Stop #CETA


La amenaza de la aprobación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá, más conocido como CETA, parece cada vez más cercana en el tiempo, lo cual hace si cabe más imprescindible la difusión de información sobre el mismo.

El pasado martes 16 de septiembre se teatralizó en el Parlamento Europeo un debate sobre el CETA. Si bien es cierto que duró algo más de hora y cuarto, con la excepción del Comisario de Comercio Karel de Gaucht que pudo utilizar un primer turno para explicar las supuestas bondades de la firma del CETA y un segundo turno de respuesta, que le proporcionó un tiempo total de 21 minutos, el resto de intervinientes tan sólo pudieron usar poco más de 1 minuto como podemos ver en las intervenciones de Lola Sánchez y Lidia Senra.

Los tres vídeos que incluyó en este artículo creo que muestran dos posiciones contrarias a la aprobación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá, basandose no sólo  en la amenaza real de pérdida de soberanía que supone incluir en "Mecanismo de Defensa del Inversor" ISDS, sino en el impacto sobre el medio agrícola, laboral, etc.

Frente a esta postura contraria al CETA, El Comisario de Comercio repite de manera pertinaz los mismos argumentos de prosperidad general, empleo, eliminación de aranceles y respeto al medio ambiente y a las decisiones gubernamentales de protección mediante subvenciones públicas.

Por cierto, la argumentación del Comisario de Comercio Karel de Gaucht esta basada en u artículo de fe, ya que el secretismo alrededor de las negociaciones del CETA, ha impedido conocer a los ciudadanos los términos precisos del mismo y los estudios base que sustentan la supuesta riqueza que creará dicho acuerdo.

Por suerte, hace algunas semanas, se filtró la mayor parte del CETA y que podeis leeer en un artículo que se publicó con el título  "Se filtra el documento definitivo de Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá CETA"

Tengo que destacar en la intervención de Lola Sánchez la referencia al escándalo fiscal del Comisario de Gaucht en Bélgica y al desprecio por parte de la Comisión de la iniciativa ciudadana que promovía la recogida de firmas contras los diferentes Tratados de Libre Comercio como el TTIP, el CETA, el firmado con Ucrania bajo la figura de DCFTA (Deep and Comprehensive Free Trade Area), etc.

Desde este blog, continuaremos informando y luchando contra los Tratados de Libre Comercio que supuestamente esta basados  en su capacidad para generar riqueza, pero que en realidad no generan riqueza  y lo que si hacen es engordar las cuentas de resultados de las grandes corporaciones.

Growth Hasn’t Translated Into Gains in Middle-Class Income


Simplemente sirva este ejemplo de un artículo del "New York Times" en el que se puede comprobar como como el crecimiento del PIB y los ingresos reales familiares no tienen nada que ver, sino que más bien este crecimiento falto de sostenibilidad, lo único que consigue es que las diferencias de renta entre los ciudadanos de a pié y las clases privilegiadas sean más profundos.




Tanto los textos, como los vídeos tiene como fuente el Parlamento Europeo 

Transcripción de la intervención muy crítica de Lola Sánchez en el debate sobre el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá #CETA en el Parlamento Europeo 


Lola Sánchez Caldentey (GUE/NGL). –  Señor Presidente, Señor Comisario, no se nos escapa el indecente ataque a la democracia que conlleva este Acuerdo y del que pocos de ustedes hablan.

El secretismo en las negociaciones responde al miedo que ustedes tienen a que la gente sepa lo que están tramando. El mayor ejemplo es la negativa a aceptar la iniciativa ciudadana para frenar este y otros acuerdos de la misma calaña, lo que es un absoluto desprecio hacia la ciudadanía y hacia la voluntad popular. Están vendiendo a los europeos, pues este Acuerdo supedita los derechos de los ciudadanos a la avaricia de los inversores, y lo peor es que lo saben.

Señor Comisario, ustedes no son políticos. Son hombres de negocios y no tienen ninguna credibilidad. Debería dedicarse a responder ante la Justicia belga por el supuesto fraude fiscal por el que se le está investigando. Rechazamos este Acuerdo porque, a diferencia de usted, nosotros defendemos los intereses de la mayoría de la gente y llevaremos su voluntad hasta el final. No olvide que este Parlamento ya rechazó el ACTA y haremos lo mismo con el CETA. El 11 de octubre podrá verlo a lo largo y ancho de Europa, porque saldrá ...

(El Presidente retira la palabra a la oradora)

Transcripción de la intervención crítica de Lidia Senra en el debate sobre el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá #CETA en el Parlamento Europeo




Lidia Senra Rodríguez (GUE/NGL). –  Señor Presidente, señor Comisario, intervengo para pedir la retirada del CETA.

El CETA, con el ISDS, supone la entrega de la soberanía de los pueblos a las corporaciones transnacionales.

En segundo lugar, el CETA va a destruir muchos más puestos de trabajo en la pequeña y mediana empresa de los que van a crear las multinacionales, para las que está hecho este CETA.

El CETA va a destruir también la agricultura campesina, especialmente la producción de vacuno de carne en la pequeña y mediana explotación familiar.

Pero, además, hay todavía otra razón. Antes se ha hablado en este Parlamento del cambio climático: hacer circular cada día alimentos que podemos producir en nuestros pueblos para circuitos cortos significa despilfarro energético y significa emisión de gases de efecto invernadero, que también provocan el cambio climático. Por estas razones y otras muchas que no tengo tiempo de exponer, pido la retirada del CETA.





Traducción al castellano del discurso original en inglés del Comisario de Comercio Karel de Gaucht en el debate en el Parlamento Europeo sobre el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá #CETA

Karel De Gucht, Miembro de la Comisión. ? Señora Presidenta, Señorías, después de cinco años de intensas negociaciones, los principales negociadores han terminado su trabajo para ofrecer un acuerdo económico y comercial global entre la UE y Canadá. 

La Comisión de Comercio Internacional (INTA) recibió de inmediato el texto completo, y que se hará público en breve. Canadá es el primer miembro del G-8 con los que nos hemos puesto de acuerdo en un acuerdo comercial global. El acuerdo es crucial para la credibilidad de nuestra agenda comercial, ya que confirma que podemos hacer ofertas - incluso muy buenas ofertas - en este caso con una economía desarrollada con su propio enfoque establecido y marco regulatorio. De ahí los tiempos difíciles durante las negociaciones. 

El acuerdo también es muy valiosa por derecho propio; crea oportunidades para nuestro negocio. Canadá ofrece un importante mercado para los productos y servicios europeos. Los operadores reciben el mismo tratamiento, que es incluso mejor que la que reciben los competidores estadounidenses. Este es un logro importante, el mantenimiento de nuestra búsqueda de más empleos y el crecimiento en Europa si tenemos en cuenta el contexto económico incierto en nuestro continente. 

Políticamente, Canadá es un importante aliado. También es un importante destino para las inversiones europeas, y también invierte masivamente en la UE, la creación de empleo y riqueza. Canadá es rico en recursos naturales y materias primas, y es una fuente importante de know-how. En definitiva, a través de CETA, ambas partes eliminarán casi todos los aranceles aduaneros (con muy pocas excepciones). Al mismo tiempo, unos pocos productos agrícolas muy sensibles seguirán protegidos. 

El resultado en materia de servicios y acceso a los mercados de inversión nos pone en pie incluso mejor que los EE.UU. bajo el TLCAN. No afectará en modo alguno la capacidad de los gobiernos de la UE a todos los niveles para proveer y subsidiar los servicios públicos. También hemos logrado un resultado sin precedentes en materia de contratación pública. Bajo CETA recibimos un acceso significativo a los mercados de contratación pública en Canadá en todos los niveles de gobierno. Sobre la inversión, el acuerdo establece un sistema que establece un nuevo estándar para los procedimientos de solución de controversias inversionista-Estado. 

Somos muy conscientes de las preocupaciones que existen. Este acuerdo se dirige directamente a todas las preocupaciones que han surgido hasta el momento. También quiero destacar el resultado en materia de indicaciones geográficas. Hemos logrado muy amplia protección en Canadá de las denominaciones de alta calidad de productos agrícolas de Europa, ya se trate de Parmigiano Reggiano, Schwarzwälder Schinken, Bleu d'Auvergne o de otros 132 que están plenamente protegidos. Esta es una de las partes que más visiblemente muestran cómo CETA también puede beneficiar a los operadores de pequeñas y medianas empresas en toda Europa. 

La relación entre el comercio y la inversión entre la UE y Canadá no vendrá a expensas de las normas ambientales o sociales y laborales. Los dos somos conscientes de que tenemos una responsabilidad aquí. Tenemos un estándar más alto en los acuerdos comerciales, y es más que Canadá ha hecho antes. En términos de lo que sucede a continuación, el Presidente Barroso y el Primer Ministro de Canadá, Sr. Harper, tienen la intención de anunciar públicamente la conclusión de las negociaciones de la Cumbre UE-Canadá en Ottawa el 26 de septiembre. Además de esto, ambas partes presentarán el presente texto a sus respectivos legisladores para la verificación y ratificación. En el caso de la UE, esto significa que el Consejo y el Parlamento. 

Debido a que la verificación legal y traducciones oficiales tardan tanto, yo esperaría que la firma y la transmisión formal del texto al Parlamento que tendrán lugar hasta bien entrado 2015 Viniendo hasta aquí, a un ritmo que ha sido castigando a los involucrados, es un logro importante que el Comisión es orgulloso, y espero con interés el apoyo de este legislador por la contribución de CETA a la creación de más puestos de trabajo y el crecimiento en Europa. 

Karel De Gucht, Miembro de la Comisión. ? Señor Presidente, antes de recurrir a la solución de controversias inversionista-Estado (ISDS) - que es, obviamente, el tema que se asegurará de la mayoría de los miembros presentes aquí esta noche no van a dormir muy bien - voy a tratar de responder a una serie de preguntas que se han puesto. Sin embargo, el señor Leichtfried, creo que va a dormir bien. 

La primera pregunta la hizo el Sr. Martin: ¿por qué el Consejo no sus iniciales en este acuerdo, mientras que habría hecho de todos los demás? 

El Consejo nunca las iniciales de un acuerdo. Nunca lo ha hecho. El procedimiento es que es la Comisión la que las iniciales de un acuerdo después de que el proceso de depuración legal, y la depuración legal aún no se ha hecho. Así que lo que el Presidente Barroso y el Primer Ministro Harper se anuncian en la Cumbre UE-Canadá será la conclusión de las negociaciones. Esa es la simple respuesta a su pregunta. 

En relación a los medicamentos genéricos, te puedo dar una garantía de que no vamos a cambiar el régimen - no sólo los que tienen Canadá, pero también los que tienen otros países. Tome, por ejemplo, las negociaciones con la India que todavía no se concluya: allí también hemos tomado el enfoque de que el comercio de medicamentos genéricos no debería verse obstaculizada. 

En las cuestiones no comerciales, como los sellos de prohibición y arenas bituminosas de la UE, hemos decidido que le corresponde a la Organización Mundial del Comercio la decisión. Eso fue probablemente un signo de sabiduría, hasta cierto punto. En relación con el mandato, y para consulta pública, me gustaría dejar muy claro que se nos pidió que discutir y llegar a un acuerdo sobre ISDS - pero voy a volver a esto más adelante. 

Sr. Mineur y algunos otros miembros también dijeron que esto sólo sería un acuerdo para las grandes empresas y no una para las PYME. Sin embargo, las grandes empresas no necesitan acuerdos de libre comercio; las empresas que necesitan acuerdos de libre comercio son las pymes, ya que lo que realmente está haciendo con este tipo de acuerdo de libre comercio profundo y completo es darles un nuevo mercado de origen. Eso es lo que está haciendo con eficacia, por lo que la afirmación ciertamente no es verdad. 

Sr. Jadot y el Sr. Lange ponen una serie de cuestiones relativas al acceso al acuerdo. Esto es muy sencillo: tan pronto como se concluyeron las negociaciones que enviamos los resultados al Parlamento, para que usted y sus colegas, el Sr. Lange, y para los Estados miembros. El texto de la CETA también se publicará: en este momento, ambas partes están coordinando sus preparativos, que incluyen la preparación de una versión para los discapacitados visuales, así como algunos cambios menores, y la fecha de publicación no debe estar lejos de la de al lado cumbre de la semana. Es muy simple, nosotros no estamos escondiendo nada, aunque no estoy seguro de si muchos ciudadanos están a la espera de leer este acuerdo durante las noches de otoño. Tengo mis dudas sobre eso. Si pudiera dar un consejo, no lo leería! Incluso con un poco de edición, es un material muy seco. 

Ms Beghin tenía miedo de que los ciudadanos no estaban al tanto del texto. Ms Le Pen - que estaba aquí con muchos partidarios pero ha desaparecido ahora - preguntó, por una vez, a votar en la dirección correcta. Ella le pide que todo el tiempo y sólo puedo concluir que no está siguiendo su consejo, así que tal vez tarde o temprano usted debe explicar por qué. 

Sr. Kelly tenía una pregunta sobre el sistema de cuotas pero veo que él también ha desaparecido. Todo el mundo se va: tal vez sea porque estoy hablando por mucho tiempo. En relación con el sistema de cuotas y cortes de alta calidad: no hay diferenciación entre alta calidad y otros cortes - diferenciación muy clara - y sabemos la diferencia. Estos son mercados distintos y hay que tenerlo en cuenta. 

Luego hubo una pregunta de la Sra Arena de si vamos a cambiar las normas y los estándares sociales, ambientales y otros. Por supuesto que no somos, y no vamos a cambiarlas por discutirlas. Cambio de esas normas, Ms Arena, es un asunto exclusivamente para ustedes en el Parlamento Europeo. 

Con respecto a la iniciativa ciudadana, una iniciativa ciudadana permite a los ciudadanos pedir a la Comisión que utilice sus facultades de propuesta a la adopción de la legislación - que podría, por ejemplo, pedir a la Comisión que proponga la celebración de un acuerdo con un tercer país - pero no cubre las peticiones a las instituciones de la UE que no haga algo, por ejemplo para detener la negociación de un acuerdo comercial como el comercio y la inversión de Asociación Transatlántica (TTIP), o no firmar oa celebrar un acuerdo como CETA una vez que las negociaciones han terminado. La cuestión está entonces en manos del Parlamento y el Consejo. Por ello la solicitud que no celebre el acuerdo de CETA y para detener las negociaciones TTIP on-va se ha considerado inadmisible. Los criterios en que se basó la decisión de la Comisión aquí son criterios puramente jurídicos. Entiendo que usted va a oponerse a esto y, por supuesto, es su derecho a hacerlo. 

Ahora el ISDS - si tengo algún tiempo más hablando, señor Presidente, porque tengo cientos de preguntas sobre esto y entiendo que esto es lo que mantiene a todo el mundo despierto - Voy a tratar de dar una respuesta. Permítanme comenzar diciendo que en su informe de abril resolución de 2011 sobre la futura política de inversión internacional europeo, la resolución en el informe Arif que fue aprobado por una mayoría muy amplia que incluye el S & D en respuesta a la comunicación de la Comisión sobre las inversiones, el Parlamento ha llamado para la inclusión de los procedimientos de arbitraje internacional en los acuerdos de inversión de la UE pidiendo medidas para garantizar que no habría abusos del sistema. Ese es el punto de partida de mi razonamiento. 

Lo mismo ocurre con el mandato que recibimos del Consejo de Ministros. Se indica explícitamente en ese mandato, que fue aprobado por unanimidad, para que nosotros fuésemos a un acuerdo ISDS. No sé exactamente por qué, pero de repente este se ha convertido en la cuestión primordial a la hora de negociar. Muchos diputados han mencionado la consulta pública, que muestra aparentemente que el conjunto de la población europea está pensando a lo largo de esas líneas. 

Vamos a venir la próxima semana, o en un par de semanas, con el primer análisis de los resultados de la consulta pública. Lo que muestra es que más del 50 por 000 de los 150 000 respuestas son idénticos. Normalmente, usted tiene que entrar en el sistema; tienes que contestar 12 preguntas y luego enviar sus respuestas. Sin embargo, los encuestados han encontrado una manera - No entiendo nada de los detalles técnicos - para eludir esto y dar una respuesta sin entrar en el sistema, y que por supuesto hace que sea muy fácil de conseguir 50 000 respuestas idénticas. Usted podría tener 500 000 - ¿por qué no? 

Luego hay otros 50 000 que simplemente están diciendo 'estamos en contra'. Pero vamos a ver en todas las respuestas, y si hay elementos interesantes que hay que ciertamente los tomaremos en cuenta. 

Ahora, es el CETA un anteproyecto para la TTIP o cualesquiera otros acuerdos de la UE? Prefiero pensar que el CETA (junto con el acuerdo con Singapur, por cierto) es más que un plan: que marca un punto de inflexión en el enfoque europeo en materia de protección de inversiones. Esto demuestra más allá de toda duda de que la Comisión se ha comprometido a reformar general del sistema. Permítanme citar algunas de las novedades y mejoras únicas logradas en el CETA. 

En primer lugar, se hace referencia explícita a la capacidad de los Estados para regular en el interés público. En segundo lugar, no hay una definición precisa de las normas de protección de inversiones para evitar interpretaciones abusivas. En tercer lugar, existe una total transparencia en ISDS: todas las audiencias están abiertas, todos los documentos son públicos, los partidos interesados ​​puedan formular alegaciones. Por cierto, esto va mucho más allá de cualquier procedimiento en un tribunal comercial. En un tribunal comercial lo único que está abierto es el juicio. No se puede obtener acceso a los archivos de las partes. Hay muchos abogados en la casa - aunque no muchos esta noche, por supuesto - y saben que no se puede profundizar en el archivo de la otra parte. Usted simplemente no puede hacer eso. 

El juicio será mucho más transparente aquí. Es el primer acuerdo que incorpora normas vinculantes sobre la ética y los árbitros de conducta. Hay un estricto control de costes, y el principio de "quien pierde paga" se ha introducido, asegurándose de que los inversores presentar reclamaciones falsas pagan el costo. Hemos acordado que se establecerá un órgano de apelación, basado en gran parte en la práctica del Órgano de Apelación de la OMC, y esta es la manera más efectiva de crear una coherencia en las decisiones arbitrales, que los árbitros responsables y garantizar la previsibilidad. 

Hay muchas otras mejoras en el CETA y no se excluye que son posibles nuevas mejoras del enfoque de la UE en otras negociaciones. Uno tiene que ser claro, sin embargo, que el CETA y las negociaciones TTIP son diferentes. El texto CETA ya se ha acordado con Canadá. Por el contrario, la Comisión ha lanzado una consulta pública para recibir las opiniones de los interesados​​, y en especial de los ciudadanos, en el TTIP. Los análisis de las respuestas recibidas en la consulta informarán decisivamente la posición de la UE sobre el TTIP. Así que puedo confirmar que el CETA no es un modelo para la TTIP, así como yo puedo confirmar que el proceso de reforma del sistema, al que se ha comprometido la Unión Europea, es una calle de sentido único. No hay vuelta atrás. Lo que hemos tratado de mejorar en el CETA sólo se mejorará aún más en las futuras negociaciones. 

Varios miembros pusieron la pregunta: ¿por qué necesitamos ISDS en un CETA entre países con sistemas judiciales sólidos y maduros. La cuestión es más bien de la aplicación, sin embargo, que del nivel de madurez del sistema jurídico per se. Tenemos que asegurarnos de que los inversores de la UE pueden hacer valer sus derechos debido a que el CETA no sería ejecutable en los tribunales nacionales canadienses. No sería su ejecución en éste - como usted probablemente sabe, el señor Leichtfried - porque tienen un enfoque dualista, mientras que nosotros tenemos un enfoque monista. Los acuerdos comerciales, incluyendo cualquier garantía de protección de las inversiones, firmado por la UE con un tercer país, ya sea Canadá o Singapur, no serían exigibles automáticamente por los tribunales nacionales de cualquiera de las partes, y, en virtud de la práctica constante de Canadá, los tribunales nacionales no pueden dar efecto a los tratados internacionales. 

En segundo lugar, la presencia de un sistema jurídico sólido no significa la ausencia de problemas para los inversores. El Tratado sobre la Carta de la Energía ya se aplica entre muchos países con sistemas jurídicos desarrollados. Además, los Estados miembros de la UE sí tiene numerosos tratados bilaterales de inversión. De acuerdo con cifras recientes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), de los 271 casos registrados entre 2008 y 2013, el 15% - es decir 40 casos - son intra-UE casos: los casos de arbitraje internacional iniciado por los inversores de un miembro de la UE Estado contra otro Estado miembro de la UE. Hemos propuesto, por cierto, tener una regla diferente dentro de la Unión Europea, pero muchos Estados miembros - incluida la suya, Sr. Lange - se negó a tener diferentes arreglos respecto de los demás Estados miembros de la Unión Europea. 

En tercer lugar, hay varios desequilibrios en el lado de la política que tenemos que abordar: actualmente ocho Estados miembros disponen de los tratados bilaterales de inversión con Canadá y esto significa que sólo los inversores de los Estados miembros están protegidos en Canadá, mientras que otros no lo son. Por último, el CETA ofrece una oportunidad para introducir reformas en el sistema de ISDS. Se podría allanar el camino para una nueva era de acuerdos de inversión y servir como modelo para el resto del mundo, y que es un argumento muy importante. 

Recuerdo bien un acto público celebrado en Berlín, en la que el Vice-Canciller, Sigmar Gabriel, participó y hubo un debate muy animado - el tipo de discusión que me gusta. (¡Esto es por lo que he estado haciendo política desde hace 35 años, por cierto) Al final, el señor Gabriel dijo que podría haber algunos elementos positivos en el acuerdo: por ejemplo, el hecho de que es difícil de rechazar las cláusulas de arbitraje internacional con la Estados Unidos o con Canadá y preguntar por ellos con china. Tenemos que establecer una plantilla para el resto del mundo, y espero que también el Parlamento, en el curso de las conversaciones sobre este acuerdo, va a entender eso.


Transcripción del discurso original en inglés del Comisario de Comercio Karel de Gaucht 

Karel De Gucht, Member of the Commission. ? Madam President, honourable Members of Parliament, after five years of intensive negotiations, the chief negotiators have finished their work to deliver a comprehensive economic and trade agreement between the EU and Canada.

The Committee on International Trade (INTA) immediately received the full text, and it will be made public shortly. Canada is the first G8 member with whom we have agreed on a comprehensive trade deal. The agreement is crucial for the credibility of our trade agenda, because it confirms that we can do deals – even very good deals – in this case with a developed economy with its own established approach and regulatory framework. Hence the challenging times during the negotiations.

The agreement is also very valuable in its own right; it creates opportunities for our business. Canada offers a sizeable market for European products and services. The operators get the same treatment, which is even better than that received by US competitors. This is an important achievement, sustaining our quest for more jobs and growth in Europe when you consider the uncertain economic backdrop on our continent.

Politically, Canada is an important ally. It is also an important destination for European investments, and it also invests massively in the EU, creating jobs and wealth. Canada is rich in natural resources and raw materials and is a significant source of know-how. In short, through CETA, both sides will eliminate almost all customs tariffs (with very few exceptions). At the same time, a few very sensitive agricultural products will remain protected.

The outcome concerning services and investment market access puts us on an even better footing than the US under NAFTA. It will also in no way affect the ability of EU governments at all levels to provide and subsidise public services. We have also achieved an unprecedented result on public procurement. Under CETA we receive significant access to public procurement markets in Canada at all levels of government. On investment, the agreement establishes a system that sets a new standard for investor-to-state dispute settlement procedures.

We are well aware of the concerns that exist. This agreement directly addresses all the concerns that have emerged so far. Also I want to highlight the result on geographical indications. We have achieved very extensive protection in Canada of the designations of Europe’s high-quality agricultural products, be they Parmigiano Reggiano, Schwarzwälder Schinken, Bleu d’Auvergne or 132 others which are fully protected. This is one of the parts which most visibly show how CETA can also benefit small and medium-sized operators across Europe.

The EU-Canada trade and investment relationship will not come at the expense of environmental or social and labour standards. We are both aware that we have a responsibility here. We have a higher standard in trade agreements, and it is more than Canada has done before. In terms of what happens next, President Barroso and the Canadian Prime Minister, Mr Harper, intend to publicly announce the conclusion of the negotiations at the EU-Canada Summit in Ottawa on 26 September. Further to this, both sides will submit this text to their respective legislators for verification and ratification. In the case of the EU this means to the Council and Parliament.

Because legal verification and official translations take so long, I would expect signature and formal transmission of the text to Parliament to take place well into 2015. Coming this far, at a pace which has been punishing for those involved, is an important achievement which the Commission is proud of, and I look forward to this legislator’s support for CETA’s contribution to the creation of more jobs and growth in Europe.



Karel De Gucht, Member of the Commission. ? Mr President, before turning to investor-state dispute settlement (ISDS) – which is obviously the one issue that will ensure most of the Members present here tonight are not going to sleep very well – I will try to reply to a number of questions that have been put. However, Mr Leichtfried, I think you will sleep well.

The first question came from Mr Martin: why does the Council not initial this agreement, whereas it would have done so for all others?

The Council never initials an agreement. It has never done so. The procedure is that it is the Commission which initials an agreement after the legal scrubbing process, and the legal scrubbing has not yet been done. So what President Barroso and Prime Minister Harper will announce at the EU-Canada Summit will be the conclusion of the negotiations. That is the simple answer to your question.

In relation to generic medicines, I can give you an assurance that we are not going to change the arrangements – not only those with Canada but also those with other countries. Take, for example, the negotiations with India that are not yet concluded: there too we have taken the approach that trade in generic medicines should not be hampered.

On the non-trade issues, like the EU seals ban and tar sands, we have decided that it is up to the World Trade Organisation to decide. That was probably a sign of wisdom to a certain degree. With regard to the mandate, and to public consultation, I would like to make it very clear that we were asked to discuss and come to an agreement on ISDS – but I will return to that later.

Mr Mineur and some other Members also said that this would only be an agreement for big companies and not one for SMEs. However, big companies do not need free trade agreements; the companies that need free trade agreements are the SMEs, because what you are really doing with this type of deep and comprehensive free trade agreement is giving them a new home market. That is what you are effectively doing, so the assertion is certainly not true.

Mr Jadot and Mr Lange put a number of questions concerning access to the agreement. This is very simple: as soon as the negotiations were concluded we sent the outcome to Parliament, to you and your fellow Members, Mr Lange, and to the Member States. The text of the CETA will also be published: at this moment, both sides are coordinating their preparations, which include preparing a version for the visually impaired, as well as some minor editing, and the publication date should not be far from that of next week’s summit. It is very simple, we are not hiding anything, although I am not sure whether many citizens are waiting to read this agreement during the autumn nights. I have my doubts about that. If I could give you some advice, I would not read it! Even with some editing it is very dry stuff.

Ms Beghin was afraid that citizens were not aware of the text. Ms Le Pen – who was here with many supporters but has now disappeared – asked you, for once, to vote in the right direction. She asks that all the time and I can only conclude that you are not following her advice, so maybe sooner or later you should explain why.

Mr Kelly had a question on the quota system but I see that he too has disappeared. Everybody is leaving: perhaps it is because I am speaking for too long. With regard to the quota system and high quality cuts: there is differentiation between high quality and other cuts – very clear differentiation – and we know the difference. These are separate markets and you have to take that into account.

Then there was a question by Ms Arena on whether we are going to change social, environmental and other norms and standards. Of course we are not, and you will not change them by discussing them. Changing those standards, Ms Arena, is a matter solely for yourselves in the European Parliament.

With regard to the Citizens’ Initiative, a citizens’ initiative allows citizens to ask the Commission to use its powers to propose the adoption of legislation – it could, for instance, call on the Commission to propose concluding an agreement with a third country – but it does not cover requests to EU institutions not to do something, for example to stop negotiating a trade agreement such as the Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP), or not to sign or conclude an agreement such as CETA once the negotiations have ended. The matter is then in the hands of Parliament and the Council. For that reason the request not to conclude the CETA agreement and to stop the on-going TTIP negotiations has been considered inadmissible. The criteria on which the Commission’s decision here was based are purely legal criteria. I understand that you are going to oppose this and, of course, it is your right to do so.

Now on ISDS – if I have some more speaking time, Mr President, because I have hundreds of questions on this and I understand this is what is keeping everybody awake – I will try to give an answer. Let me start by saying that in its April 2011 resolution on the future European international investment policy, the resolution in the Arif report which was adopted by a very large majority including the S&D in response to the Commission’s communication on investments, Parliament did call for the inclusion of ISDS procedures in EU investment agreements by calling for measures to ensure there would be no abuses of the system. That is the starting point of my reasoning.

The same goes for the mandate we received from the Council of Ministers. It is stated explicitly in that mandate, which was adopted unanimously, that we should go for an ISDS agreement. I do not know exactly why, but all of a sudden this has become the overriding issue when it comes to trade. Many Members have mentioned the public consultation, showing apparently that the whole of the European population is thinking along those lines.

We will come next week, or in a couple of weeks, with the first analysis of the public consultation results. What it shows is that more than 50 000 out of 150 000 answers are identical. Normally, you have to get into the system; you have to answer 12 questions and then submit your answers. However, these respondents have found a way – I do not understand anything about the technicalities – to circumvent this and give an answer without getting into the system, and that of course makes it very easy to get 50 000 identical answers. You could have 500 000 – why not?

Then there are another 50 000 who are simply saying ‘we are against’. But we will look into all the answers, and if there are interesting elements there we will certainly take them into account.

Now, is the CETA a blueprint for the TTIP or any other EU agreements? I prefer to think that the CETA (along with the agreement with Singapore by the way) is more than a blueprint: that it marks a turning point in the European approach on investment protection. It demonstrates beyond any doubt that the Commission is generally committed to reforming the system. Let me cite a few of the novelties and unique improvements achieved in the CETA.

First, there is explicit reference to the capacity of states to regulate in the public interest. Second, there is a precise definition of investment protection standards to prevent abusive interpretations. Third, there is full transparency in ISDS: all hearings are open, all documents are public, interested parties can make submissions. By the way, this goes much further than any proceedings in a commercial court. In a commercial court the only thing that is open is the judgment. You cannot get access to the parties’ files. There are many lawyers in the House – though not many tonight of course – and they know that you cannot dig into the file of the other party. You simply cannot do that.

The judgment will be much more transparent here. It is the first ever agreement incorporating binding rules on ethics and arbitrators of conduct. There are strict controls on cost, and the ‘loser pays’ principle has been introduced, making sure that investors bringing spurious claims pay the cost. We have agreed that an appellate body will be established, based largely on the WTO appellate body practice, and this is the most effective way to create consistency in arbitration decisions, make arbitrators accountable and ensure predictability.

There are many other improvements in the CETA and it is not excluded that further improvements of the EU’s approach in other negotiations are possible. One has to be clear, however, that the CETA and the TTIP negotiations are different. The CETA text has already been agreed with Canada. By contrast, the Commission has launched a public consultation to receive the views of stakeholders, and especially of citizens, on the TTIP. Analyses of the replies received in the consultation will inform decisively the EU position on the TTIP. So I can confirm that the CETA is not a blueprint for the TTIP, just as I can confirm that the process of reform of the system, to which the EU is committed, is a one-way street. There is no going back. What we have tried to improve in the CETA will only be further improved in future negotiations.

Several Members put the question: why do we need ISDS in a CETA between countries with solid, mature judicial systems. The issue is more one of enforcement, however, than of the standard of maturity of the legal system per se. We need to make sure that EU investors can enforce their rights because the CETA would not be enforceable in Canadian domestic courts. It would not be enforceable there – as you probably know, Mr Leichtfried – because they have a dualist approach whereas we have a monist approach. Any trade agreements, including any guarantees on investment protection, signed by the EU with a third country, whether it be Canada or Singapore, would not be automatically enforceable by the domestic courts of either partner, and, under Canada’s consistent practice, domestic courts cannot give effect to international treaties.

Secondly, the presence of a solid legal system does not mean the absence of problems for investors. The Energy Charter Treaty already applies between many countries with developed legal systems. Also, the EU Member States themselves have numerous bilateral investment treaties. According to recent figures from the United Nations Conference on Trade and Development (UNCTAD), of the 271 cases registered between 2008 and 2013, 15% – that is 40 cases – are intra-EU cases: ISDS cases initiated by investors from an EU Member State against another EU Member State. We have proposed, by the way, having a different rule within the European Union, but many Member States – including yours, Mr Lange – refused to have different arrangements in respect of other Member States of the European Union.

Thirdly, there are several imbalances on the policy side that we need to address: currently eight Member States have bilateral investment treaties with Canada and this means that only investors from those Member States are protected in Canada, while others are not. Finally, the CETA offers an opportunity for us to introduce reforms to the ISDS system. It could pave the way for a new era of investment agreements and serve as a model for the rest of the world, and that is a very important argument.

I remember well a public meeting in Berlin, in which the Vice-Chancellor, Sigmar Gabriel, participated and there was a very lively discussion – the kind of discussion I like. (That is why I have been doing politics for 35 years, by the way!) At the end, Mr Gabriel said there might be some positive elements in the agreement: for example, the fact that it is difficult to refuse ISDS clauses with the United States or with Canada and to ask for them with China. We have to set a template for the rest of the world, and I hope that Parliament too, in the course of the discussions on this agreement, will understand that.

 
Top