Negociadores jefe del Tratado Transatlántico de Comercio  e Inversiones entre la Unión Europea y Estados Unidos

Siete Ministros, un Viceministro  y el Secretario de Comercio de España firman y publican en el “Financial Times” un manifestó de apoyo al Tratado Transatlántico de Comercio  e Inversiones entre la Unión Europea y Estados Unidos que titulan “Ahora más importante que nunca mantener los ojos fijos en el premio TTIP

Sé que prometí concentrarme en preparar de manera exhaustiva una serie de artículos refutando las argumentaciones sobre los benéficos resultados a nivel macroeconómico de la firma del  Tratado Transatlántico de Comercio  e Inversiones, pero no he podido evitar escribir un breve comentario al manifiesto colectivo publicado en el Financial Times por estas nueve preclaras mentes de la economía europea.

Para empezar, lo que me llama la atención es el título del comunicado de apoyo a la reunión que en estos momentos están teniendo en Washington el Secretario de Comercio de Estados Unidos y el jefe negociador de la Unión Europea para el Tratado. El título de marras es “Ahora más importante que nunca mantener los ojos fijos en el premio TTIP”.

En un primer momento, no sabía se era un artículo dedicado al déficit de atención en la educación europea o simplemente estas preclaras mentes habían decidido aplicar la estrategia del burro y la zanahoria. Efectivamente, no era la primera impresión, sino la segunda.

Intentando mantener la calma cuando leía los ocho párrafos que componen el comunicado, por cierto, para haberlo firmado tanto Ministro de Economía y Comercio, me pareció un poco corto de texto y en el que no se da ni un solo dato económico.

Además está lleno de generalidades cuando se refiere a los beneficios para los consumidores, inversores, ecologistas, etc,  sin hacer mención a alguno de estos supuestos beneficios.

También hablan de transparencia o más en concreto “de la mayor transparencia posible”. A ver si me pueden explicar su concepto de transparencia ya que la definición de trasparente según el diccionario dela Real Academia se define como: Claro, evidente, que se comprende sin duda ni ambigüedad. Claro, evidente, que se comprende sin duda ni ambigüedad.

El carácter secreto de las negociaciones y la absoluta imposibilidad de acceder a  los documentos originales de la negociación del  Tratado Transatlántico de Comercio  e Inversiones parece contradecir esta la definición anterior y asemejarse más a otra acepción de trasparente que se define como: Que se deja adivinar o vislumbrar sin declararse o manifestarse.

Pero no sólo conformes con alabar vaguedades y remarcar los supuestos beneficios para los ciudadanos, el medio ambiente, la pequeña y mediana empresa, afirman que los aranceles suponen un obstáculo en el comercio entre Europa. Señores, voy a transcribir lo que ya publique en un artículo anterior titulado “Comenzando a refutar los datos macroeconómicos deformados por la Comisión Europea en defensa de la firma del Tratado Transatlántico” sobre la falsedad de considerar los aranceles como un obstáculo Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, incluido el efecto de disminución de ingresos en las cuentas públicas tan  importantes por su carácter redistribuido de la riqueza entre las capas más débiles de la sociedad:

Las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea se desarrollan mediante acuerdo PTAs, Prefrencial Trade Agreements, lo que supone que las barreras comerciales  entre ambos son mínimas.

El hecho de que ya existan unas barreras mínimas, supone que la mejora en los costes comerciales por causa de los aranceles son irrelevantes y están en un entorno del 3,5%. 

Distribución de los costes de exportación incluidos los aranceles TTIP


A la hora de explicar el impacto de los aranceles en la competitividad del comercio entre la zona Euro y Estados Unidos, se olvidan de añadir  algunos pequeños detalles que determinan el verdadero coste comercial de un producto a la hora de exportar y que son bastante más relevantes que los aranceles, como son los costes fijos y de gran peso independientes de las barreras comerciales, que son el transporta y la divisa. El peso de estos dos costes, supera el  35% del coste comercial y se produce antes de la llegada del  producto a frontera.

Una vez refrescados alguno concepto de primero de Económicas a tan altos funcionarios quisiera pedirles una sola cosa, NO ME TRATEN COMO A UN IDIOTA. Aunque parezca un hecho extraordinario, los ciudadanos europeos somos capaces de pensar de manera autónoma y no necesitamos que se nos diga como a los burros que nos centremos en el premio y que lo demás es irrelevante, porque al igual que el burro con la zanahoria atada al palo, por mucho que el burro intente alcanzarla, nuca lo conseguirá y es insultante  que los supuestos representantes de la soberanía ciudadana nos insulten de esa manera.

Un último asunto, la participación del Secretario de Comercio de España como firmante del manifiesto muestra, como ya dijimos, en el artículo titulado “Introducción a lo que no nos quieren contar del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones entre la Unión Europea y Estados Unidos” que el gobierno de España ha comenzado una campaña de apoyo al Tratado Transatlántico de Comercio  e Inversiones. Aunque por alguna razón que desconozco parece que el día de la firma no estaba el Ministro de Economía de Guindos y parece que pensaron quienes elaboraron el documento que también les valía para una urgencia el Secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz Ponce.

PD: Este manifiesto es parte de la estrategia de comunicación para la aprobación del Tratado Transatlántico de Comercio  e Inversiones y las acciones proactivas para anular cualquier información negativa tal y como sucedió el mismo día con un artículo publicado en el “Financial Times” y titulado “No hay tiempo que perder en el comercio transatlántico (No time to waste on transatlantic trade)”  

Os dejo la traducción al castellano del Manifiesto y detrás el texto original: 

Más importante que nunca mantener los ojos en el premio del TTIP

Por la Sra. Ewa Björling, el Sr. Richard Bruton y otros.

La reunión de alto nivel entre la Comisión Europea y el Representante de Comercio de EE.UU. en el Comercio y la Inversión de Asociación Transatlántica (TTIP), que comienza hoy, marca el cambio de amplias discusiones hacia una fase intensiva y concreta de las negociaciones. Es más importante que nunca que ahora mantenemos nuestros ojos en el premio. Ni la UE ni los EE.UU. pueden darse el lujo de perder de vista el panorama general y la importancia estratégica de la TTIP.

Las conversaciones sobre el TTIP proporcionan una oportunidad histórica esencial para las dos economías más grandes del mundo - la UE y los EE.UU. - para promover su relación. Con este fin, las negociaciones deben ser lo más completos posible.

Los aranceles que todavía son un obstáculo para el comercio transatlántico deben ser eliminadas, frente a los obstáculos reglamentarios innecesarios generarán una parte sustancial de los beneficios que esperamos de este acuerdo, especialmente para nuestras pequeñas y medianas empresas.

La UE y los EE.UU. deben abrir el mercado transatlántico, basado en los estándares que nos hemos fijado en las áreas de medio ambiente, trabajo, seguridad y salud. Dicho esto, las negociaciones serán amplias y complejas, que requerirá un gran espíritu constructivo y flexibilidad de ambas partes para llegar a un acuerdo de asociación equilibrado, para el beneficio mutuo sostenible ya largo plazo. En esto somos conscientes de los beneficios a las y los intereses de los exportadores, los trabajadores, los consumidores, los inversionistas, agricultores, empresarios y ambientalistas de ambos lados del Atlántico y más amplia lejos.

Es sobre todo por salvaguardar el multilateralismo que podemos promover la internacionalización a nivel mundial. El TTIP debe ser plenamente coherente con las normas y las iniciativas de la OMC. En esto, también creo que las negociaciones tendrán un impacto positivo en todo el sistema de comercio mundial.

Es importante destacar que varios socios comerciales de la UE y de Estados Unidos han expresado su interés en la TTIP. Los estudios muestran que los efectos económicos positivos irán más allá de las economías de la UE y de Estados Unidos. Vamos a trabajar con entusiasmo para que esto sea un acuerdo incluyente.

También vamos a tratar de hacer el proceso lo más transparente y más abierto posible. Por lo tanto, nuestras actividades de difusión incluirán todos los sectores de la sociedad: el sector empresarial, los sindicatos, las organizaciones de consumidores y medioambientales y otros grupos de interés.

Es nuestra firme convicción de que el TTIP será capaz de desbloquear el comercio total y el potencial de inversión entre la UE y los EE.UU. Esto fortalecerá nuestra competitividad, crear empleo y estimular el crecimiento. Juntos vamos a trabajar intensamente para lograr el éxito.

Ewa Björling, Ministro de Comercio, Suecia

Richard Bruton, Ministro de Empleo, Empresa e Innovación, Irlanda

Carlo Calenda, Vice Ministro de Comercio, Italia

Ene Mládek, Ministro de Industria y Comercio de la República Checa

Jaime García-Legaz Ponce, Secretario de Estado de Comercio, España

Mogens Jensen, Ministro de Comercio y Cooperación para el Desarrollo, Dinamarca

Ian Livingston, Ministro de Estado de Comercio e Inversiones, Reino Unido

Lilianne Ploumen, Ministro de Comercio Exterior y Cooperación para el Desarrollo, Países Bajos, Holanda.

Alexander Stubb, ministro de Asuntos Europeos y Comercio Exterior, Finlandia

Texto original

More important than ever to keep eyes on TTIP prize

From Ms Ewa Björling, Mr Richard Bruton and others.

Sir, The high-level meeting between the EU Commission and the US Trade Representative on the Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP), which begins today, marks the shift from broad discussions toward an intensive and concrete phase of negotiations. It is more important than ever that we now keep our eyes on the prize. Neither the EU nor the US can afford to lose sight of the bigger picture and the strategic importance of the TTIP.

Talks on the TTIP provide a historic opportunity essential for the world's two largest economies – the EU and the US – to further their relationship. To this end, the negotiations should be as comprehensive as possible.

Tariffs that are still an obstacle to transatlantic trade must be eliminated. And addressing unnecessary regulatory barriers will generate a substantial part of the benefits that we expect from the agreement, especially for our small and medium-sized enterprises.

The EU and the US should open up the transatlantic market, building on the standards we have set in the areas of environment, labour, security and health. That said, the negotiations will be broad and complex, which will require great constructiveness and flexibility on both sides to reach a balanced partnership agreement, for mutual and long-term sustainable benefit. In this we are aware of the benefits to and interests of exporters, workers, consumers, investors, farmers, entrepreneurs and environmentalists on both sides of the Atlantic and wider afield.

It is primarily by safeguarding multilateralism that we can promote internationalisation globally. The TTIP must be fully consistent with WTO rules and initiatives. In this we also believe the negotiations will have a positive impact on the entire world trade system.

Importantly, several EU and US trade partners have expressed interest in the TTIP. Studies show that the positive economic effects will go beyond the EU and US economies. We will work wholeheartedly for this to be an inclusive agreement.

We will also strive to make the process as transparent and open as possible. Our outreach activities will therefore involve all sections of society: the business sector, trade unions, consumer and environmental organisations and other stakeholders.

It is our firm belief that the TTIP will be able to unlock the full trade and investment potential between the EU and the US. This will strengthen our competitiveness, create jobs and spur growth. Together we will work intensively to achieve success.

Ewa Björling, Minister for Trade, Sweden
Richard Bruton, Minister for Jobs, Enterprise and Innovation, Ireland
Carlo Calenda, Vice Minister for Trade, Italy
Jan Mládek, Minister of Industry and Trade, Czech Republic
Jaime García-Legaz Ponce, Secretary of State for Trade, Spain
Mogens Jensen, Minister for Trade and Development Cooperation, Denmark
Ian Livingston, Minister of State for Trade and Investment, UK
Lilianne Ploumen, Minister for Foreign Trade and Development Cooperation, The Netherlands
Alexander Stubb, Minister for European Affairs and Foreign Trade, Finland
 
Top