El atentado de Charlie Hebdo el árbol que tapa el bosque

Transcurridos varios días del atentado de París y vertidos ríos de tinta analizando las causas del mismo, la sensación que tengo, es que la mayoría de esos sesudos análisis o declaraciones, han permitido crear un clima en la opinión pública, acorde con el objetivo principal del atentado y que desde mi punto de vista era que el árbol, en este caso el atentado en sí mismo, tapara el bosque que no es otro que los movimientos goestratégicos destinados a crear un escenario mundial, basado en dos potencias antagonistas, Estados Unidos y China.

El objetivo de este nuevo orden mundial, no es otro que el intento de Estados Unidos de perpetuar su predominio como primera potencia económica, evitando ser expulsado de dicha posición por la pujanza imparable de China.

Por lo tanto, la tesis que se defenderá en este análisis es que; las razones del atentado contra la Revista Charlie Hebdo son geoestratégicas y económicas, por lo tanto actores participantes son secundarios y utilizados como medios, para conseguir un fin más global.

Antes de continuar, debo aclarar que este artículo esta basado en deducciones sobre diferentes noticias y hechos aparecidos en distintos medios de comunicación o instituciones y que por lo tanto se desarrolla a nivel especulativo, por lo que podemos concluir que cualquier relación de las conclusiones vertidas en este artículo con la realidad serían una mera casualidad y no estarían basada en datos o informaciones que posea el autor del análisis.

Una vez declarado el artículo como un ejercicio deductivo cuyas conclusiones no están basadas en documentos o informaciones contrastadas, podemos continuar desarrollando el artículo.

El atentado de París se produce como consecuencia de una serie de decisiones tomadas por Francia e por la Unión Europea desde octubre de 2013, mes en el sale a la luz la el espionaje masivo que realiza Estados Unidos a los países de la Unión Europea a través del programa Prisma.

El conocimiento público de dicha actividad de espionaje provoca que Francia y Alemania promuevan las suspensión temporal de parte del “Programa de Seguimiento de la Financiación del Terrorismo” más conocido por sus siglas en inglés -TFTP-.

Dicho programa destinado a compartir flujos de datos entre la Unión Europea y Estados Unidos con el fin de analizar operaciones financieras sospechosas de terrorismo, se había convertido en una barra libre de acceso a Estados Unidos de prácticamente todas las operaciones financieras realizadas en la zona euro.

Esta barra libre de información financiera para los Estados Unidos, se restringe a partir de ese momento a las condiciones pactadas en el TFTP de 2010.

También se puede deducir que el hecho de suspenderlo en vez de renegociar un nuevo acuerdo TFTP suponía que una vez pasado el temporal volvería activarse el flujo libre de datos financieros de la Unión Europea hacia Estados Unidos.

Esta deducción lógica y muy típica en la política de ahora suspendo el acuerdo para que la opinión pública se calme y en un tiempo se vuelve a activar, se encuentra con dos problemas con el paso del tiempo. El primero e indirecto, proviene de la negociación del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones, más conocido como TTIP, donde se pone en tela de juicio por parte de las fuerzas del Parlamento Europeo opositoras a la firma del TTIP el uso ilegitimo por parte de dicho Tratado de los los datos personales confidenciales, incluidos los datos financieros.

El Comisionado de Comercio encargado de dicha negociación, fue incapaz de responder del Grupo Verde de Parlamento Europeo a que se referían cuando hablaban de flujos de datos.

Como argumento último, la Comisión se limito a decir que se respetaría la normativa europea de protección de datos y que no podía ampliarse dicha información por ser el TTIP un acuerdo que se regía bajo el secreto de las negociaciones internacionales y por lo tanto no se podían revelar los términos del acuerdo.

Un segundo problema en la reactivación del TFTP es mucho más reciente y se hace público la mañana del mismo día del atentado, el día 8 de enero.

Me refiero al informe presentado por la Defensora del Pueblo Europeo en relación con la reclamación 1148/2013 /TN y en la que se ponía en tela de juicio los términos del Acuerdo TFTP.

En concreto el artículo el artículo 4(9) que prohíbe expresamente el acceso a cualquier documento relacionado con el TFTP si no es autorizado expresamente por el Departamento del Tesoro de los Estos Unidos. Dicha autorización no fue aprobada por el Departamento del Tesoro y por primera vez en 20 años, desde que el Parlamento Europeo autorizó el acceso a la Oficina del Defensor del Pueblo a cualquier documento, guardando la necesaria confidencialidad.

Esta no autorización expresa al acceso al documento requerido por parte de la Defensora del Pueblo Europeo ha supuesto que desde el Parlamento Europeo se inste a renegociar los términos del Acuerdo TFTP ya que el Cuerpo de abogados del propio Parlamento ha detectado ilegalidades en los términos del Acuerdo.

La situación de ilegalidad del TFTP cambia el domingo 11 de enero, ya que una de las medidas propuestas para luchar contra el terrorismo es precisamente el TFTP.

Otra decisión que parece haber propiciado el atentado de París es el cambio de actitud de Francia respecto a la postura de la Unión Europea sobre el conflicto ucraniano y la posibilidad de reducir o eliminar las sanciones a Rusia.

Para comprender las implicaciones de esta actitud negociadora hacia Rusia es vital entender que Francia mantiene una postura solitaria en este asunto, ya que Alemania esta completamente comprometida con Ucrania por tres razones, la primera por asegurar el flujo de energético proveniente de Ucrania y que abastece mayoritariamente las necesidades energéticas Alemanas.

Segundo, por ser un nuevo mercado para las exportaciones alemanes que en estos momentos reducido fuerza y que son vitales para mantener la ficción de estabilidad de la economía alemana, que le permite financiarse sin costes y al mismo tiempo continuar ejerciendo su papel prominente dentro de la Unión Europea.

Como ejemplo de hasta donde llega esta necesidad por parte de Alemania, sólo tenemos que ver en el Acuerdo de Libre Comercio aprobado entre la Unión Europea y Ucrania, incluso los verdes, opositores a ultranza de los Tratados de Libre Comercio tales como el TTIP o el CETA, votaron a favor del Acuerdo de Libre Comercio con Ucrania.

Tercero, apoyo de Alemania a la política norteamericana de debilitamiento de la economía Rusa mediante sanciones y que junto a la caída de los precios del petroleo suponen el debilitamiento del rublo y pérdida masiva de reservas en divisa para Rusia.

Este debilitamiento de la economía de Rusia busca la caída de Putín y la entrada en el gobierno de fuerzas políticas más cercanas a los norteamericanos y que estén dispuestas a limitar los suministros de petroleo a China con el fin de impedir cubrir las necesidades del gigante asiático y retrasar su ascenso a la primera posición del comercio mundial.

A cambio, Estados Unidos ha modificado su política respecto a las exportaciones de petroleo y gas que desde la crisis de 1973 estaban prohibidas y que en estos momentos forman parte de uno de los apartados del TTIP, permitiendo que se exporte petroleo y gas a Europa.

De esta manera, Alemania se asegura el suministro seguro de energía por dos vías, la primera desde Ucrania y la segunda desde Estados Unidos.

Este contexto no parece el más favorable para que Francia tenga en consideración la oferta de negociación entre la Zona Euroasiática de Libre Comercio, ASTANA, constituida oficialmente el 1 de enero de 2015 y la Unión Europea lanzada por Putin y mucho menos, declaración de Holland el 5 de enero de la eliminación de sanciones a Rusia si se avanzaba en las negociaciones del conflicto ucraniano.

Ese mismo día, Holand pone la guinda al pastel y se anuncia que se reunirá en la sede de ASTANA el día 15 enero para continuar las negociaciones en el conflicto de Ucrania junto a Merkel, Putin y Poroshenko.

Por último, el reconocimiento por parte de Francia del Estado Palestino en diciembre de 2014 termina de crear la ciclogenesis perfecta para que estalle la tormenta.

Si nos fijamos en los autores del atentado de París podemos ver que se ha hecho un elección muy cuidadosa. Tenemos dos varones islamistas radicales, un tercer islamista de raza negra y una mujer. Esto junto al ataque a un supermercado judío, nos proporciona dosis adecuadas de intolerancia, machismo, xenofobia y antisemitismo para crear el perfecto ataque terrorista del terrorismo islamista internacional.

He dejado aparte la elección del objetivo porque no ha sido aleatoria y desde luego, no creo que tenga que ver con las viñetas que publicaba, sino más bien por su carácter simbólico para el gobierno  y el pueblo francés y como un aviso para que modifique su postura en los temas que hemos explicado anteriormente.

En mensaje es claro para Francia, si queréis mantener vuestra independencia relativa, no sigáis por el camino que vais.

Es seguro que muchos de los lectores saben que la cultura para Francia es algo esencial que en las negociaciones del TTIP ha quedado fuera del Tratado.

Para finalizar simplemente decir que aquellos que consideran el TTIP como un simple aunque importante acuerdo comercial, tengan presente que el Secretario de Estado John Kerry en su discurso para celebrar el 65 aniversario de la creación de la OTAN hizo referencia directa al TTIP en un contexto militar.


Es evidente que cada lector sacará conclusiones diferentes de este artículo, pero lo más importante es que se plantee que no siempre lo evidente, tiene porque ser lo real.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Top