Draghi siguiendo los dictados de la banca privada y del gobierno alemán

Después de la enésima bajada de tipos de interés del BCE, los titulares de prensa parecen augurar que con esta medida de Mario Draghi un futuro prometedor a la economía de la Eurozona con un aumento del flujo de crédito a la economía real y la mejora de la balanza comercial.


Esto al menos es lo que nos cuentan, pero desde mi punto de vista la realidad es muy diferente y lo que realmente va a suceder es que Draghi siguiendo los dictados de la banca privada y del gobierno alemán ha vuelto a aplicar unas medidas que en el medio plazo provocaran un nuevo hundimiento de la economía real y una aún más profunda crisis económica en la Eurozona.

Las nuevas medidas de BCE no sólo se reducen a la bajada de tipos, sino que incluye la compra masiva a partir del mes de octubre de comprar deuda financiera vinculada a préstamos, (ABS) purchase programme (ABSPP) e hipotecas,  covered bond purchase programme (CBPP3).

Las consecuencias de las medidas del BCE son varias, la primera es buscar un complicado equilibrio entre inflación aceptable/deflación y estimulación de las exportaciones obedeciendo los dictados de Alemania.

La bajada de tipos  de interés del BCE busca el debilitamiento del euro al dólar con dos finalidades, por un lado aumentar de las exportaciones de la Eurozona beneficiando principalmente a un renqueante mercado exportador alemán y como consecuencia de ello fortalecer las posiciones favorables a la negociación de Tratado de Libre Comercio como el Acuerdo Transatlántico de Comercio e inversiones entre Estados Unidos y la Unión Europea, más conocido por sus siglas en inglés como TTIP.

Por otro lado evitar caer en un periodo deflacionario que obligara a devaluar directamente el euro, medida a la que se opone frontalmente el gobierno alemán.

El mayor problema de una devaluación indirecta  del euro es que si bien estimula el sector exterior, las consecuencias sobre el mercado interno son negativas. Esto se refleja en la subida de los carburantes y en el aumento de los bienes, tanto de los importados como de los producidos en la Eurozona.

La brillante política del BCE vuelve a golpear la demanda interna y la posibilidad a corto o a medio plazo de una salida de la economía real de la actual crisis económica.

Mario Draghi no contento con aplicar un coma inducido a la ya atónica demanda interna, introduce una segunda medida económica, la compra deuda financiera vinculada a préstamos, (ABS) purchase programme (ABSPP) e hipotecas,  covered bond purchase programme (CBPP3).

Que se supone que intenta esta medida de compra masiva de ABS y CBP; según el manual de BCE impulsará el crédito a la economía real al asegurar la compra a la banca de los créditos hipotecarios, al consumo, etc, por parte del BCE.

La realidad que me sugiere la medida es bastante diferente a la que intenta transmitir el BCE.

En teoría el BCE busca que los bancos creen de nuevo dinero contable, o como ya hemos explicado de manera reiterada, dinero creado de la nada, con el fin de poder aumentar masa monetaria M3 y reducir la M1, conformada por los depósitos de dinero prestado a los bancos por el propio BCE. De esta manera se estimularía los créditos al consumo y se impulsaría el mercado hipotecario.

Activos de la banca europea pendientes de colocación en los Mercados


La realidad es que la medida del BCE supone un muy beneficioso negocio para la banca a corto plazo ya que va a conseguir 1 billón de euros en activos que les era imposible colocar en un mercado que no acepta nuevas emisiones de cedulas hipotecarias, créditos de tarjetas de crédito y créditos al consumo nacidos en su mayoría antes o al principio de la crisis económica actual.

Es la gran medida que engordará las cuentas del resultado de la banca y como hemos aprendido de esta crisis económica y de la de 1929, cuando se maximizan los beneficios del sistema financiero y disminuyen drásticamente los del sector productivo, es seguro que aparecerá en el corto o medio plazo una nueva crisis económica más profunda que la anterior.

Comparación de la crisis económica de 1929 con la de 2007

En definitiva, las nuevas medidas económicas sólo profundizan en los problemas causantes de la actual crisis y por lo tanto es de esperar que la economía real vuelva a deprimirse provocando más paro, más recortes de derechos y en definitiva más miseria para los ciudadanos y sus derechos y más riqueza para los bancos y las grandes corporaciones.


Traducción al castellano del discurso del Presidente del BCE Mario Draghi:

Señoras y señores, el Vice-presidente y yo estamos muy contentos de darle la bienvenida a nuestra conferencia de prensa. Ahora vamos a informar sobre los resultados de la reunión de hoy del Consejo de Gobierno, que también contó con la presencia del Vicepresidente de la Comisión, Sr. Katainen.

En base a los análisis económico y monetario periódico, el Consejo de Gobierno decidió hoy reducir la tasa de interés de las operaciones principales de financiación del Eurosistema en 10 puntos básicos, hasta el 0,05% y el tipo de la facilidad marginal de crédito en 10 puntos básicos, hasta el 0,30%. El tipo de interés de la facilidad de depósito se redujo en 10 puntos básicos, hasta el -0.20%. Además, el Consejo de Gobierno decidió iniciar la compra de los activos del sector privado no financiero. El Eurosistema adquirirá una amplia cartera de títulos respaldados por activos simples y transparentes (ABS) con los activos que consiste en demandas contra el sector privado no financiero de la zona euro en virtud de un programa de compra de ABS (ABSPP). Esto refleja el papel del mercado de ABS en la facilitación de nuevos flujos de crédito a la economía y sigue a la intensificación de los trabajos preparatorios sobre este asunto, según lo decidido por el Consejo de Gobierno en junio. En paralelo, el Eurosistema también comprará una amplia cartera de bonos garantizados denominados en euros emitidos por las IFM domiciliadas en la zona euro en un nuevo programa de adquisiciones de bonos garantizados (CBPP3). Las intervenciones de estos programas comenzarán en octubre de 2014 Las modalidades detalladas de estos programas se darán a conocer después de la reunión del Consejo de Gobierno de 2 de octubre de 2014 Las medidas recientemente decidido, junto con las operaciones de financiación dirigidos a más largo plazo que se llevarán a cabo en dos semanas , tendrá un impacto considerable en nuestro balance general.

Estas decisiones se suman a la gama de medidas de política monetaria adoptadas en los últimos meses. En particular, apoyarán nuestra orientación hacia adelante en los tipos de interés oficiales del BCE y reflejar el hecho de que no son importantes y crecientes diferencias en el ciclo de la política monetaria entre las principales economías avanzadas. Ellos fortalecer el funcionamiento del mecanismo de transmisión de la política monetaria y apoyar la provisión de crédito a la economía en general. En nuestro análisis, hemos tenido en cuenta el panorama general moderado de la inflación, el debilitamiento en el ritmo de crecimiento de la zona euro durante el pasado reciente y los continuos evolución monetaria y del crédito subyugados. Las decisiones de hoy, junto con las otras medidas establecidas, se han adoptado con el fin de que se basa el firme anclaje de las expectativas de inflación a medio y largo plazo, en línea con nuestro objetivo de mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2%. A medida que nuestras medidas se abren camino a través de la economía van a contribuir a un retorno de las tasas de inflación a niveles más cercanos al 2%. En caso de que sea necesario más riesgos de direcciones de demasiado prolongada de un período de baja inflación, el Consejo de Gobierno es unánime en su compromiso con el uso de instrumentos no convencionales adicionales dentro de su mandato.

Permítanme explicar nuestra evaluación con mayor detalle, comenzando con el análisis económico. Después de cuatro trimestres de expansión moderada, el PIB real de la zona del euro se mantuvo sin cambios en el segundo trimestre de este año en comparación con el trimestre anterior. A pesar de que refleja en parte factores excepcionales, este resultado fue más débil de lo esperado. En relación con el tercer trimestre, los datos de encuestas disponibles hasta agosto indican una pérdida de impulso del crecimiento cíclico, sin dejar de ser congruente con una expansión modesta.

La demanda interna debe ser apoyado por la gama de nuestras medidas de política monetaria, las mejoras continuas en las condiciones financieras, los avances logrados en la consolidación fiscal y las reformas estructurales, y los precios más bajos de energía que apoyan la renta real disponible. Por otra parte, la demanda de las exportaciones debería beneficiarse de la recuperación mundial. Al mismo tiempo, es probable que continúe a ser humedecido por el alto desempleo, la capacidad no utilizada importante la recuperación, continuó el crecimiento del crédito de las IFM negativo para el sector privado, y los ajustes de balance necesarias en los sectores público y privado. De cara al futuro, los factores clave y los supuestos que determinan las perspectivas de crecimiento deben ser supervisados ​​de cerca.

Estos elementos se reflejan en los 09 2014 los expertos del BCE Proyecciones macroeconómicas para la zona del euro, que prevén el PIB real anual de aumento de un 0,9% en 2014, 1,6% en 2015 y 1,9% en 2016 en comparación con el 06 2014 los expertos del Eurosistema proyecciones macroeconómicas, el proyecciones de crecimiento del PIB real para 2014 y 2015 se han revisado a la baja y la proyección para 2016 se ha revisado al alza.

El Consejo de Gobierno considera que los riesgos para las perspectivas económicas de la zona del euro a la baja. En particular, la pérdida de impulso económico puede frenar la inversión privada, y los riesgos geopolíticos podría tener un impacto negativo adicional sobre las empresas y la confianza del consumidor. Otro riesgo a la baja se refiere a las reformas estructurales insuficientes en países de la zona euro.

De acuerdo con la estimación preliminar de Eurostat, la zona del euro la inflación medida por el IAPC fue del 0,3% en agosto de 2014, tras el 0,4% en julio. Este descenso se debe principalmente a una menor inflación de los precios energéticos, mientras que los otros componentes principales se mantuvieron prácticamente sin cambios en su conjunto. Las tasas de inflación han permanecido bajos durante un período considerable de tiempo. Como se ha dicho, las decisiones de hoy, junto con las otras medidas establecidas, han tomado medidas para apuntalar el firme anclaje de las expectativas de inflación a medio y largo plazo, en línea con nuestro objetivo de mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2%. Sobre la base de la información actual, se espera que la inflación medida por el IAPC se mantenga en niveles bajos en los próximos meses, antes de aumentar gradualmente durante 2015 y 2016.

Las proyecciones macroeconómicas de septiembre 2014 los expertos del BCE para la zona del euro prevén la inflación medida por el IAPC en el 0,6% en 2014, 1,1% en 2015 y 1,4% en 2016 en comparación con los 06 2014 los expertos del Eurosistema proyecciones macroeconómicas, la proyección de la inflación para el 2014 ha sido revisado a la baja. Las proyecciones para 2015 y 2016 se han mantenido sin cambios.

El Consejo de Gobierno, teniendo en cuenta las medidas adoptadas hoy, seguirá vigilando de cerca los riesgos para las perspectivas de evolución de los precios en el mediano plazo. En este contexto, nos centraremos en particular sobre las posibles repercusiones de la dinámica de crecimiento humedecidas, desarrollos geopolíticos, la evolución del tipo de cambio y el paso a través de nuestras medidas de política monetaria.

En cuanto al análisis monetario, los datos de julio 2014 siguen apuntando a moderado crecimiento subyacente de dinero en sentido amplio (M3), con un crecimiento interanual se situó en el 1,8% en julio, frente al 1,6% en junio. El crecimiento del agregado monetario estrecho M1 se situó en el 5,6% en julio, frente al 5,4% en junio. El aumento de la posición acreedora neta frente al exterior de las IFM, lo que refleja en parte el continuo interés de los inversores internacionales en activos de la zona euro, sigue siendo un factor importante el apoyo al crecimiento interanual de M3.

La tasa de variación interanual de los préstamos a las sociedades no financieras (ajustados de ventas y titulizaciones de préstamos) se mantuvo negativo en -2,2% en julio, sin cambios en comparación con el mes anterior. Sin embargo, las amortizaciones netas fueron de nuevo importante en julio. Los préstamos a las sociedades no financieras continúa reflejando la relación quedado con el ciclo económico, riesgo de crédito, factores de la oferta de crédito y el ajuste permanente de los balances del sector financiero y no financiero. La tasa de crecimiento interanual de los préstamos a los hogares (ajustada de ventas y titulizaciones de préstamos) fue del 0,5% en julio, prácticamente sin cambios desde principios de 2013.

En un contexto de débil crecimiento del crédito, el BCE está finalizando la evaluación completa de los balances de los bancos, que es de importancia clave para superar las limitaciones de la oferta de crédito.

En resumen, un contraste de los resultados del análisis económico con las señales procedentes del análisis monetario llevó al Consejo de Administración para decidir sobre las medidas para proporcionar más acomodaticia de la política monetaria y de apoyo del crédito a la economía real.

Con respecto a las reformas estructurales, pasos importantes se han dado en varios Estados miembros, mientras que en otros todavía tienen que ser legislado y aplicado tales medidas. Estos esfuerzos ya claramente necesitan ganar impulso para lograr un mayor crecimiento sostenible y el empleo en la zona del euro. Reformas estructurales determinados en los productos y los mercados de trabajo, así como medidas para mejorar el entorno empresarial están garantizados. En cuanto a las políticas fiscales, la consolidación fiscal integral en los últimos años ha contribuido a la reducción de los desequilibrios presupuestarios. Países de la zona euro no deben desvelar los progresos realizados con la consolidación fiscal y debe proceder de acuerdo con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. El Pacto actúa como un ancla para la confianza y la flexibilidad existente dentro de las reglas permite a los costes presupuestarios de las reformas estructurales importantes que se abordarán y la demanda a ser apoyadas. También hay margen de maniobra para lograr una composición más favorable al crecimiento de las políticas fiscales. Una aplicación plena y coherente del marco de supervisión presupuestaria y macroeconómica existente en la eurozona es clave para derribar elevadas ratios de deuda pública, para elevar el potencial de crecimiento y para aumentar la capacidad de recuperación de la zona euro a los choques.

Ahora estamos a su disposición para preguntas.

Texto original del discurso del Presidente del BCE Mario Drghi:

Mario Draghi: ECB press conference – introductory statement Introductory statement by Mr Mario Draghi, President of the European Central Bank, Frankfurt am Main, 4 September 2014.
* * *
Ladies and gentlemen, the Vice-President and I are very pleased to welcome you to our press conference. We will now report on the outcome of today’s meeting of the Governing Council, which was also attended by the Commission Vice-President, Mr Katainen.

Based on our regular economic and monetary analyses, the Governing Council decided today to lower the interest rate on the main refinancing operations of the Eurosystem by 10 basis points to 0.05% and the rate on the marginal lending facility by 10 basis points to 0.30%. The rate on the deposit facility was lowered by 10 basis points to –0.20%. In addition, the Governing Council decided to start purchasing non-financial private sector assets. The Eurosystem will purchase a broad portfolio of simple and transparent asset-backed securities (ABSs) with underlying assets consisting of claims against the euro area non-financial private sector under an ABS purchase programme (ABSPP). This reflects the role of the ABS market in facilitating new credit flows to the economy and follows the intensification of preparatory work on this matter, as decided by the Governing Council in June. In parallel, the Eurosystem will also purchase a broad portfolio of euro-denominated covered bonds issued by MFIs domiciled in the euro area under a new covered bond purchase programme (CBPP3). Interventions under these programmes will start in October 2014. The detailed modalities of these programmes will be announced after the Governing Council meeting of 2 October 2014. The newly decided measures, together with the targeted longer-term refinancing operations which will be conducted in two weeks, will have a sizeable impact on our balance sheet.

These decisions will add to the range of monetary policy measures taken over recent months. In particular, they will support our forward guidance on the key ECB interest rates and reflect the fact that there are significant and increasing differences in the monetary policy cycle between major advanced economies. They will further enhance the functioning of the monetary policy transmission mechanism and support the provision of credit to the broad economy. In our analysis, we took into account the overall subdued outlook for inflation, the weakening in the euro area’s growth momentum over the recent past and the continued subdued monetary and credit dynamics. Today’s decisions, together with the other measures in place, have been taken with a view to underpinning the firm anchoring of medium to longterm inflation expectations, in line with our aim of maintaining inflation rates below, but close to, 2%. As our measures work their way through to the economy they will contribute to a return of inflation rates to levels closer to 2%. Should it become necessary to further address risks of too prolonged a period of low inflation, the Governing Council is unanimous in its
commitment to using additional unconventional instruments within its mandate.

Let me now explain our assessment in greater detail, starting with the economic analysis. Following four quarters of moderate expansion, euro area real GDP remained unchanged in the second quarter of this year compared with the previous quarter. While it partly reflected one-off factors, this outcome was weaker than expected. With regard to the third quarter, survey data available up to August indicate a loss in cyclical growth momentum, while remaining consistent with a modest expansion.

Domestic demand should be supported by the range of our monetary policy measures, the ongoing improvements in financial conditions, the progress made in fiscal consolidation and structural reforms, and lower energy prices supporting real disposable income. Furthermore, demand for exports should benefit from the global recovery. At the same time, the recovery is likely to continue to be dampened by high unemployment, sizeable unutilised capacity, continued negative MFI loan growth to the private sector, and the necessary balance sheet adjustments in the public and private sectors. Looking ahead, the key factors and assumptions shaping the outlook for growth need to be monitored closely.

These elements are reflected in the September 2014 ECB staff macroeconomic projections for the euro area, which foresee annual real GDP increasing by 0.9% in 2014, 1.6% in 2015 and 1.9% in 2016. Compared with the June 2014 Eurosystem staff macroeconomic projections, the projections for real GDP growth for 2014 and 2015 have been revised downwards and the projection for 2016 has been revised upwards.

The Governing Council sees the risks surrounding the economic outlook for the euro area on the downside. In particular, the loss in economic momentum may dampen private investment, and heightened geopolitical risks could have a further negative impact on business and consumer confidence. Another downside risk relates to insufficient structural reforms in euro area countries.

According to Eurostat’s flash estimate, euro area annual HICP inflation was 0.3% in August 2014, after 0.4% in July. This decline reflects primarily lower energy price inflation, while the other main components remained broadly unchanged in aggregate. Inflation rates have now remained low for a considerable period of time. As said, today’s decisions, together with the other measures in place, have been taken to underpin the firm anchoring of medium to longterm inflation expectations, in line with our aim of maintaining inflation rates below, but close to, 2%. On the basis of current information, annual HICP inflation is expected to remain at low levels over the coming months, before increasing gradually during 2015 and 2016.

The September 2014 ECB staff macroeconomic projections for the euro area foresee annual HICP inflation at 0.6% in 2014, 1.1% in 2015 and 1.4% in 2016. In comparison with the June 2014 Eurosystem staff macroeconomic projections, the projection for inflation for 2014 has been revised downwards. The projections for 2015 and 2016 have remained unchanged.

The Governing Council, taking into account the measures decided today, will continue to closely monitor the risks to the outlook for price developments over the medium term. In this context, we will focus in particular on the possible repercussions of dampened growth dynamics, geopolitical developments, exchange rate developments and the pass-through of our monetary policy measures.

Turning to the monetary analysis, data for July 2014 continue to point to subdued underlying growth in broad money (M3), with annual growth standing at 1.8% in July, compared with 1.6% in June. The growth of the narrow monetary aggregate M1 stood at 5.6% in July, up from 5.4% in June. The increase in the MFI net external asset position, reflecting in part the continued interest of international investors in euro area assets,
remained an important factor supporting annual M3 growth.

The annual rate of change of loans to non-financial corporations (adjusted for loan sales and securitisation) remained negative at –2.2% in July, unchanged compared with the previous month. However, net redemptions were again sizeable in July. Lending to non-financial corporations continues to reflect the lagged relationship with the business cycle, credit risk, credit supply factors and the ongoing adjustment of financial and non-financial sector balance sheets. The annual growth rate of loans to households (adjusted for loan sales and securitisation) was 0.5% in July, broadly unchanged since the beginning of 2013.

Against the background of weak credit growth, the ECB is finalising the comprehensive assessment of banks’ balance sheets, which is of key importance to overcome credit supply constraints.

To sum up, a cross-check of the outcome of the economic analysis with the signals coming from the monetary analysis led the Governing Council to decide on measures to provide further monetary policy accommodation and to support lending to the real economy.

With regard to structural reforms, important steps have been taken in several Member States, while in others such measures still need to be legislated for and implemented. These efforts now clearly need to gain momentum to achieve higher sustainable growth and employment in the euro area. Determined structural reforms in product and labour markets as well as action to improve the business environment are warranted. As regards fiscal policies, comprehensive fiscal consolidation in recent years has contributed to reducing budgetary imbalances. Euro area countries should not unravel the progress made with fiscal consolidation and should proceed in line with the Stability and Growth Pact. The Pact acts as an anchor for confidence, and the existing flexibility within the rules allows the budgetary costs of major structural reforms to be addressed and demand to be supported. There is also leeway to achieve a more growth-friendly composition of fiscal policies. A full and consistent implementation of the euro area’s existing fiscal and macroeconomic surveillance framework is key to bringing down high public debt ratios, to raising potential growth and to increasing the euro area’s resilience to shocks.

We are now at your disposal for questions.


 
Top