Así ven los dos grandes partidos de España, PP, PSOE la diversidad de pensamiento, 90% ellos dos, 10% el resto

Habitualmente no suelo escribir artículos directamente relacionados con la política, pero creo que las próximas elecciones europeas merecen que me posicione de manera clara y defienda porque votaré a otros.

Sería un cínico sino reconociera que detrás de los análisis económicos que realizo existe una posición clara y que tiene como referencia la primera parte de la definición de la Constitución española que se establece que España es un Estado Social y no sólo de derecho, como los principales Carteles económicos y políticos.

La chispa que me animo a escribir este artículo fue la visión de un tablón electoral en un pueblo de Cantabria donde el espacio para la propaganda para las elecciones europea  los dos grande partidos, PP y PSOE ocupaba el 90% y para los se denominaba el “El Resto” les quedaba un miserable 10% del espacio para colocar su propaganda electoral. Podéis verlo en la foto que encabeza el artículo.

A parte de la indignación pensé que el espacio electoral no es sólo que beneficiara a los dos grandes partidos, sino que no parecía cumplir el artículo  6 de la Constitución española que dice: “Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.”

Pocas posibilidades tienen los 39 restantes partidos de expresar el pluralismo político y por ende la pluralidad de la voluntad popular tan y como manda la Constitución.

También me gustaría recordar a quienes reparten los espacios electorales, que en las anteriores elecciones al Parlamento Europeo lo que se denomina “Resto” obtuvo de manera conjunta 2.793.136 votos, si a estos le sumáramos los votos en blanco y los nulos llegarían a 3.112.987 votos, que supondrían el 20% de los votos emitidos. 



El segundo factor que me ha llevado a escribir este artículo es la estrategia electoral por la que han optado los dos grandes partidos políticos una vez que ha salido a la luz la interpretación deformada y manipulada de la última encuesta realizada por el CIS y que denunció “Un Espía en el Congreso”  apoyado en las declaraciones de los propios técnicos del CIS.

Dicha encuesta mostraba un panorama muy diferente al que transmitía la nota oficial sobre la encuesta, que no sólo mostraba la desafección de los ciudadanos a la actual política y a los partidos que la apoyan, sino que también se percibía como el mensaje de las nuevas formaciones políticas estaban calando entre los ciudadanos y no eran una mero espejismo como intentan transmitir las dos grandes fuerzas políticas.

Es llamativo que si bien por un lado la encuesta del CIS promete una nueva mayoría de parlamentarios para los dos grandes partidos, por otro lado ambos ya están negociando un futuro pacto de Estado para poder gobernar, según ellos dese la estabilidad este país llamado España.

Datos en bruto de la encuesta realizada por el CIS en abril para las Elecciones Europeas del 25 de Mayo.


Además esta falta de confianza en estos supuestos resultados positivos  se ha deslizado de manera inconsciente en unas declaraciones del candidato del PP, Arias Cañete que afirmaba que la clave de las elecciones europeas no estaba en el número de parlamentarios a conseguir, sino  en que dichos parlamentarios formaran parte de uno de los grupos mayoritarios con representación en Parlamento Europeo.

Como se ve, por un lado pregonan una victoria de los dos grandes partidos y el fracaso de las nuevas formaciones políticas y por otro lado muestran un temor inconsciente al expresar   la necesidad de un pacto de gobernabilidad entre los dos grandes partidos.

Para mi es evidente que las próximas elecciones al Parlamento Europeo supondrán un punto de inflexión, no sólo en la posición de España frente a las políticas de austericidio promovidas por la Unión Europea, sino un cambio substancial de la realidad política española  que pondrá en entredicho el modelo establecido por los grandes partidos exigiendo cambios democráticos reales y profundos, donde la soberanía descanse realmente en los ciudadanos y nos en los Carteles políticos y de las Corporaciones.

Es necesario que nos concienciemos que la mayoría de las decisiones que afectan a nuestro país no se toman desde el Parlamento español, sino que se hacen a través del Parlamento Europeo y donde tanto el PP, como el PSOE votan en el mismo sentido a la hora de aprobar Acuerdos y Leyes que reducen de manera manifiesta los derechos y libertades de los ciudadanos europeos.

Como ejemplo de esto es el Acuerdo sobre Servicios, TiSA,  que se está negociando en secreto y que supondrá la destrucción progresiva de los Servicios Públicos con el único fin de traspasarlos a la iniciativa privada y con ello desmembrar el aparato social del Estado.

Aún a sabiendas que el TiSA supondrá la privatización de los Servicios Públicos el PP y PSOE votaron a favor del comienzo de dicha negociación como se puede ver en la imagen.

El PP y PSOE votaron a favor del comienzo de la negociación del Tratado de Servicios TiSA


Yo tengo claro que voy a votar a otros y que ese voto va a ayudar a que comience la actualización del Sistema democrático español y que aunque me intenten convencer mediante la manipulación de las encuestas que votar a otros no va a servir para nada, Yo Votaré, yo #VotaAOtros.

Los resultados de las anteriores elecciones europeas le dieron a PP y al PSOE 12.812.016 votos, “Resto” 3.112.987 votos, Abstención del 54% 19.557.420 y me pregunto ¿Dejaremos los ciudadanos que el 18% de los votos del Partido Popular y el 17% del PSOE continúen desmontando el Sistema Social y de derechos que tanto ha costado construir en España?

Yo Votaré a Otros para Reiniciar el Sistema y poder por fin pensar, que algún día este país conseguirá vivir en una Auténtica Democracia.

#VotaAOtros #ReiniciaElSistema

 
Top