emisión que se realizó este año de bonos a 30 años. Si bien esta primera emisión es poco significativa ya que tan sólo fue de €4.000MM, el enfoque que se pretende es realmente muy peligroso.

Sé que lo que voy a decir va en contra de todas las opiniones existentes y que consideran como un hecho muy positivo esta emisión a 30 años. Yo consideró que supone un peligro sistémico para la economía española dichas emisiones.

¿Por qué considero las emisiones a 30 años un riesgo sistémico para la economía española?

En primer lugar para estas emisiones a largo plazo se deben dar una de estas dos coyunturas económicas, o bien un periodo de estabilidad económica y de crecimiento que propicie una mayor inversión pública y como consecuencia de ello se busque una mejora de las amortizaciones anuales obteniendo una mayor liquidez mediante la emisión de deuda a 30 años.

Esta mayor liquidez repercute sobre la economía real propiciando un mayor crecimiento que compensa con creces un mayor pago por dicha deuda a 30 años y como efecto secundario mejora la recaudación fiscal, lo que propicia un cómodo pago de las amortizaciones de las emisiones a más corto plazo.

La segunda posibilidad es buscar una reestructuración de la deuda en un periodo de contracción económica. Esta es precisamente la actual situación de la economía española.

Esta reestructuración de la deuda se realiza mediante la negociación con los prestamistas sobre la deuda ya existente, proponiendo la modificación del vencimiento de por ejemplo 10 años, a 30 años con el correspondiente cambio de intereses. De tal manera que los intereses y la amortización se pagarían al vencimiento de la emisión.

Este tipo de reestructuración permitiría un desahogo del Estado al reducir el pago de amortizaciones e intereses y le permitiría obtener una mayor liquidez que podría destinar a la estimulación de la economía real que ayudaría a crear una base para la recuperación económica y por lo tanto s encaminar nuevamente a la economía real al crecimiento.

Esta reestructuración podría afectar a 30%/40% del total de la deuda y sería una solución aceptable para los prestamistas ya que un impago suele tener una repercusión media de pérdidas de entre el 60%/70%.

No siendo esta la mejor polución posible para mejorar las cuentas públicas y al mismo tiempo evitar el impago a los prestamistas, sí que es al menos propuesta de solución razonable.

Vistos los dos escenarios posibles para la emisión de deuda a 30 años, el actual gobierno ha optado por una tercera vía, que es precisamente la única que supone un riesgo sistémico para la economía del país ya que lo que hace es aumentar la deuda mejorando los ratios anuales y dando una falsa perspectiva de reducción del pago de intereses y amortizaciones.

En definitiva, desplazan el pago de la deuda a nuestros nietos y ponen en peligro el futuro crecimiento de la economía española asegurando la perpetuidad de la deuda durante varias generaciones.

Segundo punto positivo del informe de Fitch sobre España, la mejora del déficit público en 2013 y lo sitúa entorno al 7% incluida la ayuda al sector bancario. Esto supondría una mejora del 3,6% respecto a 2012.

Es curioso, si seguimos las previsiones del actual gobierno, la Unión Europea y otras instituciones internacionales, sitúan el déficit público entorno al -3,8%, sin contar las ayudas a las instituciones financieras.
Si este dato se cumple, y los restamos al 7% de previsión de Fitch nos da una diferencia de 3,2%. Porque me refiero a esta diferencia, la agencia de calificación en otro apartado calcula que las ayudas pendientes a la banca podrían rondar los €20.000MM, pero esta diferencia 3,2% supone €32.000MM, por lo que no es difícil deducir que Fitch modifica los datos de manera consciente para evitar referirse a los créditos fiscales  a labanca que suponen un nuevo rescate encubierto o a otras inyecciones directas que prefiere evitar mencionar.

Lo que está claro es que al menos nos da el dato de las inyecciones directas a la banca en 2013 y que ascienden a €32.000MM y quedan por contabilizar las ayudas encubiertas mediante créditos fiscales, avales de emisiones  de deuda y otras formuladas usadas por el actual gobierno para encubrir su apoyo a la banca.
También es relevante recordar que en el mes de octubre se autorizó al banco de España  por parte del BCE para prestar liquidez directamente a las entidades financieras españolas hasta €2.000MM simplemente notificando la operación la BCE.

Un último apunte en cuanto a las ayudas al sector financiero, la agencia calificadora por lo que se ve siguiendo la cifra dada por el Gobernador del Banco de España €60.000MM de ayudas desde el comienzo de la crisis y que como se ha demostrado en el artículo sobre elcoste real del rescate a la banca queda completamente demostrado que   es falsa y por lo tanto la Fitch que posee al menos los mismo datos, sino más sobre este asunto, miente de manera descarada

El tercer punto positivo se refiere al crecimiento de la economía española y sobre lo que no da ninguna estimación, ni dato alguno.

Es curioso que Fitch incida en los falsos titulares de la prensa española basados en el informe del Banco de España de octubre o en la nota de prensa sobre el dato provisional del tercertrimestre del PIB del INE. En cambio, y sin problemas predice que España crecerá en el 2014 un 0,5%. A mí por lo menos me parece curioso que puedas predecir lo que ocurrirá el año que viene y no lo puedas hacer el tercer y cuarto trimestre de 2013.

Más aún, el informe afirma que España ha salido de la recesión económica antes de lo previsto. Y tanto que antes de lo previsto, como que no ha salido de dicha recesión.

Parece evidente que lo que intenta el informe es apoyar la falsa tesis del actual gobierno de que el hecho de que un solo trimestre positivo es suficiente para  afirmar que España ha dejado a tras la recesión.

Primero, aún no sabemos si el trimestre ha supuesto un aumento del PIB del 0,1% respecto al trimestre anterior, dato que conoceremos el 28 de noviembre.

Segundo, habrá que esperar al menos dos trimestres consecutivos para comenzar a pensar que la economía española ha tocado fondo y que comienza a recuperarse.

Tercero, difícilmente se puede hablar de crecimiento y recuperación cuando un país mantiene unos niveles de desempleo que la propia agencia Fitch califica como “excepcionalmente alto”.

El cuarto punto positivo Fitch alaba la consolidación fiscal y las reformas emprendidas sobre las pensiones y mercado laboral.

Según la agencia, este conjunto de decididas reformas supondrán la una mejora de la economía española y de control de déficit.

Sobre el austericidio de la consolidación fiscal no voy a decir nada por que pretendo escribir un artículo a sobre ello y en él me explayaré  largo y tendido. Lo que si voy a hacer es hablar de la supuesta mejora de la competitividad y de la producción gracias a las reformas laborales. Y sobre el supuesta mejora de la balanza por cuenta corriente gracias al ímpetu exportador de España.

Es curioso que mientras habla de mejora de competitividad y claramente la asimila a la reforma laboral, al mismo tiempo hable de niveles de paro insostenibles. Es evidente que Fitch apuesta porque la economía española crezca a costa de los salarios de los trabajadores y no de la competitividad de los empresarios.

Frente a esta posición, que sólo nos lleva a ser un el Bangladesh de Europa y cuya base es simplemente el precio, se contrapone la posición que yo mantengo sobre un crecimiento sostenible basado en la motivación de los trabajadores, la capacidad comprensión del negocio por parte de los empresarios basada en la innovación y en el valor añadido que promueve el aumento de la demanda interna, la mejora social y el crecimiento económico sostenible.
Contracción de la demanda interna en España según el Banco de España
Contracción de la demanda interna en España según el Banco de España

En este punto, mi postura y la de Fitch son diametralmente opuestas ya que la posición de la agencia de calificación sólo promueve la economía financiera y de los grandes capitales, mientras que yo me apoyo en el consumo interno y en las pequeñas y medianas empresas como auténticos generadores de riqueza y modernidad para un país. Esto hace que ambas posturas sean irreconciliables.

Por lo que respecta a la balanza por cuenta corriente que Fitch afirma que terminará el año con un superávit del 1,6% en gran medida gracias a las exportaciones.

De nuevo es curioso, como un poco más delante de emitir la afirmación anterior, Fitch reconoce que es  “en parte, es producto de la contracción económica”. Da la sensación que ni la propia agencia se cree sus propias afirmaciones.

Esta aclaración nos muestra que realmente los analistas internacionales no creen que realmente exista una mejora de la competitividad, ni que las exportaciones vayan a ser la panacea de la recuperación económica de España.
Histórico de calificación crediticia de España en Fitch
Histórico de calificación crediticia de España en Fitch 1994/2013 

Efectivamente, ante una reducción drástica y continuada de la demanda interna, cierre continuado de empresas las importaciones están cayendo anualmente entorno a los €10.000MM, mientras que las importaciones han mejorado unos €4.000MM. Es evidente que ante esta diferencia entre importaciones y exportaciones en algún momento la balanza comercial terminará siendo positiva, aunque otra cosa es que esto se refleje de manera sustancial sobre el PIB de España que de momento y en términos interanuales se contrae un -1,2%.
Contracción del PIB España -1,2%
Contracción del PIB España -1,2%

He dejado para lo último el elemento político del informe y que se refiere al adelanto de elecciones como un elemento  que puede afectar negativamente al soberano español ya que esto podría suponer un  cambio en la política económica llevada por el actual gobierno y una posible crisis constitucional.

Quiero destacar este párrafo porque es la primera vez que veo en un análisis de agencia crediticia la posibilidad de un cambio profundo en la sociedad española. Este cambio que aprecia Fitch podría desencadenarse en cualquier momento antes de las elecciones de 2015 y podría llevar a un cambio constitucional profundo.

Este párrafo me confirma que dentro de los mecanismos de poder internacional ya se está proveyendo un cambio en la sociedad española y se contempla como una posibilidad real y no sólo como un escenario ficticio.

En este sentido me alegro que la lucha ciudadana ha llegado mucho más allá de lo que nos hacen creer y que puede ser una realidad en el medio plazo. Por eso es necesario seguir trabajando por un cambio económico/social/político para poder salir de la actual crisis y del mecanismo perverso que se intenta establecer por parte de los poderes financieros y que sólo puede llevar a la pérdida de libertades y a la miseria.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Top