Manifiesto de organizaciones de la sociedad civil sobre la cooperación reguladora en el TTIP

Manifiesto de organizaciones de la sociedad civil sobre la cooperación reguladora en el TTIP.

Las organizaciones abajo firmantes expresamos nuestra profunda preocupación y firme oposición al derrotero tomado en las negociaciones del TTIP sobre la "regulación" de áreas vitales tales como productos químicos, estándares alimentarios, y la regulación financiera.

Los negociadores han afirmado en varias ocasiones que los niveles de protección no están amenazados, y que los estándares no se rebajarán. Sin embargo, esto ha sido desmentido sistemáticamente por los documentos filtrados de las negociaciones.

Además, las dos partes han enviado mensajes políticos que no dejan duda de que estándares esenciales están siendo amenazados.

Éstos incluyen las demandas formuladas por el Secretario de Agricultura de EE.UU para acabar con el llamado principio de precaución [i], que - si se cumplen - podrían abrir la puerta a la entrada en la UE los OMGs (transgénicos) y a los alimentos tratados con pesticidas y hormonas actualmente no aceptados de acuerdo a las normas de la UE, y que es una demanda de los negociadores de EEUU, y que los empresarios de EEUU han reclamado a la Unión Europea durante los procesos de tomas de decisiones. Esto  también se refleja en las propuestas de la UE en materia energética, [ii] que amenazarían los objetivos oficiales de la política de la UE sobre el clima. Curiosamente, EE.UU rechaza la propuesta de la UE sobre cooperación reguladora en los servicios financieros por temor a estándares más bajos procedentes de la UE.

En este momento preocupa en particular una propuesta "horizontal" que fue presentada por la Comisión Europea en Diciembre de 2013, y filtrada al público poco después [iii]. Ésta genera preguntas legítimas sobre el impacto negativo del TTIP en el proceso de regulación a expensas de la salud de los ciudadanos, el medio ambiente y el bienestar a ambos lados del Atlántico, incluyendo:

Lobbies empresariales han pedido explícitamente tener capacidad para “esencialmente co-escribir la legislación” [iv]. Siguiendo las propuestas de dos poderosos lobbies empresariales, el documento filtrado de la UE da amplias oportunidades a los grupos de presión para ejercer una influencia indebida sobre la legislación existente y futura.

Los "diálogos" sugeridos y los mecanismos de advertencia previa dan a la otra parte negociadora una buena oportunidad para ejercer presión y vetar cualquier nueva propuesta razonable, si son vistas como "obstáculos al comercio".

Esto es particularmente grave en la UE debido a que la Comisión es el único órgano que puede presentar propuestas legislativas. Una señal de descontento de los EE.UU o de las compañías estadounidenses - con o sin amenazas de hacer uso de los mecanismos de solución de diferencias - puede convertirse en un factor decisivo y dar lugar a un “enfriamiento de la legislación”.

Además los “diálogos” sugeridos corren el riesgo de contradecir el trabajo hecho por varias instituciones multilaterales e internacionales destinadas a la construcción de una regulación coherente, especialmente en el ámbito de los servicios financieros.

La propuesta institucional podría hacer que los diálogos entre la Comisión Europea, las agencias reguladoras de los Estados Unidos y los lobbies empresariales sean el escenario principal donde se planifica las leyes, dejando de lado a los políticos electos y amenazando el deber de los políticos de poner en primer lugar el interés público.

Además, lo que implican las propuestas para la "cooperación reguladora" en áreas específicas, como por ejemplo las propuestas de la UE sobre sustancias químicas [v] y la regulación financiera [vi], se han aclarado en los últimos meses: darán lugar a una reducción de los niveles de protección e inhibirán un mayor progreso en el futuro.

En una carta de mayo de este año, un gran número de organizaciones expresaron su preocupación, e hicieron ocho preguntas específicas a los negociadores en un intento de obtener mayores aclaraciones. Tres meses más tarde, sólo se recibieron respuestas parciales del Comisario Karel de Gucht [vii] y de la adjunta a la representación comercial estadounidense Jewel James [viii]. Ninguna de éstas proporcionan las aclaraciones solicitadas o ayudan a apaciguar las preocupaciones planteadas, más bien fortalecen la evaluación de que la cooperación reguladora prevista en TTIP hasta ahora, representa una amenaza grave para las políticas públicas en áreas cruciales. Por ejemplo, la afirmación de la Comisión Europea de que "cada lado actuará dentro de sus marcos legales e institucionales, y eso no se verá afectado por el TTIP" parece estar en total contradicción con el propósito y el diseño de la propia propuesta de la Comisión para la cooperación reguladora.

Por último, tanto la Comisión Europea como el Representante de Comercio de EEUU afirman que las negociaciones se llevan a cabo de una manera abierta, y que cada parte negociadora está abierta al diálogo con organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo, tal como se ha desarrollado el debate sobre la regulación, ha quedado claro que sólo el acceso a los textos presentados en las negociaciones puede proporcionar la perspectiva necesaria para un debate abierto y democrático. Ni las declaraciones ni las cartas presentadas hasta ahora  han proporcionado la información necesaria.

Por estas razones, instamos a los negociadores a tomar dos decisiones durante la próxima ronda de negociaciones:

1. Abrir un nuevo capítulo en el proceso, haciendo accesibles los documentos al público. Sin acceso a los textos mismos de negociación y a las propuestas, no puede haber transparencia, y por lo tanto un proceso democrático genuino [ix].

2. Eliminar de la mesa las propuestas sobre  la "cooperación reguladora." Las filtraciones de los últimos meses revelaron que las propuestas para la cooperación reguladora conllevan la amenaza y el ataque a la legislación y la reducción de los estándares tanto a  corto como a largo plazo.

Economía Ciudadana apoya este manifiesto y os pedimos que lo difundáis para que alcance al mayor número de personas y conseguir una mayor visibilidad del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones ATCI/TTIP  entre la sociedad civil y en los medios de comunicación de masas

Más información sobre el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones ATCI/TTIP en este blog.

Firmado por:

Afrika Kontakt - Dinamarca
AITEC - Francia
ATTAC-Denmark - Dinamarca
Both ENDS - Holanda
BUND - Alemania
Centre for International Environmental Law
CNCD-11.11.11 - Bélgica
Corporate Europe Observatory
Ecologistas en Acción - España
ELA - País Vasco
FairWatch - Italia
FinanceWatch                          
Food & Water Europe
Frente Civico Somos Mayoria L'Alacantí - España
Friends of the Earth Europe
Grupo de Portugal para a análise crítica ao TTIP (TTIP)
Keep Our NHS Public - Reino Unido
LobbyControl - Alemania
NOAH - Dinamarca
Pivotal Moment
Plataforma não ao Tratado Transatlântico -Portugal
PowerShift - Alemania
Red Ciudadana Partido X - España
Rosa Luxemburg Stiftung Brussels
StopTTIP UK - Reino Unido
Transnational Institute
Transport & Environment
Vrijschrift - Holanda
War on Want - Reino Unido
WEED - Alemania
Wemos - Holanda
World Development Movement - Reino Unido
X.Net (Spain) España
[vii] de Gucht’s response:
[viii]Link to James’ response (USTR): 



0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Top