Los mercados financieros asiáticos han encadenado dos día consecutivos de pérdidas como hace tiempo que o sucedía, el lunes sufrió unas pérdidas medias del 1% y hoy martes han cerrado con una bajada media del 1,4% por lo que haciendo una simple suma, el conjunto de mercados han perdido una media del 2,4%. Es cierto que en cierta medida estas bajadas son fruto de una toma de beneficios, pero también está influyen otros factores como una visión de la economía local y mundial negativa, junto al aumento de la eversión al riesgo.

Otro elemento que considero importante en estos momentos es la visión más clara de los mercados sin tres muros que los distorsionaban, Grecia, subasta del BCE y crecimiento real de China.

El primero ha sido el segundo recate de Grecia que parecía que podría minimizar la crisis de la deuda soberana europea, pero en realidad lo que ha hecho es mostrarnos un panorama poco esperanzador de la economía Europea con Grecia a punto de aplicar la cláusula colectiva al conseguir menos del 50% de canje voluntaria del PSI y con la aplicación de la misma se dará un evento de crédito y el tan temido default.

Tampoco debemos olvidar el déficit de España del 8,5% o la crítica situación de Portugal.

El segundo obstáculo de visión ha sido la subasta a tres años sin límite del BCE que parecía que iba a aportar el tan necesario crédito a las empresas y particulares además de proporcionar la liquidez necesaria a los bancos europeos.

Finalmente lo que se ha producido es un enrocamiento de los bancos, manteniendo cerrado el crédito y dirigiendo el dinero obtenido del BCE a sus propias necesidades y el resto utilizado en el carry trade.

En conclusión, la estrategia de los bancos europeos se parece a la parábola de los talentos del evangelio cristiano. Los bancos han actuado como como el que recibió un talento y lo escondió por miedo a perderlo.
Al igual que la parábola, al final al amo castigó al criado por no saber gestionar el talento que se le dio y en el caso de los bancos, su conservadurismo les llevará a sufrir pérdidas importantes en el corto plazo y supondrá no sólo un castigo para los bancos, sino para la economía europea en general.

El tercer obstáculo, ha sido que China iba a mantener niveles de crecimiento del 8,5% cuando las señales indicaban que el rango de crecimiento para este año ronda 7%/7,5%, por cierto estos niveles hace tiempo mantenido desde estas líneas, pero ha tenido que decirlo Wen Jibao en la asamblea celebrada en Beijín estos días para confirmar estas cifras. A pesar de esta declaración que reconoce la posibilidad de un menor crecimiento del gigante asiático, sigue habiendo analistas que consideran que el 7,5% será el suelo del crecimiento manteniendo esperanzas sobre los niveles del 8%.

Por mercados, el Hang Seng se ha dejado en esta jornada un  -2,16% (-1,4%), el Nikkei un -0,56% (-0,8%) y el Shanghái Composite un -1,64% (-0,64%). A esta corriente vendedora también se han unido el Kospi -0,78% (-0,9%) y el ASX -1,37% (-0,24%).

Después de esta primera y rápida exposición intentaré un análisis más pormenorizado.Empezare por Europa, una vez aprobado el segundo rescate griego parece haberse abierto la caja de Pandora y no sólo no ha conseguido contener la crisis de la deuda soberana europea, sino que parece haber aumentado  un escalón más. En estos momentos Grecia no ha sido capaz de conseguir el mínimo de inversores privados dispuestos al canje voluntario de bonos, sino que se va a ver obligada a usar la cláusula colectiva para obligar a los deudores a aceptar los nuevos bonos. Esto supone una declaración de default por impago, que precisamente era una de las razones para aprobar el segundo recate, primer fracaso del plan europeo.

Este default conllevará desconfianza y hará que se tambalee  la credibilidad de los CDS ante una posible respuesta negativa a establecer un evento de crédito de la ISDA.


Rebajará la deuda griega al último escalafón de calificación de las agencias de rating y hundirá aún más la economía Griega.

La última consecuencia será la salida de Grecia del euro y en este punto será importante las medidas que tome la Unión Europea, pues en sus manos esta propiciar una salida ordenada con los menores cotes posibles, o desordenada con unos costes según la IIF de €1B, además de poner en peligro de contagio España, Italia, Portugal e Irlanda y provocar una recesión mundial más profunda.

También me gustaría destacar el fracaso absoluto de la subasta del BCE que no ha servido más que para llenar los bancos de dinero y aumentar los depósitos de los bancos en propio Banco Central.

Depósitos de Bancos Europeos en el BCE
Este festín de liquidez a los bancos europeos ha demostrado que este tipo de medidas resultan absolutamente ineficaces y estoy seguro que el resto de Bancos Centrales habrán tomado buena nota para no caer en el mismo error.

De hecho la Banco Central de China ha implementado otra modalidad de liquidez bancaria reduciendo los depósitos de garantía y también ha resultado un fracaso ya que no ha mejorado ni la liquidez, ni el mercado del crédito chino. Aunque también es cierto que jugado esta baza con las propias reservas de los bancos y no con las del Banco Central de China.

El siguiente elemento a analizar es el reconocimiento por parte de China de una rebaja en el objetivo de crecimiento del PIB desde el 8% al 7,5%. Este reconocimiento no es más que un adelanto de lo que va a suceder a lo largo del año 2012. China se enfrenta a una disminución del crecimiento debido a su política basada en las exportaciones y en un sistema financiero rígido, pero a diferencia de Europa, Cina posee más mecanismos para hacer frente a las consecuencias de la actual crisis mundial aunque no quedará indemne del todo.

China se ha centrado en el control de la inflación sacrificando el sector inmobiliario para conseguir un amplio margen en las medidas de estimulación económicas. Estas medidas, en muchos casos silenciosas como la internacionalización de yuan, permitirán una reducción de costes financieros en sus transacciones internacionales y reducirán su exposición a las divisas financieras internacionales como el dólar, el euro, reforzando su posición internacional en el mercado.

Otro elemento interesante es la relajación sobre los requisitos de los bancos extranjeros en el uso del yuan y la posibilidad de abrir sucursales minoristas utilizando el yuan como hemos como hemos sabido del acuerdo entre un banco australiano y el gobierno chino estos días atrás.

El gobierno chino ha actuado de manera inteligente al controlar la especulación inmobiliaria y los alimentos frescos con el fin de conseguir una inflación que este año pueda rondar el 4%. Este nivel de inflación le permitirá usar sin problemas el margen que tiene hasta el 3% para endeudarse desde el actual 1%, además de reconducir las deudas de los gobiernos locales junto a sus pérdidas por crédito incobrables. Es cierto que esta política hará caer a un buen número de empresas inmobiliarias, pero a cambio de esto   el mercado se limpiará. También es cierto, que el gobierno chino tiene que jugar entre dos aguas, por un lado control de los precios de las viviendas y por otro lado no provocar un descalabro total que haga que la burbuja inmobiliaria salte. De momento lo está haciendo correctamente  pues inyecta la liquidez suficiente para que el mercado del crédito continúe en funcionamiento, pero que a su vez no haya un exceso que permita un nuevo relanzamiento de los precios de la vivienda.

En este análisis de la situación global no quisiera dejar de hablar de Australia. Hoy hemos conocido que el RBA ha mantenido los tipos de interés, esta media encaminada a contener la inflación según la propia institución, parece apuntar en realidad a un intento de tener margen suficiente para intentar hacer frente a las consecuencias de la disminución del crecimiento de China y su consecuente repercusión sobre la minería australiana que en estos momentos es el sector que permite mantener en zona de crecimiento al país.

La minería y las empresas anexas suponen un 20% del PIB de Australia y ha permitido a este país absorber las pérdidas de empleo en el sector manufacturero y turístico, pero esta situación puede cambiar si su principal comprador China sigue disminuyendo su crecimiento. Resulta evidente que ya se habían percibido señales, pero gracias a las limitaciones impuestas por la India a la exportación de minerales, Australia consiguió mantener y mejorar sus exportaciones a China, pero en este momento ya es un hecho que el sector inmobiliario chino disminuye al igual que la necesidad de minerales procedentes de Australia y la pregunta es ¿está preparada la economía australiana para absorber esta disminución de su sector estrella? En principio no lo creo, aunque habrá que esperar acontecimientos y tendremos que conocer las cifras reales de la repercusión de la disminución en el crecimiento de China en Australia.

Por último hacerme eco de dos noticas, la primera es la disminución de la inflación en India que muestra la debilidad del crecimiento del país, y aunque esto resulta evidente para todos los analistas, el RBI se empecina en su política de contención y en la exigencia de la reducción del déficit para comenzar una bajada de tipos.

En mi opinión personal, al final el RBI actuará tarde y mal, haciendo ineficaces las bajas de tipos. Esto me hace pensar que el RBI debe haberse contagiado de la ineficacia europea a la hora de la toma de decisiones.

La segunda noticia y esta en sentido positivo es la continuación por parte del BOJ de la recompra de activos con el fin de impulsar la economía japonesa y seguir luchando contra la deflación. Una  de las consecuencias de esta política más activa por parte del BOJ ha sido el debilitamiento del yen que ha permitido una leve mejora de la economía japonesa.

UDS/JPY


 
Top