Estos días estoy escuchando más de lo habitual que el Partido de Rivera, Ciudadanos, es un partido de la ultraderecha, a raíz de su obsesión por aplicar a toda costa el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Creo que la calificación de ultraderecha de Ciudadanos presupone que este partido político tiene una ideología, lo cual desde mi punto es mucho suponer.

Ciudadanos no es más que un conjunto de aplicaciones, que en las últimas elecciones consiguió 3.141.570 descargas, de una Startup creada por el neoliberalismo y cuyo objetivo es generar una inestabilidad que permita la aplicación de la Doctrina del Shock con el fin de aumentar la represión social.

Desde el 11S, se  ha comprobado que ya no es necesario implantar una dictadura militar para defender los intereses neoliberales, simplemente es suficiente generar un estado de caos que enerve el miedo o la inseguridad de la población para que la misma ciudadanía sea la que de manera voluntaria pida recortes en sus derechos esenciales.

Un ejemplo de estos recortes es la aplicación incorrecta del artículo 155 de la Constitución a Cataluña.

Porque digo incorrecta, en primer lugar por el Gobierno de la Generalitat ha respondido a los requerimientos del Gobierno de acuerdo con lo que se les pedía, dejaron claro que no se había declarado la independencia y de lo cual se infiere que continúan en el marco constitucional.

En segundo lugar, existe una contradicción entre lo que pide el Gobierno del Partido Popular en los requerimiento a la Generalitat y que gira entorno a la declaración de independencia y el argumento utilizado para la petición de la aplicación del artículo 155 al Senado que se corresponde con esta parte del texto “o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España”

Este argumento nada tiene que ver con el independentismo ya que cuando el gobierno habla de interés general, en realidad se refiere a lo que se denomina “orden público económico”, por eso Rajoy incide en el impacto negativo en la economía catalana, española y europea del proceso soberanista.

Como se ve, hay una contradicción entre lo que se pide en los requerimientos y lo que se argumenta para la votación del Senado, por lo tanto la petición de aplicación del artículo 155 es nula por error en el procedimiento.


En este mar revuelto pesca la aplicación antisistema Ciudadanos tensando a la sociedad y a un sistema político como el del 78, con los pies de barro.

2 comentarios :

  1. Desde el 11S, se ha comprobado que ya no es necesario implantar una dictadura militar para defender los intereses neoliberales, simplemente es suficiente generar un estado de caos que enerve el miedo o la inseguridad de la población para que la misma ciudadanía sea la que de manera voluntaria pida recortes en sus derechos esenciales.
    Read more at ho so thanh lap cong ty co phan

    ResponderEliminar

 
Top