Mercados Financieros

Tras la fuerte subida del miércoles, los mercados financieros asiáticos han pasado al lado de las pérdidas bajando una media del 1,3%, esta bajada neutraliza la subida del día anterior aunque aún los mercados financieros asiáticos se mantienen en el lado de las ganancias durante el 2012.

Los mercados financieros asiáticos se unen al sentimiento de incertidumbre del resto de mercado internacionales y la falta de acuerdo sobre el rescate griego y un conjunto de malos datos macroeconómicos les han llevado nuevamente a los números rojos. En estos momentos los mercados financieros asiáticos siguen manteniendo una tendencia bajista aunque de manera puntual y sin suficiente continuidad se giran al lado de las ganancias.

Los mercado financieros  asiáticos tampoco se vieron apoyados por los respectivos cierres de Europa Y Estados Unidos, en este último mercado el Down Jones sufrió la mayor caída desde diciembre del año pasado perdiendo un -0,8%.

Por mercados, el ASX lideró las caídas con una pérdida del -1,68%, segudo por el Kospi con pérdidas del 1,38%. El Nikkei, Hang Seng y el Shanghái Composite sufrieron menores pérdidas, -0,24$, -0,41% y 0,42% respectivamente.

En la jornada del jueves pesó la incertidumbre sobre Grecia y los planes de la Unión Europea para retrasar parte de los fondos del  segundo plan de rescate. Este movimiento de la Unión Europea sólo aumenta la incertidumbre pues muestra la desconfianza de los líderes europeos sobre el cumplimiento de los compromisos adquiridos por parte del gobierno griego. Esto me lleva a pensar que la Unión Europea sólo liberará los fondos necesarios para evitar el default y que de nuevo retrasará la solución del problema griego.

Con este nuevo retraso no sólo se perjudica al conjunto de la economía mundial, sino que se retrasa una verdadera solución para la economía griega y disminuye la capacidad de de dicha economía para asumir sus responsabilidades.

He dicho en numerosas ocasiones que dicha solución pasa primero por la salida de Grecia del euro.

En segundo lugar en que la Unión Europea asuma el conjunto de la deuda griega denominada en euros y cuyos prestamistas este fuera de la zona euro.

En tercer lugar la Unión Europea deberá asumir la deuda de los prestamistas de la zona euro.

En cuarto lugar que Grecia asuma la deuda con los prestamistas griegos e implemente el cambio de la deuda denominada en euros a su antigua moneda.

En el primer caso los fondos se obtendrían del dinero destinado al segundo recate de Grecia, en el segundo caso del FMI, en el tercer caso mediante la emisión de Eurobonos avalados por el conjunto de los países de la zona euro y en el cuarto de la capacidad de generar una política sostenible por parte del gobierno griego.

Todas estas medidas deberían implementarse antes de que empore aún más la situación macroeconómica tanto de la zona euro como del conjunto de la economía mundial.

Otros factores que influyeron en las caídas de los mercados financieros asiáticos fueron el aumento de los precios de los minerales que perjudican a las exportaciones australianas y a un crecimiento basado en sus exportaciones. Esta bajada del precios de los minerales pesó más en el  ASX, que los datos de empleo que sorprendieron al mercado por encima de las expectativas.

El desempleo disminuyó hasta el 5,1% desde el anterior 5,2% , sorprendiendo a los analistas que esperaban una cifra del 5,3%. Aunque si bien el dato es bueno, como siempre la interpretación final no muestra una reducción en el desempleo sólida, sino más bien débil pues el resultado de sumar los empleos creados y destruidos nos da un avance de tan sólo 5.000 nuevos puestos.

A dos factores explicados anteriormente se une el constante fortalecimiento del dólar australiano que perjudica notablemente a la competitividad de su comercio exterior.

Otro dato que ha pasado algo más desapercibido   para los mercados financieros asiáticos es la disminución de la inversión extranjera en China del -0,3%. Si bien la disminución no es importante sí que parece marcar una tendencia a la baja ya que es el tercer mes consecutivo que disminuye la inversión extranjera directa. Este dato macroeconómico se une al conocido unos días atrás de la disminución de la masa monetaria y del crédito en China. Estos datos no son más que un aviso a los mercados que se avecinan tiempos aún más difíciles mientras no se solucionen los problemas que han creado la actual crisis que cada vez se acerca más a una recesión de carácter global.

Por el camino que lleva la jornada de hoy posiblemente asistamos a nuevas pérdidas, aunque más limitadas en la última jornada de la semana en los mercados financieros asiáticos.
 
Top