Finalmente quisiera hacer unas precisiones específicas al negociador jefe de la Unión Europea, García Bercero y al Consejero Delegado del BBVA.

A García Bercero en primer lugar decirle que no es saludable mentir y menos aún si te pillan. Haciendo memoria, recordé que en febrero de 2015 usted participó en una charla organizada por la OCU sobre el TTIP. En dicha charla, Matilde Moros Directora Técnica de la  Asociación Española de Productores de Vacuno de Carne (ASOPROVAC) afirmó que ¿Cómo es posible considerar equivalente el sector vacuno norteamericano, que utiliza hormonas, transgénicos o promotores del crecimiento y otras substancias prohibidas en la UE?  Además puso un ejemplo clarificador sobre la carne importada de Canadá, cuya única limitación es la prohibición del uso de las hormonas en los últimos 90 días de vida del animal. Por cierto, Bercero nunca contesto a esta pregunta y ni a la afirmación realizada por la represéntate de ASOPROVAC.



Segunda mentira, afirmo que el uso del Mecanismo de Defensa del Inversor, más conocido como ISDS era de aplicación común en los acuerdos bilaterales y puso el ejemplo de España y las demandas recibidas  por la modificación de la legislación sobre renovables.

Esa afirmación es falsa, ya que las demandas no se apoyan en ningún Tratado Bilateral, sino en un Tratado Internacional firmado por España y llamado la Carta sobre la Energía.

La afirmación que Bercero realizó sobre el uso generalizado el ISDS en los acuerdos comerciales negociados por la Unión Europea no es del todo correcta ya que el último gran Acuerdo Comercial alcanzado por la UE y del que usted fue jefe negociador, el Tratado de Libre Comercio con Corea, no se incluye el ISDS como parte del Acuerdo.



La última falsedad de Bercero viene dada por la justificación sobre el secretismo mantenido por la Unión Europea respecto a los documentos norteamericanos.

Recordar al señor Bercero, que la Sentencia de la Sala Primera del TJUE C 350/12 P establece que el hecho que hayan sido generados por los norteamericanos no es condición para mantener el secreto, ya que el Reglamento 1049/2001 se aplica a todos los documentos que estén en manos de la Unión Europea.

Un apunte que se quedó en el tintero a Fisas, respecto a las licitaciones públicas y que denotan su desconocimiento sobre el TTIP y el desarrollo de las negociaciones.

Los norteamericanos piden plena apertura a las licitaciones públicas en la Unión Europea,  aunque tan sólo puedan dar como contraprestación únicamente el acceso a las licitaciones que dependen del Gobierno Federal, ya que tanto los Estados, como los municipios en Estados Unidos pueden decidir de manera autónoma  y  sin contar con el Gobierno Federal como son sus concursos de licitación, por lo tanto las empresas españolas tan sólo podrán participar en las licitaciones de contratos Federales, no en el resto de contrato públicos.

Por último y no por ello menos importante, apuntar unas precisiones a González Páramo, Consejero Ejecutivo del BBVA.



Si bien su intervención en el programa del “Objetivo” duró un minuto, sí que merece la pena parar unos segundos para analizar una afirmación que realizó.

Dicha afirmación demuestra un cinismo digno de un ejecutivo de la banca español. Esta afirmación fue que, para las grandes empresas no es tan importante el TTIP ya que estas operan como norteamericanas en Estados Unidos y como europeas en la Unión Europea. Pero sí que sería fundamental para las PYMES.

Si bien es una obviedad la afirmación sobre las grandes empresas y ya hemos explicado la irrelevancia o en algunos caso serio problema para las PYMES españolas. Lo que no es tan obvio es lo que denota su presencia en el programa  #ObjetivoTTIP, defendiendo la aprobación del Tratado.

El objetivo que busca el BBVA es la desregulación total del mercado financiero en Europa como se puede ver en los documentos filtrados sobre el TiSA de Wikileaks y en los filtrados sobre la Cooperación Regulatoria del TTIP.

La desregulación financiera avanza en Europa, pero en Estados Unidos hay un problema, la Ley Dodd-Frank, que se legisla como consecuencia de la crisis financiera de 2007  y regula las prácticas bancarias  y protege los derechos de los consumidores.

Esta legislación reguladora sobre el sistema financiero norteamericano ha hecho que el Acuerdo sobre el capítulo Financiero quede fuera de la negociación del TTIP, aún cunando el BBVA este presionando a la parte norteamericana y en concreto al Embajador Froman para que Estados Unidos inicie las negociaciones sobre los Servicios Financieros en el TTIP. Como ejemplo de ello tenemos la intervención del representante del BBVA ante la Unión Europea, Javier Arias, preguntando en una conferencia sobre el TTIP a la Comisaria Malstrolm y al Embajador Fromán.



En conclusión, sólo la información y una oposición frontal de la ciudadanía puede y debe evitar que se firme el TTIP puesto que supondría la derrota definitiva de la Democracia y de los derechos adquiridos, para dejar en manos de las corporaciones el gobierno de los Estados. 

Para aquellos que quieran guardar en formato pdf en un sólo documento dsde el enlace que esta a continuación.

Y para aquellos que prefieran repasar las otras dos partes de este artículo dejo debajo los enlaces:

El TTIP el sueño húmedo de políticos como Fisas  y economistas neoliberales como Lacalle (II)

El TTIP el sueño húmedo de políticos y economistas neoliberales como Daniel Lacalle (I)

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Top