movilizaciones europeas contra el TTIP del día 11 de octubre

Con ocasión de la 7ª ronda de negociaciones entre la Dirección General de Comercio de la UE y el Alto Representante para el Comercio de EEUU para avanzar en la Consolidación de un Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP por sus siglas en inglés), varias organizaciones sociales europeas han firmado un manifiesto expresando su oposición a que el Tratado regule “áreas vitales tales como productos químicos, estándares alimentarios, y la regulación financiera”.

Las organizaciones firmantes, 6 de ellas pertenecientes  al Estado español y coorganizadoras de las movilizaciones europeas contra el TTIP del día 11 de octubre, se muestran preocupadas por el mecanismo de “cooperación reguladora” que se pretende instaurar con el TTIP, ya que abriría las puertas a la rebaja de los estándares sociales, laborales y ambientales. Pese a que la Comisión Europea ha repetido en varias ocasiones que dichos estándares no serán objeto de la negociación, la opacidad de las negociaciones,  los documentos filtrados, o las declaraciones de miembros del gobierno estadounidense (pidiendo por ejemplo la eliminación del Principio de Precaución europeo) y de la Comisión Europea (solicitando el aumento de las impostaciones de gas de esquisto), señalan una realidad diferente, con una amplia disposición por las dos partes a revisar su legislación.

La propuesta de cooperación reguladora se podría dotar de un Consejo de Cooperación  Reguladora, abierto a  las “partes interesadas”. Para los firmantes del manifiesto “dicho consejo es una manera explícita de hacer que las compañías multinacionales puedan escribir directamente las leyes”. Por ello se pide expresamente eliminar de la mesa de negociación toda propuesta  de cooperación regulatoria.

El manifiesto también demanda a los representantes de comercio de la UE y EEUU que aprovechen esta ronda de negociaciones para hacer públicos todos los documentos relacionados con las negociaciones. “Sin transparencia no puede haber un proceso democrático genuino” señalan los firmantes.

El próximo paso de la sociedad civil es la movilización. El día 11 de octubre, coincidiendo con el 3er día mundial contra el fracking, se ha convocado un día de movilizaciones europeas contra el TTIP y dos tratados de libre comercio más: el recientemente finiquitado Acuerdo Económico y Comercial Global (Tratado de Libre Comercio UE-Canadá, CETA por sus siglas en inglés) y el Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TISA por sus siglas en inglés). Centenares de ciudades europeas, una veintena españolas, ya están en movimiento .

Más información :


 
Top