Arturo García-Tizón Presidente de la Comisión Constitucional abandonando el pleno del Ayto de Toledo

El objetivo de este artículo es denunciar ante la opinión pública un caso de eliminación de contenidos audiovisuales de la retransmisión de la sesión en diferido y del Acta escrita definitiva de la reunión de la Comisión Constitucional del 28 de abril de 2014 sobre  “INICIATIVAS SOBRE LA REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA Y LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y EN ESPECIAL EN LO RELATIVO AL PROYECTO DE LEY ORGÁNICA DE CONTROL DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICO-FINANCIERA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS” y que fue presidida por D. Arturo García-Tizón.

Estoy convencido que esta denuncia nunca llegará a las portadas de los grandes medios de comunicación masivos, pero me veo en la obligación moral de hacerla para que sirva como ejemplo de la gangrena que se apodera de las instituciones de la actual democracia en España.

Una segunda razón para esta denuncia es que supone un peligroso precedente de inseguridad jurídica ya cubre con el velo de duda sobre cualquier acta definitiva del Congreso de los Diputados de si lo que se ha discutido y hemos oído y visto, se corresponde realmente con lo expresado en el acta y con ello se extiende la duda a que los si lo aprobado durante las Camisones o Sesiones plenarias es lo que posteriormente se publica en el BOE y que afecta a la vida cotidiana de los ciudadanos españoles.

Esta inseguridad jurídica por déficit democrático de auténtico control sobre las actividades que se desarrollan en el Congreso de los Diputados se convierte en un factor negativo sobre nuestra economía y hace que los inversores internacionales sospechen sobre las acciones presentes y futuras del gobierno de turno dependan de los sujetos al mando y no de un régimen jurídico estable y democráticamente controlado.

La tercera razón es por dignidad propia/ajena y se centra en que el Presidente de la Comisión Constitucional por D. Arturo García-Tizón que parece ejercer, como mínimo de una manera laxa su cargo y parece no repasar adecuadamente las Actas de la Comisión Constitucional que preside.

Es curioso que mientras mantiene una actitud relajada hacia el control de las Actas, es bastante más proactivo en su puesto de concejal del Ayuntamiento de Toledo abandonando el pleno cuando unos padres/madres iban a hablar de la difícil situación como consecuencia de los recortes en sanidad de sus hijos enfermos de cáncer o aplicar con mano de hierro desde su puesto de Presidente de la Diputación de Toledo el cierre del Centro público de Alzheimer de la RSA "San José" de Toledo.

Una vez realizada la exposición de motivos, entraré en la denuncia de los hechos acaecido el 28 de abril de 2014 en la sesión del Comité Constitucional del Congreso de los Diputados.

Dicha sesión era de especial  interés para mí ya que por un lado se hablaba del “la Regeneración Democrática y de la lucha contra la corrupción”  y por otro lado,  uno de los comparecientes expertos invitados era Miguel Ongíl al que conozco y con el que he colaborado en diversas ocasiones.

Por estas razones decidí ver por Internet en directo a través del Canal Parlamento la sesión que resultó bastante interesante y más aún tras la intervención de Miguel Ongíl en representación del Colectivo Ciudadano “Cuentas Claras” que provoco reacciones encontradas entre los diferentes parlamentarios que asistían a la sesión en representación de sus grupos políticos.

En concreto,  la intervención del representante del Partido Popular D. Pedro Ramón  Gómez de la Serna y Villacieros resultó muy crítica con la visión reflejada por el Colectivo “Ciudadano Cuentas Claras” y terminó cayendo desde mi punto de vista en una actitud amenazante y soberbia cuando defendía la actuación de los políticos y vino a decir al parecido a lo siguiente: "frente a la democracia, todos sabemos cual es la alternativa".

Este comentario con tono amenazante fue justo después de la siguiente frase que transcribo literalmente: “Parte esencial de la cultura democrática es respetar a quien ejerce la representación política de los ciudadanos, y cuando se pierde ese respeto se acaba siempre mal, y no quiero poner ningún tipo de ejemplo ni dramatizar nada, pero es esencial en un sistema democrático el respeto a los representantes de la sociedad.”

Como se ve la parte de la intervención que se ha eliminado tanto en las imágenes, como en el Acta definitiva no tenía más transcendencia que mostrar la actitud soberbia y amenazante del Sr. Gómez de la Serna.

También es cierto, que estábamos muy cerca de la elecciones europeas y un video en YouTube mostrando este tipo de actitud probablemente no hubiera ayudado a mejor la imagen pública del Partido Popular, pero en cualquier caso no hubiera pasado más allá de una mera anécdota.

Cuando al día siguiente volví a revisar las intervenciones de Miguel Ongíl y la respuesta del Sr. Gómez de la Serna para realizar un artículo sobre la intervención del Colectivo “Cuentas Claras” en la Comisión Constitucional e incluir el vídeo del momento donde el representante Popular usaba un tono amenazante, mi sorpresa fue mayúscula al repasar tanto el Acta provisional de la Sesión, como el vídeo completo de la emisión en diferido y el parcial de la intervención del Sr. Gómez de la Serna esas frases amenazantes habían desaparecido.

Para confirmar que el Sr. Gómez de la Serna había usado una frase similar a "frente a la democracia, todos sabemos cual es la alternativa" me puse en contacto con Miguel Ongíl que recordaba perfectamente ese momento.

Con el fin de reconfirmar la existencia del momento contacte vía correo electrónico con dos diputados asistentes a la Comisión que fueron el Sr Larreina Valderrama del grupo Mixto y que nunca contestó a mi correo y con Sixto Iglesias del Grupo Izquierda Plural que me confirmó nuevamente que recordaba perfectamente ese momento de la intervención del representante del Partido Popular y que me instaba a esperar al Acta definitiva por si se hubiera corregido el error.

Tengo que decir que en el Acta definitiva y publicada En  Diario de Sesiones del Congreso de Diputados, Comisiones, no se ha realizado ninguna rectificación y por lo tanto puedo afirmar que tras haber visto y escuchado la emisión en directo de la Comisión Constitucional de 28 de abril de 2014, las imágenes de la misma en su emisión en diferido han sido editadas y se ha eliminado una parte del contenido de la intervención del Sr Gómez de la Serna.

Que en referencia al Acta definitiva al igual que ha sucedido con las imágenes en diferido, se ha eliminado una parte de la intervención del Sr Gómez de la Serna.

La sesión fue taquigrafiada detalladamente por el cuerpo de taquígraf@s del Congreso de los Diputados.
Si bien lo editado de las imágenes y lo eliminado del texto del Acta definitiva es al irrelevante, lo que no es irrelevante es que se hay realizado con absoluta tranquilidad esta manipulación. 

Por desgracia asistimos a una degradación aparentemente irreversible de los mecanismos de control democrático   que permiten la modificación de un Acta que debería ser literal e inalterable para que cumpla con su objetivo fundamental y que es permitir el acceso a los ciudadanos  al conocimiento de lo que sucede en la institución sobre la que descansa de manera representativa la soberanía popular.

Como ya he dicho al principio del artículo, esta manipulación de la información es un síntoma del descontrol existente en las instituciones que representan a los ciudadanos y una muestra de como “alguien” actúa a modo de censura previa decidiendo que es lo que podemos saber los ciudadanos y que es lo que hay que eliminar, porque perjudica a otro “alguien”.

Sin lugar a dudas, esta manipulación de un Acta Oficial de una de las Comisiones más importantes del Congreso de los Diputados debe investigarse para saber quién o quienes han sido los responsables de dicha manipulación y además, investigar si este tipo de manipulaciones son una práctica frecuente  dentro de la actividad del Congreso de los Diputados.

Parece una broma del destino que precisamente en la Comisión donde se estaba hablando de regeneración democrática y de lucha contra la corrupción, a la que no asistió ningún periodista y de manera absolutamente casual un ciudadano cualquiera se diera cuenta de una manipulación sobre un contenido poco relevante y que además lo denuncie públicamente.

Sé que esto es “un brindis al sol” y que no transcenderá a la opinión pública, pero al menos, tengo que intentarlo  y denunciarlo. Si quiero que este país sea una democracia tendré que empezar por mí mismo concienciándome sobre la realidad, exigiendo una regeneración y denunciando todas aquellas situaciones que sean irregulares e injustas.
 
Top