Evolución de los beneficiarios de prestaciones de desempleo entre 2006 y 2014

Cada informe mensual -en este caso, el del mes de  Mayo- sobre empleo publicado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social suele repetir las mismas consignas oficiales sobre la recuperación del empleo en España y que las medidas de ajuste están permitiendo salir de la crisis económica a la economía española.


Por otro lado, desde un pequeño grupo –cada vez mayor- de analistas económicos más críticos, una y otra vez se pone en tela de juicio los efectos beaticos de las medidas de ajuste sobre el empleo. 

También muestran una y otra vez la poca fiabilidad de los datos dados ofrecidos por el actual gobierno y que hacen patente la inefectividad de la reforma laboral en la creación de empleo de calidad mediante el crecimiento de los contratos indefinidos y muy al contrario,  propician el exceso de temporalidad, en el mercado laboral.

En definitiva, esta corriente crítica, en la que se enmarca  este blog, se desgasta en el juego de -tu dice que si-  y yo  –digo que no-. Además yo utilizo los medios masivos de información para que llegue de manera clara mi mensaje manipulado y mientras que tu crítica minoritaria queda relegada a unas pocas cientos de lecturas en el mejor de los casos.

Por mi parte, creo que voy a dejar de jugar al juego del gobierno actual –y de los anteriores- para limitarlo a los informes trimestrales de la Encuesta de Población Activa –EPA-  y centrarme en los datos del informe que me parecen más relevantes desde una análisis económico más humano y centrado no en las frías cifras, sino en las consecuencias sobre los ciudadanos más desprotegidos por las criminales políticas de ajuste. Me refiero en concreto al continuo deterioro de  los niveles de protección social  y a los insoportables niveles de pobreza que soporta la sociedad española y que tan sólo llegan a los titulares cuando las ONG más relevantes publican un informe crítico o cuando en el informe de Miseria Global muestra de manera directa y sin paliativos que España tiene el deshonor de ocupar el séptimo puesto en el ranking de Miseria Mundial.

Tan sólo voy a hacer un apunte sobre los datos de desempleo antes de entrar la situación de desamparo en la que se encuentran millones de ciudadanos españoles.

Desde enero de 2014, los informes de desempleo del Ministerio de Empleo han eliminado un dato que siempre aparecía y que mostraba el total de desempleados distribuyendo el impacto  los factores temporales del verano o de la campaña navideña por el lado positivo y al mismo tiempo  los despidos que se producen una vez terminado el efecto de temporalidad. Me refiero al dato de empleo desestacionalizado, también llamado CVE –Corrección de Variaciones Estacionales-.

La última cifra aparecida de desempleo registrado total en diciembre de 2013 era de 4.721.100 personas desempleadas y la cifra de mayo de 2014 es de 4.569.900 desempleados. La diferencia entre diciembre y mayo supone una reducción en el número de desempleados 151.200 personas desempleadas menos.

Ahora comparemos esta cifra de los datos de desempleo registrado sin desestacionalizar durante el mismo periodo de tiempo. 

En diciembre de 2013 había 4.701.338 desempleados y en mayo de 2014 hay 4.572.385 desempleados. La diferencia entre ambas cifras es de 128.953 desempleados menos.

Hasta aquí todo está claro, pero ahora viene la reflexión sobre si existe o no manipulación de los datos y simplemente voy a reflejar los datos sobre la reducción del desempleo dados por el Ministerio de Empleo y que han sido titulares de prensa y han propiciado numerosas declaraciones del  actual gobierno vanagloriándose sobre los efectos de su política económica en la mejora del empleo y en el comienzo de la recuperación económica de España.

Titular de Mayo de 2014 (Titular del dato publicado en junio): “El paro registrado baja en mayo en 111.916 personas

Abril de 2014 (dato publicado en mayo): “El paro registrado baja en abril en 111.565 personas

Febrero de 2014 (Titular del  dato publicado en marzo): “El paro registrado desciende en un mes de febrero por primera vez desde el inicio de la crisis” 

Enero de 2014 (Titular del dato publicado en febrero): “Enero registra el menor incremento de paro desde 2007

Las conclusiones sobre la manipulación de los titulares que encabezaron las portadas de los medios masivos de comunicación, las dejo en vuestras manos.

Ahora veamos los datos sobre la protección social que son los que realmente afectan a los ciudadanos más débiles de la sociedad.

En el informe de mayo de 2014 se da el dato del mes anterior, abril,  en referencia el nivel de cobertura social y fue del 57,92%.

Con respecto a abril de 2013, supone una disminución del -5,5%, pero con el fin de evitar un dato de dos dígitos, no menciona que este dato de abril en términos interanuales supone una disminución de la protección social del -11%, dato que si proporciona el Ministerio de Economía en su último informe de junio de “SÍNTESIS DE INDICADORES ECONÓMICOS”.

Desglose beneficiarios de prestaciones de desempleo entre 2005 y 2014


En cualquier caso, el dato en frío no nos dice nada y está deshumanizado, pero veámoslo de manera pormenorizada.

¿Qué es el nivel de cobertura social?

El nivel de cobertura social es el porcentaje de personas sin empleo y que reciben dinero del Estado, ya sea por el derecho a la prestación de desempleo contributivo, por desempleo parcial, asistencial –Renta Activa de Inserción- o por eventualidad agraria.

¿Cuántas personas desempleadas reciben algún tipo de ayuda económica por parte del Estado?

En el caso del mes de abril, el 57,92% de los desempleados están recibiendo aún tipo de ayuda.
En porcentaje puede que no nos hagamos una idea clara pero si vemos el número puede ayudarnos. En número de personas que reciben prestaciones dinerarias por parte del Estado en el mes de abril es de 2.561.238.
Evolucion mensual beneficiarios de Prestaciones abril 2014

De tal manera que el número de pardos registrados que no reciben ningún tipo de ayuda es de 2.011.147 personas, equivalente al 42,08% del total de desempleados.

¿Cuánto se gasta mensualmente en el pago de prestaciones el Estado?

En el mes de abril, el Estado gasto 2.077 millones de euros, lo que supone una disminución en el gasto desde enero de 2014 de -305.410 millones de euros.

Evolucion del gasto medio de prestaciones abril de 2014


En diciembre de 2011, el nivel de cobertura era del 69,90% y el gasto fue de 2.584 millones de euros, con 422.359 parados menos. Lo que supone que entre diciembre de 2011 y abril de 2014 la diferencia es de -907 millones de euros menos.

¿Cómo se distribuye el gasto mensual de prestaciones?

Este dato es importante porque el actual gobierno siempre hace referencia a “La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario” que en el caso de abril sería de 815,2 € al mes, con una disminución respecto a marzo del -4,2% -35,90€-. Pero me temo que esa no es la auténtica realidad que sufren los desempleados que aún tiene derecho a cobrar algún tipo de prestación.

Evolucion del gasto medio por beneficiario de prestaciones en abril de 2014

Es importante las palabras “prestación contributiva”, a este tipo de prestación tiene derecho 1.039.785 desempleados en abril y en el gasto total supone 1.387.554 millones de euros.

Por lo tanto el resto de desempleados, 1.521.453  personas tendrán que distribuirse los restantes 690 millones de euros.

Para este millón y medio de personas supone que cobraran 426 euros al mes, la mitad de que cobran la prestación contributiva.

Datos detallados de las prestaciones sociales de abril de 2014

  • La distribución por tipos es la siguiente:
  • Subsidio: 524 millones de euros
  • Renta Activa de Inserción: 110 millones de euros.

El número de personas que cobran el subsidio o la Renta Activa de Inserción son 1.380.797.

Subsidio Eventuales Agrarios (124.218  personas): 54 millones de euros.

Quedarían 16.440 personas que cobrarían el desempleo a tiempo parcial.

¿Qué supone esta distribución del gasto social?

La contestación a esta pregunta es sin lugar a duda es el aspecto que más me ha inquietado por las conclusiones a las que he llegado.

En primer lugar, si la prestación contributiva media de un desempleado es de 815, 2 € al mes supone que si vive sola viviría por encima del umbral de la pobreza establecido para una persona en 612,9€, pero si vivieran dos adultos ya viviría por debajo del límite del umbral de la pobreza de 919,3 €. De hecho, estaría en 104,1€ por debajo de los ingresos mínimos que la OCDE establece en el 60% de los ingresos medios anuales del país.

Por desgracia no tengo el dato del número de personas que recibiendo una prestación contributiva han traspasado el umbral de la pobreza, pero lo que sí sabemos es que el 1.521.453 personas que reciben un subsidio medio de 426 €, si que han atravesado ese umbral de pobreza y que los 2.011.147 personas desempleadas que no reciben ningún tipo de subsidio están claramente en riesgo de exclusión social.

En segundo lugar, el último dato de 2013 sobre el umbral de pobreza en España del INE era 20,4% de la población estaba en riesgo de tener unos ingresos por debajo  del límite del umbral de pobreza. 

Este 20,4% equivale a 9.527.680 personas en riesgo y a esto habría que sumar el 21,1% -dato de 2012- que ya han cruzado ese límite y están en riesgo de exclusión social y que son 9.854.610 personas.

Resulta impresionante la cifra de personas que están en riesgo de cruzar el umbral de pobreza o que ya están en riesgo de exclusión social  y que es de 19.382.290 personas, más del 40% de los ciudadanos españoles.

En tercer lugar, he podido comprobar que no importa quien gobierne puesto que ningún gobierno parece haberse preocupado por evitar caer por debajo del umbral de la pobreza o sencillamente caer directamente en la exclusión social.
Hogares españoles en riesgo de pobreza 2006-2012

Como se puede comprobar en la imagen, la diferencia entre los hogares que tenían dificultades para llegar a fin de mes en 2006, época de crecimiento en España y 2012 año de ajustes sociales u profunda crisis económica es tan sólo del 2%. 

Y en el caso de los hogares que se retrasaban en pagar los `principales pagos de la vivienda familiar, si bien aumenta un 2,5%  tampoco parece una diferencia substancial.

Casi 20 millones de personas viven en condiciones inaceptables en este país y es precisamente este dato, el de la cobertura social el que nos debiera preocupar y dejar de perder el tiempo con el actual gobierno discutiendo si los datos del desempleo registrado están deformados por la emigración de españoles al extranjero, las bajas producto de la pérdida de prestaciones sociales, etc.

Si el análisis económico no se humaniza, poco sentido tiene realizarlo al colocarnos al mismo nivel de quienes convierten a los ciudadanos en consumidores o en meros votantes pasivos.
 
Top