No al Tratado de Servicios TiSA

En el día de ayer la Comisaria Malmström ha desclasificado el Mandato del Consejo EU para el inicio de las negociaciones del Tratado de Servicios, más conocido por sus siglas en inglés TiSA. Lo de más conocido se puede considerar una broma ya que sobre este Tratado de Libre Comercio sobre los Servicios se recubre con un manto oscuro para evitar por todos los medios posibles que sea conocido por los ciudadanos europeos.

A la hora de hablar del TTIP nos referimos a la opacidad de las negociaciones, pero en el caso del TiSa debemos hablar de un color negro impenetrable.

Como suele ocurrir en estas negociaciones de comercio internacional secretas y que se realizan al margen de la opinión pública para evitar mostrar el autentico alcance que sobre los derechos civiles, sociales o medioambientales, etc, son las filtraciones de Wikileaks o de Filtrala, las que nos permiten conocer algunos detalles de lo que autenticamente se esta negociando.

Wikileaks ha filtrado  el Anexo sobre Servicios Financieros y Filtrala el documentos sobre Servicios de Salud Pública (este es un link de descarga de los documentos).

Para aquellos que quieran conocer el análisis del documento sobre Servicios Financieros realizado en este blog puede leer el artículo titulado "Documento Secreto sobre "Servicos Financieros" del Tratado de Servicios TiSA"

Países que están negociando del Tratado de Servicios TiSA
Países que están negociando del Tratado de Servicios TiSA 


La publicación del Mandato del TiSA nos muestra el alto nivel de transparencia de la Comisión Europea, tan sólo hemos tenido que esperar dos años, si esto ha ocurrido con el mandato que suele ser un documento programático y lleno de generalidades, ¿qué ocurrirá con el resto de los documentos de esta ultrasecreta negociación que se desarrolla fuera de los límites geográficos de la Unión Europea, en concreto en Suiza, bajo el paraguas del ICTSD (International Centre for Trade and Sustainable Development).

Como ya he indicado anteriormente, el documento hecho público no aporta gran información, pero si nos deja algunas perlas que nos indican la peligrosa deriva que el TiSA puede suponer para los servicios públicos como la sanidad, educación, etc.

En el Apartado B punto 2 dice literalmente: "En línea con el artículo V del AGCS, el acuerdo debe cubrir sustancialmente todos los sectores y modos de suministro y proveer para la ausencia o la eliminación de medidas discriminatorias existentes y/o la prohibición de nuevas medidas discriminatorias. Esto debería ser sin perjuicio de la posible exclusión de un número limitado de sectores de servicios de los compromisos de liberalización."

Parece evidente que el propósito de los negociadores es reducir  la mínima expresión los Servicios que queden fuera de la gestión privada de los mismos un "número limitado"

El uso de la palabra limitado y que dichos servicios públicos formen parte de la denominada lista negativa supone la posibilidad de abrir puertas traseras para trasvasar parte de dichos servicios a manos de los gestores privados. De hecho, es sabido que cualquier servicio público que gestiones por el sector privado no podrá volver a se gestionado por el sector público.

Para evitar estas puertas traseras, Francia ha excluido el sector audiovisual de las negociaciones del TiSA, 

Con el fin de remachar las buenas intenciones de los negociadores sobre la tarta de los Servicios, incluidos los Públicos, en el punto 4 del Apartado B, nos deja esta otra perla que transcribo literalmente: "La Comisión también debe asegurarse de que nada en el acuerdo impide a las partes de la aplicación de sus leyes nacionales, reglamentos y requisitos en materia de entrada, a condición de que al hacerlo, no anulan o menoscaban los beneficios derivados del Acuerdo de la UE"

Esta perla intenta comer y sorber al mismo tiempo ya que por un lado asegura que se respetará las leyes nacionales, por lo que el TiSA no supondría una pérdida de soberanía por parte de los gobiernos y los parlamentos, pero a renglón seguido esta soberanía queda destruida al estar anulada en el caso que anule o menoscabe los beneficios derivados del Acuerdo TiSA.

O dicho en román paladino, que cualquier decisión de los gobiernos o los parlamentos será anulada cuando perjudique los intereses de las corporaciones definidos dentro del TiSA.

No olvidemos, que este concepto de subyugación de la soberanía de las naciones a los Tratados Internacionales es el eje del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones, TTIP que negocia la Unión Europea y los Estados Unidos en este momento.

La tercera perla se refiere al modo que la negociación TiSA evita el principio de "nación más favorecida" de la OMC que evita que un acuerdo concreto entre dos naciones que mejora las condiciones entre ambas respecto al resto de socios comerciales, se apliquen al resto de naciones bajo los mismos criterios. O dicho de otra manera, si si dos naciones disminuyen entre ellas los aranceles, esta disminución también se debe aplicar al resto de naciones con las cuales tiene relaciones comerciales.

Al evitar aplicar el principio de "nación más favorecida" usando el artículo II apartado 1, consiguen excluir a China y a otros países emergentes que constituyen una amenaza para el liderazgo mundial en el comercio de los Estados Unidos.

Además implica que cualquier país que quiera adherirse al TiSA, tendrá que cumplir con la coherencia reguladora y procedimental impuesta en el TiSA y que supondrá un aumento de costes y quedar bajo el yugo de la aplicación de eliminación de normativas que sobre todo Estados Unidos y la Unión Europea consideren Barreras Técnicas al Comercio, OTC.

De esta manera y con el control de los comités reguladores, la UE y EE.UU se aseguran mantener de manera indefinida el control de los costes de terceros países competidores con el fin de evitar perder el control sobre el comercio internacional y mantener una posición predominante sobre el mismo.

Cuarta perla, el mandato incluye dentro de la negociación el Mecanismo de Defensa del Inversor, ISDS que tanta polémica esta causando en el debate sobre el TTIP y que ha provocado un fuerte rechazo tanto de la sociedad civil como de algunos gobiernos.

Para más información sobre el ISDS podéis leer el artículo de este blog titulado "Que es y cuáles son las consecuencias de la Protección al Inversor ISDS (Investor-State Dispute Settlemen) en el Acuerdo Comercial y de Inversión entre la UE y EE.UU".

Por último quisiera hacer referencia a la supuesta transparencia de la Comisión Europea en referencia al acceso a documentos relativos a las negociaciones internacionales.

Desde mi punto de vista, la Comisión Europea esta utilizando en estos momentos una estrategia que se denomina "Transparencia Temporal"  y que se basa en la publicación de documentos concretos que han sido confidenciales con el fin de satisfacer una necesidad durante un tiempo limitado de información concreta por parte de la opinión pública.

Eta Transparencia Temporal busca evitar el conflicto continuado en las negociaciones internacionales entre  dos conceptos opuestos, Secreto y Transparencia.

Según esta teoría, la mayoría del público busca durante un tiempo concreto una información concreta con el fin de guardarla y satisfacer una curiosidad.

La Comisión Europea lo que busca es reducir la presión ejercida por la sociedad civil  para evitar cumplir con el derecho fundamental de los ciudadanos europeos a la transparencia y mantener el carácter secreto de los documentos esenciales de la negociación.

Un ejemplo de esta estrategia de "Transparencia Temporal" es la web de TTIP donde la Comisión se dedica a colgar fichas técnicas de las negociaciones que carecen de interés pero que provocan afirmaciones como la de una europarlamentaria socialista española sobre el esfuerzo de la Comisión por mejorar la transparencia en las negociaciones del TTIP dando a conocer el 70% de los documentos de dicha negociación.

La afirmación de dicha europarlamentaria no sólo demuestra que no tiene ni idea de lo que es una negociación de comercio internacional, sino que es absolutamente falsa. De hecho, tan sólo se han desclasificado unos pocos documentos con la calificación de seguridad más baja, restringidos, quedando el 99% del resto de documentos bajo calificaciones de seguridad más altas e inaccesibles a los representantes de la ciudadanía y por supuesto a los propios ciudadanos.

No nos dejemos engañar, la Comisión Europea no va a cambiar si no se ejerce una presión intensa y constante sobre la misma ya que como ocurre siempre, los intereses de las corporaciones están por encima de los derechos de los ciudadanos.

La Comisión Europea esta obligada a actuar con "Transparencia" en cualquier negociación y permitir el acceso a la documentación original a los ciudadanos interesados con el fin de abrir un debate público que permita a la ciudadanía conocer la autenticas consecuencias d este tipo de Tratados de Libre Comercios.

El acceso a la información es un derecho fundamental de los ciudadanos y la obligación  de la Comisión Europea es aplicar el principio de Transparencia. 

 
Top