En la conferencia de prensa del cierre de la 7ª ronda de negociaciones del TTIP ambas parte insisten que los Servicios Públicos quedan excluidos de la negociación.

Durante la rueda de prensa dada en las instalaciones del Departamento de Estado norteamericano, tanto Gracia Bercedo, como Dan Mullaney han recalcado de manera aparentemente clara, que servicios públicos como loa sanidad y la educación quedan excluidos de la negociación del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones ATCI/TTIP entre los Estados Unidos y la Unión Europea.

Aparentemente, parece que algo está cambiando  entre los negociadores europeos del TTIP y que la nueva Comisión Europea encabezada por Junkers, Timmermans y la nueva Comisaria  de Comercio Cecilia Malmström buscan reducir el coste electoral que están suponiendo las negociaciones secretas y de espaldas a la sociedad europea del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones ATCI/TTIP.

Aunque también es cierto que el concepto de trasparencia de una parte y de otra parece diferir. Mientras que Bercedo defiende una mayor transparencia en el proceso negociador, Mullaney muestra mayores reticencias e incide en la discreción del proceso negociador.

Aunque la palabra transparencia ha sonado en varias ocasiones durante la rueda de prensa, es sospechoso que se la haya ligado además de con el compromiso de la nueva Comisión Europea, con los Stakeholder, partes interesadas que como sabemos está compuesta mayoritariamente por representantes de las grandes corporaciones y un número insignificante de organizaciones representantes de la sociedad civil.

De hecho es sospechoso como los negociadores parecen considerar que una amplia información sobre las materias concretas que les afectan es más que suficiente para mostrar el carácter trasparente de la negociación, cuando sabemos que a las organizaciones civiles no se les informa con la misma precisión.

Creo que es un detalle importante a destacar, cuando Bercedo se refiere al CETA y que una vez terminada su negociación existe tiempo más que suficiente para que sea discutido, aunque se le olvida mencionar que cuando se finaliza la negociación de un acuerdo internacional no es posible modificar las partes y que la discusión se reduce simplemente a aceptar el 100% del tratado o rechazarlo completamente.

Me gustaría recordar a modo de ejemplo como Malmström en su presentación dejo claro que el Mecanismo ISDS no se eliminaría del Tratado con Canadá, CETA ya que las negociaciones estaban concluidas.

Otro punto a destacar en la rueda de prensa son el mantra de lo beneficioso que resultará para las pequeñas y medianas empresas el TTIP. Este mantra que intenta dar la imagen que no solo las grandes corporaciones se beneficiaran del este Tratado de Libre Comercio, sino que el tejido empresarial más cercano a los ciudadanos, las pequeñas y medianas empresas podrá despegar de la actual situación crítica en que se encuentra gracias al TTIP.

En este asunto sólo quiero hacer apunte sobre España para que sirva de ejemplo. Del casi millón de empresas que existen en España, el 99% son pequeñas y medianas empresas, pero el 62% de las exportaciones las controlan 10 empresas.

En la rueda de prensa también se ha insistido  que la Unión Europea mantendrá el más alto nivel regulatorio, manteniendo o mejorando los estándares actualmente rigen la normativa europea. 

Por otro lado insisten que es necesario buscar una mayor semejanza entre los estándares de Estados Unidos y la Unión Europea. Esto me lleva a preguntarme, si Europa está decidida a  mantener altos niveles de protección al consumidor Estados Unidos un alto nivel de protección a las corporaciones ¿Cómo va a optimizar ambos sistemas regulatorios?

Tengo la sensación que asistiremos a un dialogo de ciegos y que ambas partes mantendrán más o menos los actuales estándares permitiéndole a la otra parte un amplio margen de actuación al dar por validos los informes regulatorios de la contraparte sin ponerlos en duda.

Como no podía ser de otra manera también se ha hablado de los transgénicos, GMO, asunto que han zanjado rápidamente respondiendo que no se habían tratado en esta 7ª ronda.

Otros asuntos de la rueda de prensa han sido sobre el sector químico, farmacéutico, energético, automovilístico y financiero. En este último, el financiero,  parece que las diferencias continúan siendo insalvables.

Por último remarcar que se han hecho referencias al Tratado de Servicios TISA y esto me hace sospechar que los asuntos más espinosos sobre los servicios públicos, medioambiente, laboral, que se excluyan de la negociación del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones ATCI/TTIP pasarán al aún más secreto acuerdo TISA, de tal manera que nos harán creer que la sociedad civil ha obtenido una victoria cuando en realidad simplemente han cambiado estos asuntos a otro tratado.





0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Top