Quisiéra hacer dos pequeñas aclaraciones que quizás ayuden a comprender el ¿por qué existen diferencias entre la Unión Europea y España tanto a propósito del déficit como del crecimiento?
Previsones sobre la economía española de la Unión Europea
Previsones sobre la economía española de la Unión Europea

En primer lugar nos gustaría hablar sobre el déficit. Por un lado la Unión Europea habla de un 10,2% y el gobierno habla de un 7%, una diferencia del 3,2% que a simple vista puede resultan excesiva, más aún, cuando la mayoría de los expertos esperaban que hubiera como máximo un 1% de diferencia.

Pero creo que tanto unos como otros se equivocan y que el diferencial real aún es mayor y esto si que es un punto de vista personal, yo calculo que ronda el 5%, por lo que considero que el déficit real ronda el 12%.

Esta estimación que puede parecer una temeridad tiene realmente una explicación sencilla y las partes implicadas conocen y que en el caso del gobierno español simplemente la obvian y en la Unión Europea la minimizan.

Para comprender lo que digo habría que retrotraerse al RD 21/2012 de 13 de julio y recordar una de sus medidas y cito literalmente: "Disposición final primera. Modificación de la Ley 2/2012, de 29 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2012.

La Ley 2/2012, de 29 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2012, queda modificada como sigue:

Uno. Las letras b) y c) del apartado Dos del artículo 52 quedan redactadas en los siguientes términos:

«b) 55.000.000 miles de euros para el otorgamiento de avales a las obligaciones económicas derivadas de las emisiones de bonos y obligaciones nuevas que realicen las entidades de crédito residentes en España con una actividad significativa en el mercado de crédito nacional, y que se regulan en el artículo 52 bis." 

Como se puede ver el actual gobierno asigno €55.000MM a los prepuestos generales y al incluirlo, estas preclaras mentes económicas hicieron que el déficit aumentara exactamente esa cantidad y que equivale al 5% del PIB.

Como cometieron ese error, sencillo, aplicando la lógica del clásico "pelota", y pensaron, si adelantamos el dinero del rescate al sistema financiero, Bruselas verá que estamos haciendo los deberes y eso dará confianza tanto a los mercados con a la Comisión Europea.

El problema de estas medidas de peloteo son que a veces el tiro sale por la culata. Los preclaros dirigentes económicos de este país se olvidaron de tres cosas, la primera es que cuando firmaron el MOU (Memorándum de Entendimiento) se estableció que la Unión Europea asistiría económicamente a España para rescatar el sistema financiero a través de FROB con el fin de evitar que se contabilizara como déficit público el dinero inyectado a la banca española y que ese dinero nunca podría ser utilizado para rescatar al Estado mismo.

Además el dinero provendría del EFSF/ESM, mecanismos que tiene prohibido la asistencia económica directa a los estados miembros.

Estos pequeños detalles le fueron recordados a de Guindos cuando pidieron que se les reembolsasen los €55.000MM en el momentos que el EFSF/ESM comenzara a inyectar dinero en el sistema financiero español. El primero decirles que se eso nada fue el presidente del BCE  Draghi, que dijo de manera clara que el BCE no repondría ese dinero porque estaba en contra de sus atributos. Posteriormente, ante la insistencia de España, la misma Merkel afirmo que los fondos de estabilidad europeos no tenían como función la inyección directa de capital  a los miembros de la UE.

Ante esta metedura de pata hubo dos reacciones, la de la Unión Europea que vio como las necesidades de capital para el rescate del sistema financiero español se reducían por debajo del 50% de lo estimado con enorme alegría y tan sólo habría que prestar entorno a €38.000MM. Por otro lado el gobierno ha ocultado deliberadamente este error y a finales de 2012 habló de emisión de deuda adelantada para cubrir las necesidades de 2013 y a provechó para encubrir los €55.000MM que había endosado a cargo de los Presupuestos Generales del Estado y que se habían disparado el déficit.

Una vez aclarado el punto del déficit atacaremos el mantra de las exportaciones como elemento fundamental en la recuperación económica.

Una y otra vez oímos como la balanza por cuenta corriente de España esta mejorando notablemente  y que la mejora de las exportaciones y la competitividad supondrá en el medio plazo el comienzo de la salida de la crisis. A esta argumentación podríamos dedicarle un segundo y simplemente decir ¡error! ¡error...! pero vamos a reargumentar el porque no será así.

Primero, la balanza por cuenta corriente no es producto de la mejora de la competitividad y de una mejora en la búsqueda de nuevos mercados de las empresas españolas. Simplemente es que al haber un 26% de paro y una agonizante demanda interna, se han reducido drasticamente las importaciones y se mantiene las exportaciones, en definitiva mejora la balanza porque vendemos más que lo que compramos.

Ahora bien, el panorama internacional es sombrío y la crisis económica afecta a todos nuestros compradores por lo que sin necesidad de hacer ninguna cabala, es fácil que en cada uno de ellos el consumo interno se debilite más y esto afecte dramáticamente a nuestras exportaciones y la tan manida mejora de la balanza por cuenta corriente se desintegre y muestre no sólo una agónica demanda interna, sino una exigua demanda externa.

Ahora unamos por un lado el aumento del déficit público y un débil mercado exterior y por otro lado el continuado déficit fiscal producto de la falta de estímulos a la economía real y el desmesurado aumento de impuestos y llegaremos a la realidad actual donde  el empleo sigue destruyéndose y la crisis económica sigue profundizando en el tejido de la economía española y llevándola a una crisis no estructural, sino sistémica.

La conclusión es única, España va hacia la ruina económica de la producto de una política de austeridad basada en ajustes irracionales y al saqueo de las arcas públicas por parte de política y de la élite económica. 
 
Top