Rescate Grecia

Tras un comienza de semana en el que los mercados financieros asiáticos cerraron con fuertes ganancias, en la jornada de hoy martes se ratifica la máxima de “comprar con el rumor y vender con la noticia”, este comportamiento ha hecho que el cierre del conjunto de mercados financieros asiáticos haya sido mixto y tanto los cierres en positivo, como en negativo hayan sido suaves influidos por una recogida parcial de beneficios.

Por mercados, el ASX ha sido uno de los que ha cerrado con mayores ganancias 0,83%, junto al Shanghái Composite 0,75%. También se ha unido a las ganancias el Hang Seng con un avance del 0,25%.

En el lado de las pérdidas el Nikkei con un retroceso del -0,20% lastrado curiosamente por las empresas exportadoras que en principio serían las más beneficiadas por el acuerdo de esta madrugada con Grecia y que debería desembocar en una relajación de la condiciones económicas de la Unión Europea. Al Nikkei se unió en el lado de las pérdidas el Kospi con un cierre plano del -0,02%.

Esta actitud pasiva de los mercados financieros asiáticos, parece haber contagiado a los mercados financieros europeos en los que la toma de beneficios parece que va a neutralizar las fuertes subidas del lunes.

Pero realmente que consecuencias tiene la firma del acuerdo de esta madrugada entre la Unión Europea y Grecia. Creo que pocas consecuencias positivas para el conjunto de la economía mundial. En primer lugar el acuerdo ha supuesto unas pérdidas `para el sector bancario europeo del 70%/75%, estas pérdidas habrá que añadirlas a la necesidad de financiación del conjunto de la banca europea que rondan los €600.000M, más los €107.000M que tienen que condonar. En conclusión el conjunto de la banca europea tiene unas necesidades mínimas de €707.000M.

El temor de los mercados a la prolongación de la crisis se hace evidente al observar la nula repercusión de la primera subasta a tres años del BCE para dotar de liquidez y crédito a los bancos. De hecho la mayoría de las entidades no han puesto en los mercados el dinero obtenido en la subasta. Más aun, mantengo que en esta segunda subasta trazaran una especie de rescate al modo griego y acumularan liquidez para los próximos para financiarse sin necesidad de acudir al mercado internacional durante los próximos tres años. Esto supondrá el estrangulamiento del crédito y de los mecanismos interbancarios que mantendrá a las empresas y a los ciudadanos sin financiación y como consecuencia de ello se verá afectado el crecimiento y el consumo interno.

En tercer lugar, los acuerdos firmados hoy sólo  benefician a los políticos, en el caso de Grecia porque les permite mantenerse en el juego si perder privilegios y en el caso de los países de la Unión Europea, porque han ganado tres años de tiempo.

En cuarto lugar, ha sido un rescate tardío y sin colaboración por parte de Grecia, esto ha desencadenado una peor situación macroeconómica que hace insuficiente los €130.000M y al menos se necesitaran otros €50.000M más. En definitiva, el rescate griego habrá costado al conjunto de la Troika €290.000M en el mejor de los casos.

Estoy completamente de acuerdo con el Instituto IFO alemán que califica de “una pérdida de tiempo”  y que sólo la salida del euro y la depreciación del dracma permitiría a Grecia recuperar la competitividad necesaria para salir de la actual crisis. Y recomienda la los políticos de la Unión Europea destinar los recursos financieros a permitir una salida menos dramática de Grecia  del Euro.

Esta visión de IFO la he mantenido desde estas líneas desde hace tiempo y me parece la única solución para la recuperación de Grecia y de su economía al mismo tiempo que evitaría una recesión conjunto de los países de la Unión Europea.

Como quinto punto y no por ello inferior en importancia a los anteriores, el acuerdo se ha rubricado por políticos griego que como mínimo tienen una legitimidad relativa. Porque digo esto, simplemente porque nadie ha tenido en cuenta a los ciudadanos griegos y de momento hasta que se cambie el sistema político, la democracia se basa en que el poder soberano reside en el pueblo y en este caso, los principales actores de esta tragedia, los ciudadanos griegos no han sido tenidos en cuenta. Esta omisión consciente tendrá consecuencias en el corto plazo en Grecia y por contagio en el resto de Europa.

Y el sexto y último punto en lo referente a Europa, reseñar algo sobre lo que no se ha incidido suficientemente, ¿Grecia cumplirá los acuerdos firmados? Lo que es seguro, es que hasta el 20 de marzo, Grecia hará lo que sea necesario para que la Unión Europea entregue lo €14.500M que vencen de deuda, pero la incógnita se abre después del 20 de marzo, hasta el momento Grecia jamás ha cumplido lo que ha firmado y no hay ningún signo que indique que vaya a cambiar de actitud por lo que es posible concluir que el acuerdo firmado en la madrugada de hoy posiblemente engrose el montón de papel mojado de acuerdos entre Grecia y la Unión Europea.

Creo que en la jornada de hoy era necesario hablar de Europa, esto nos permitirá entender mejor los futuros movimientos de los mercados financieros y sus reacciones sobre los datos macroeconómicos.

En lo que se refiere a los asuntos locales de Asia, si bien han quedado en un segundo plano no por ello voy a dejar de lo más llamativo y comenzaré por la subida del IPC en India que fue de un 7,65% en el cómputo anual impulsado por los productos lácteos. Este nivel de inflación que posiblemente sirva para justificar la política conservadora del RBI sobre los tipos de interés, en realidad sólo es una consecuencia de la falta de estimulación del consumo interno y de la disminución del crecimiento a cifras del 6,5%. El gobierno indio parece no terminar de comprender la necesidad de una diminución de los tipos de interés con el fin de estimular el consumo interno y dotar a las empresas del crédito necesario que les permita ser más competitivas.

En cuanto a Japón ayer se conoció el dato de la balanza comercial en negativo, con una fuerte disminución de las exportaciones y un aumento de las importaciones. Este aumento del déficit no está sólo determinado por el deterior de las exportaciones japonesas, sino que el aumento de las importaciones de petróleo como consecuencia del accidente nuclear de Fukushima que ha determinado que la mayoría de las centrales nucleares del país estén en estos momentos paradas.

Por último comentar la ya esperada disminución del coeficiente de reserva en 0,5 de los bancos en China. Esta medida aumentará la liquidez de los mercados, aunque no parece que este aumento terminé siendo relevante para el mercado del crédito. Esta conclusión no viene de su  profundo estudio, sino de las consecuencias de la anterior disminución que no ha supuesto ni una mejora en el crédito, el cual continúa decreciendo. Y tampoco parece haber repercutido en los niveles de liquidez, tal y como pudimos ver en la disminución de la M1 y M2.

Los coeficientes que se exigen en estos momentos a los grandes bancos son del 20.5 y a los pequeños del 18.5.
 
Top