Inversión extranjera en China
Al contrario de lo que sucedió en la jornada del miércoles  donde el mercado financiero continental chino fue la nota discordante a la baja frente al resto de mercados financieros que cerraron con ganancias. En el cierre de hoy jueves la excepción proviene del mercado financiero japonés que parece haberse aislado de los factores negativos que ha provocado una bajada generalizada de los mercados financieros asiáticos. La bajada media del conjunto de mercados ha sido de un -0,2%.

Por comenzar en el lado positivo, el Nikkei avanzó con menos fuerza que la jornada anterior, pero consiguió cerrar con ganancias del 0,68%. A esta subida se unión el Hang Seng con un cierre plano, pero en positivo 0,2% tras una sesión muy volátil.

Mientras esto ocurría en Japón y en Hong Kong, el Shanghái Composite después de la fuerte caída del día anterior volvió a cerrar en negativo dejándose un -0,73%, pero no fue el único ya que el Sensex se dejó -1,4%. En menor medida el resto de mercados se unieron a las bajadas y el ASX cerró con pérdidas del 0,22%, el Kospí plano con -0,07%.

Los últimos cierres de los mercados financieros no anuncian un cambio de tendencia como algunos habían afirmado, sino que nos muestran que la tendencia será lateral dándose por igual subidas que bajadas.

Como ya dije en un anterior análisis mantengo que estamos  en una crisis con  forma de escalera y el movimientos lateral que veremos en las próximas semanas no es más que el preámbulo de una nueva fase de bajada en una mayor profundización y estadio de la actual crisis que entrará en una nueva fase.

Si observamos de manera objetiva la realidad actual, podremos comprobar que no sólo no se han arreglado adecuadamente los problemas que se generaron en el verano del 2.011, sino que el panorama general es peor que en aquellas fechas. Sin ir más lejos, China motor del crecimiento mundial en medio de la crisis y que mostraba crecimientos de dos dígitos, en estos momentos se platea un crecimiento del 7,5%.

Grecia, que si bien estaba herida en las cuentas públicas aún mantenía niveles aceptables de empleo. Hoy en día parece competir con España en estar a la cabeza del desempleo y el tan manido crédito sigue contrayéndose después de haber conseguido un canje de la deuda privada del 93%. En concreto el crédito se ha contraído un -2,1% pero resulta curioso que al analizar más en profundidad la cifra, el crédito a las familias se contrajo un -3,3% y a las empresas un 3,1%, mientras que el crédito gubernamental ha aumentado un 1,8%.

Mi conclusión es que los políticos griegos piden sacrificios a la población mientras que ellos continúan gastando sin problemas.

Pero este ejemplo no sólo se da en Europa, sino veamos el caso de la India. La India prevé crecer un  7,6%, mantiene una inflación de casi el 7% (6,95%) y el gobierno en su esfuerzo por moderar el gasto ha gastado de enero a abril el 5% cuando el objetivo para todo el año era del 4,75% y al mismo tiempo se queja de la falta de ingresos fiscales.

A esta combinación de elementos se une la postura del RBI que mantiene altos los tipos de interés apoyándose en el alto nivel de inflación y en el descontrol del gasto público.

Como se puede ver la India tampoco es un ejemplo de crecimiento, más aún es un caso de circulo vicioso sonde el gobierno intenta ingresar más y por ello aumenta los impuestos y la presión fiscal, por otro el RBI intenta contener la inflación cortando el crédito y en medio las empresas que por un lado ven aumentar sus costes fiscales y por otro no consiguen la necesaria financiación.

Sobre la población no merece la pena ni hacer mención ya que su situación empeora por momentos.
Estados Unidos mejora en las cifras de empleo, pero ve amenazar su lento crecimiento por la inflación.
Si alguien puede ver un mejor situación ahora que en el verano del 2011 que me lo diga.

A este nada halagüeño panorama se unen las declaraciones de en Jiabao sobre la contención  del crédito al sector inmobiliario para continuar su política de enfriamiento del dicho sector y su influencia sobre la inflación y para cumulo de males hoy hemos conocido que la inversión extrajera directa cae por cuarto mes consecutivo, reduciéndose un -0,9%.

La inversión extranjera es probable que siga cayendo, al igual que la producción de empresas extranjeras en China. Este último fenómeno viene dado por el aumento de los costes de producción y esto ha llevado a cambiar la política de algunas empresas que vuelven a optar por fabricar en origen con el fin de acercar la producción a su mercado natural y con unos costes similares o inferiores.

Los factores determinantes del aumento de costes son la subida de los salarios, el aumento del precio del transporte y la apreciación del yuan frente al dólar.

Sobre este fenómeno de la deslocalización de las empresas extranjeras de China ya tendremos más ocasiones para volver a tratarlo.

Continuando en China, hoy hemos conocido que el regulador bancario chino va a permitir a algunos grandes bancos reducir los requisitos de petición de crédito contra depósitos. Esta medida es coherente con la actual política del gobierno chino en cuanto al crédito “aprieta, pero no ahogues”. Desde mi punto de vista no es más que una medida irrelevante y de carácter psicológico, que envía un mensaje a los mercados “iremos abriendo el crédito justo para que todo siga funcionando·.

Por último y en positivo, la evolución del yen que sigue debilitándose frente al dólar, algunos analistas hablan que en el corto plazo podría llegar a los 90Y/dólar. Esta depreciación de la moneda japonesa va a ser el impulso necesario para la mejora de las exportaciones japonesas.

Se me olvidaba, habrá que estar vigilantes sobre el ASX si bien de momento no muestra problemas, pronto veremos la repercusión del enfriamiento del sector inmobiliario chino y la correspondiente disminución en las exportaciones de mineral de Autralia.
 
Top